Saturday 25 de May de 2024
TURISMO | 09-09-2023 15:00

Misiones: 8 saltos inolvidables para visitar todo el año

Relevamos ocho caídas de agua misioneras que se encuentran en diferentes regiones de la provincia. Precios, servicios, actividades y datos a tener en cuenta para pasarla muy bien.
Ver galería de imágenes

Misiones es incomparable en cascadas y caídas de agua, numerosos arroyos que se precipitan corriente abajo entre abundante vegetación; y todo en conjunto, componiendo increíbles paisajes para disfrutar. A tal efecto, recorrimos los saltos de agua que se encuentran en la provincia, algunos más frecuentados y otros menos explorados; desde la costa del río Uruguay, pasando luego por la parte central misionera y, finalmente, aquellos que se encuentran cercanos a las riberas del Paraná. Distintos circuitos para recorrer en pleno contacto con la naturaleza y en compañía, sin duda, del más absoluto relax.
Por Ruta Provincial 5 se llega al Salto Paca, ubicado a tan sólo 3 kilómetros del poblado de Panambí sobre la ribera del río Uruguay. El complejo es de acceso gratuito se asienta en pleno monte misionero, y a través de las sendas peatonales se llega hasta los miradores desde donde se obtienen excelentes vistas de esta cascada de 47 metros de altura. Una escalera desciende al arroyo en medio de un entorno formado por rocas, paredones y espesa vegetación, sitio ideal para la práctica del rappel. “Paca debe su nombre a un roedor que habita en la selva –comenta Pedro, guía del lugar– y Panambí significa mariposa en guaraní”. Muy próximo se levanta el peñón de Mbororé, cerro y límite natural con Brasil, y lindero también el Puerto Sánchez con sus balnearios, campings y bajadas al río, óptimo para la pesca y el canotaje. Informes: Tel.: (03754) 492136 o sitio web.

Más hacia el centro 

Siguiendo por Ruta 5 y luego por la 103 aparece el Salto Berrondo, ubicado dentro del complejo homónimo distante 9 kilómetros de la ciudad de Oberá. El predio posee una magnífica arboleda, camping, lago artificial y pileta de natación. Una corta caminata lleva hasta el salto que cae desde unos 12 metros entre tupida flora donde se destacan ejemplares de guatambú, peteribí, canela blanca y negra, helechos y lianas; tapizando todo en perfecta selva nativa. El ingreso cuesta $ 400 (mayores) y $ 200 (menores de 6 a 12 años y jubilados), carpas $ 600 por día. Informes: Tel.: (03755) 421808/454100 o sitio web.

0907_saltos

Desde la cercana Ruta Nacional 14 el periplo por la zona central misionera continúa pasando por Aristóbulo del Valle para transitar unos 6 kilómetros por RP 7 hasta el Salto Encantado (foto arriba), una de las caídas de agua más impactantes de la provincia (se desprende desde 64 metros de altura en medio de una amplia abertura natural). Este magnífico atractivo forma parte del parque provincial que lleva su nombre, el que protege más de 13.000 hectáreas selváticas. El agua baja desde el arroyo Cuña Pirú, desplomándose por las antiquísimas paredes de basalto negro y lava volcánica pertenecientes al período Jurásico. Se puede descender hasta el pie de la cascada bajando 375 escalones y desde allí captar imponentes vistas. Es posible además, caminar por el sendero superior hasta los miradores desde donde se divisa un fantástico paisaje. “La idea es recorrer no sólo los senderos que llevan al Encantado –señala el guía Pablo aludiendo a un gran cartel del circuito– sino también a otros saltos cercanos y más pequeños como La Olla, Picaflor y Escondido”. En todo el trayecto se observan especies de la selva paranaense, tales como el guatambú, el cedro y la cañafistola. Hay zona de camping, piletones naturales en el río, murallones para la práctica de rappel, senderos de mountain bike, avistaje de aves, safari fotográfico, cabalgatas y travesías 4x4. En cuanto a las tarifas vigentes, la entrada para extranjeros es de $ 1.300, nacionales $ 1.000, jubilados y residentes misioneros $ 400, menores de 6 años, sin cargo. Informes: Tel.: (03755) 779747 o sitio web.

Uno de los más anchos 

Cerca de este salto, se encuentra el Cuña Pirú (“mujer flaca” en guaraní) ubicado sobre el arroyo homónimo, dentro del camping municipal de Ruiz de Montoya. A esta cascada se accede por RP 7 y luego por la 223 circulando unos 2 kilómetros. No tiene gran altura pero sí una importante anchura que alcanza los 25 metros. Debido a la escasa profundidad que presenta antes de la caída, se puede cruzar el arroyo caminando, para transformarse luego en un amplio balneario. La entrada general cuesta $ 1.000 y para residentes $ 800. El estacionamiento tiene un valor de $ 300 por vehículo y $ 1.000 diarios por carpa. Informes: Tel.: (03743) 495040 o sitio web.

0907_saltos

Llegando al corredor del río Paraná, por Ruta Nacional 12 aparecen los Saltos del Tabay (foto arriba) que caen desde 10 metros de altura y componen un formidable espectáculo. Están ubicados a sólo 4 kilómetros de la localidad de Jardín América y son alimentados por el arroyo de igual nombre, cuyo cauce se filtra entre piedras y desniveles formando cascadas de espuma y borbollones. El Parque Municipal Saltos del Tabay cuenta con un predio de 5 hectáreas dotado de un camping, dormis, proveeduría, restaurante y pileta natural del propio arroyo, metros antes de la gran cascada. La tupida selva paranaense rodea a estos saltos enclavados en un profundo cañadón con formidables vistas. El precio de ingreso es de $ 500, los dormis rondan en $ 1.000 diarios por persona y las carpas en $ 600. Informes: Tel.: (03743) 460101 o sitio web.

Con miradores dentro de la selva 

Siempre por RN 12 hacia el Norte, en el mojón 1.460 se encuentra el Parque Natural Salto Capioví (abajo) en un predio de 3 hectáreas y sitios para acampar con buena arboleda, mesas, bancos, parrillas y quincho. Angela, una de las encargadas, brinda una breve introducción antes de ir hacia la cascada. “El salto posee unos 20 metros de ancho y una caída de 7, formando una pileta natural. Surgió por las irregularidades de un terreno basáltico originado en el período precámbrico”. A medida que se desciende por la sinuosa senda se ve el salto a la derecha entre la nutrida vegetación. El arroyo Capioví, además, invita a recorrer su costa por un sendero de 600 metros que ingresa a la selva misionera; y desde los miradores se disfrutan muy buenas vistas. El ingreso al predio se establece en $ 500 para los visitantes, $ 400 para residentes y $ 800 la carpa. Informes: Tel.: (03743) 547207 o sitio web.

0907_saltos

Continuando el itinerario por la RN 12 hacia el Norte, a solo 7 kilómetros después del poblado de Garuhapé, sale el camino de 5 kilómetros que lleva hasta la Gruta India y el Salto Tres de Mayo (foto abajo), enclavados en un parque de 5 hectáreas en plena selva misionera. Cuenta con áreas de acampe, cabañas y miradores. Una senda lleva hasta este salto formado por dos cascadas que se precipitan desde unos 5 metros, formando una gran pileta natural. Sobre una de las márgenes del arroyo Tres de Mayo se encuentra una legendaria gruta de 120 m2 (40 m de frente por 30 de profundidad y 7,5 de altura). En la cueva se hallaron restos de objetos que fueron utilizados por civilizaciones que la habitaron hace 4.000 años. “Aún hoy continúan los estudios arqueológicos –manifiesta Ramón, encargado del lugar– ya que además se encontraron restos óseos humanos de aquella época, siendo los más antiguos de la región”. En referencia a los precios, el ingreso cuesta $ 500 (generales) y $ 300 (residentes), la carpa $ 1.500 diarios y las cabañas desde $ 6.800 para dos personas. Informes: Tel: (03743) 491126 o sitio web.

0907_saltos

Del otro lado 

Finalmente, cruzando la provincia de Oeste a Este por las rutas 11 y 13, el broche de oro aflora en la costa del río Uruguay. A la altura de El Soberbio sale el camino que conduce hacia uno de los atractivos más impresionantes de estas tierras litoraleñas: los Saltos del Moconá (foto abajo), ciertamente impactantes por donde se los mire. Moconá en guaraní significa “el que todo lo traga” y este colosal fenómeno natural conforma un cañón de 3 kilómetros de largo con caídas de agua que se desarrollan paralelas al río. El cauce del Uruguay se abre en dos brazos y, mientras uno acompaña el declive del terreno, el otro corre sobre una base rocosa que lo mantiene sobre el primero cada vez a mayor altitud, hasta que se juntan nuevamente formando una inmensa cascada de 5 a 12 metros de altura que mide 3.000 de largo aproximadamente. Estos saltos son producto de una prehistórica falla geológica que ocasionó un quiebre en el relieve del río. La altura de las vertientes varía según las lluvias o la apertura de las compuertas de las represas cercanas, con lo cual conviene averiguar antes de ir (web: mocona.misiones.tur.ar/informacion) porque a veces las caídas del agua se tornan inexistentes a raíz de la crecida del río.

0907_saltos

Todo este magnífico escenario está dentro del parque provincial Moconá, y junto a la reserva de biosfera Yabotí. Son reductos naturales ideales para la observación de aves, el trekking y las cabalgatas; mientras que en los propios saltos, el rafting con gomón, los paseos en lancha a motor, canoas de madera o en kayak le suman aventura y adrenalina a cada tramo de estas formidables cascadas. Dentro del parque, además, existen zonas de acampe, cabañas y lodges de primera categoría; y en cuanto a los precios, la entrada está en $ 1.000 (nacionales) y $ 1.300 (extranjeros), travesía embarcada $ 4.500 (nacionales) y $ 6.000 (extranjeros). Informes: Tel.: (03755) 495206 o sitio web.
Moconá es algo majestuoso, distinto, imponente para los visitantes. Una joyita más de esta riquísima geografía que encierra interminables paisajes para descubrir. Cada uno de estos circuitos se unen no sólo por las caídas de agua y el continuo entorno selvático, sino también por las variadas especies de flora, fauna y numerosas costumbres que pueblan estas tierras coloradas; sumando ruinas jesuiticas, yerbatales, piedras preciosas y las incomparables Cataratas del Iguazú, sin duda un ramillete de alternativas que invita a recorrer la provincia en plenitud.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcelo Ruggieri

Marcelo Ruggieri

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend