Sábado 24 de septiembre de 2022
TURISMO | 11-02-2022 07:00

Florianópolis: cuánto cuesta veranear en el paraíso brasileño elegido por los argentinos

Todavía quedan días de calor para aprovechar esta playa que, por estar cercana, se puede ir en auto desde la Argentina. Y la ventaja es que ya no es temporada alta allá.
Ver galería de imágenes

Florianópolis se encuentra al sur de Brasil y es la capital del Estado de Santa Catarina. Es uno de los destinos mas elegidos por los argentinos para vacacionar por sus cálidas playas y porque se puede llegar en auto. Otra opción para arribar es un vuelo de dos horas desde Ezeiza, en una low cost o por Aerolíneas Argentinas. 
Para entrar a territorio brasileño por vía aérea se exige el esquema de vacunación completo y la Declaración de Salud del Viajero.. En esta zona, la vacuna de la fiebre amarilla es opcional. 

0128_brasil

Para transportarte por la isla podés alquilar un auto, hay tres empresas que te lo entregan en el aeropuerto. En temporada alta un vehículo de tres filas para 10 días cuesta aproximadamente $ 70.000. También cuentan con un sistema de transporte público. Un dato curioso es que en la isla no hay peajes. La nafta en Brasil es muy cara comparada con los precios de nuestro país.

Los precios de la playa

Acostumbrados los argentinos al modelo balneario, una gran manera de ahorrar en este destino es llevar tu propia sombrilla y sillas, pues las playas son públicas y cualquiera puede llevar su equipo, pero también tenés la opción de alquilar. Una sombrilla con cuatro sillas este verano cuesta alrededor de $ 3.500 el día, aunque siempre existe la posibilidad de regatear el precio. Esta costumbre se ve mucho con los vendedores ambulantes que ofrecen una amplia variedad de productos en las playas, desde choclos hasta paseos en bote, en todos es posible conseguir una oferta. Posiblemente el primer día pagues un queijo por un precio y el ultimo día termines abonándolo menos de la mitad.

0209_florianopolis

Diciembre y enero son temporada alta para esta ciudad, principalmente porque para año nuevo hay mucho turismo interno y luego, en enero, se suma el resto de los turistas. Ya para febrero se encuentran precios más económicos incluso en pasajes de avión.
Comer un choclo en la playa cuesta aproximadamente $ 300 y un queso caliente $ 250. Para combatir el calor hay una amplia oferta de bebidas con alcohol y sin: una cerveza se puede conseguir desde las 9 de la mañana y vale $ 500, un jugo de variedad de frutas frescas cuesta lo mismo y uno con alcohol ya alcanza los $ 1.000.  En la playa podés almorzar por $ 750 un pasteis (especie de empanada frita del doble de tamaño que una clásica argentina) y una gaseosa.

Menos argentinos en Florianópolis

Aunque éste es uno de los destinos preferidos de los argentinos, este año bajó mucho la demanda y los dueños de los hospedajes explican que fue por el Pre Viaje, que hizo que muchos argentinos reservaran aquí y luego decidieran vacacionar en un lugar nacional por el beneficio de esta propuesta del Ministerio de Turismo. De todos modos, en los lugares turísticos había muchos autos argentinos.

0128_brasil

La isla tiene varias facetas, pero todas son muy agradables: está el centro donde hay más locales, oficinas, shoppings y luego vecindarios como Jureré, cuya playa está muy cerca y es un barrio de lujo. Aquí hay mansiones que pertenecen a grandes empresarios de San Pablo y futbolistas, entre otras personas de relevancia. Algunas de estas grandes casas cuentan con sus propios helipuertos, por eso se suelen ver helicópteros sobrevolando la zona. Salir a comer una pizza para 4 personas en este lujoso vecindario cuesta $ 8.000 con bebida sin alcohol e incluyendo la propina. Los restaurantes en Florianópolis la tienen incluida al final de la cuenta, es decir que te la cobran directamente. Si vas a visitar este destino, es importante tener en cuenta que los restaurantes cierran temprano y todo arranca muy temprano por la mañana. 
Algunas de las playas más recomendadas son Lagoinha do Leste, Joaquina (especial para hacer sandboard), de Jureré y Cachoeira Bom Jesus.
Si bien no exigen más PCR para volver al país, el costo en Brasil es de $ 11.400 aproximadamente por persona.

También te puede interesar

at Sofía Ramos

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend