Wednesday 19 de June de 2024
TURISMO | 03-06-2024 07:00

Estos son los hoteles latinos que son verdaderas joyas cinematográficas

Belice, Guatemala y Argentina son los países elegidos por el director Francis Ford Coppola en la región para instalar pequeños alojamientos llenos de actividades y con una oferta de aventura. Mirá nuestra galería de fotos para conocerlos un poco más.
Ver galería de imágenes

Existe una colección de hoteles que son propiedad del cineasta Francis Ford Coppola, puntualmente los que se encuentran en América están repartidos entre Guatemala y Belice, en Centroamérica, y la Argentina. The Family Coppola Hideaways hasta tiene una isla privada y hace gala de una experiencia hotelera especial ya que se preocupan por cada detalle. El director afirma que "estar allí es un arte" y que "los hoteles son lo contrario de El Padrino: no es un negocio, es personal" -en referencia a la cita de Michael Corleone, interpretado por Al Pacino: "No es personal, Sonny. Es estrictamente de negocios"-. Exploremos un poco estos destinos hospitalarios más cercanos:

0602_blancaneaux

  • Blancaneaux Lodge, Belice. A principios de los años 1980, Francis Ford Coppola visitó Belice e inmediatamente se enamoró de una región aún poco explorada, llena de cascadas y naturaleza exuberante. Compró una propiedad abandonada, Blancaneaux Lodge, que durante más de una década fue el retiro de vacaciones de la familia. En 1993 decidió abrir su paraíso tropical al público: hoy hay 20 cabañas y villas privadas con techo de paja, construidas sobre pilotes y decoradas con arte guatemalteco, que dan la bienvenida a los huéspedes que llegan en busca de un paraíso en Centroamérica. Allí los visitantes pueden disfrutar de piscinas de agua naturales, cuatro restaurantes "farm to table", hacer caminatas y andar en bicicleta por la Reserva Forestal Mountain Pine Ridge o montar a caballo. Con una belleza cinematográfica, este es uno de los destinos más privados del mundo.

0602_turtle

  • Turtle Inn, Belice. Francis y Eleanor Coppola compraron este hotel frente a la playa en 2001 y han creado un refugio idílico para quienes buscan un viaje relajante o aventurero. Con 27 habitaciones, todas con vista al océano y decoradas con muebles balineses hechos a mano, los huéspedes están invitados a disfrutar de las diversas experiencias que ofrece el lugar, como el spa con masajes tailandeses, snorkel y buceo -Belice tiene la segunda barrera de coral más grande del mundo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco-, excursiones en remo, observación de aves y muchos otros. A sólo unos pasos de su terraza privada, la playa de arena blanca se disuelve en las aguas cristalinas del Caribe y lleva a los visitantes en un corto paseo en bicicleta o a pie hasta el encantador pueblo pesquero costero de Placencia, donde se pueden apreciar tiendas de artesanía y restaurantes locales.

0602_coralcaye

  • Coral Caye, Belice. Una isla privada a sólo 25 minutos en bote desde Turtle Inn, rodeada por la Barrera de Coral, podría ser el destino ideal para una escapada romántica o para aquellos apasionados por las aventuras en el mar. Tiene una pequeña playa de arena llena de corales marinos y manglares, un santuario ecológicamente preservado después de servir durante años como lugar de pesca comercial. Con dos cabañas rústicas y una villa principal, con decoración playera y todas las comodidades para unas vacaciones acogedoras, el único sonido posible proviene de los árboles y el agua, además del reducido personal, que está ahí para preparar comidas al aire libre y en la playa -como asados al estilo criollo-, masajes, visitas guiadas o clases de cocina. La isla tiene capacidad para entre 2 y 10 personas, y los niños son bienvenidos.

0602_lalancha

  • La Lancha, Guatemala. Ubicado en la selva tropical, muy por encima de las orillas del lago Petén Itzá, se encuentra este un pintoresco hotel de 10 habitaciones decorado con muebles, telas y esculturas guatemaltecos, todas seleccionadas personalmente por Eleanor Coppola, considerada una de las mayores coleccionistas de arte textiles del mundo (Eleanor murió este año, en abril, a los 87 años). Cerca se encuentra Tikal, el epicentro de la espiritualidad maya: sus ruinas incluyen más de 3.000 plazas y estructuras de templos antiguos. Entre las experiencias de slow travel que los visitantes pueden disfrutar se encuentran el buceo en Itzá, el lago más grande de Guatemala, el canotaje y, por supuesto, las visitas a Tikal; los huéspedes pueden reservar un paseo en helicóptero que incluya el aterrizaje en la ciudad perdida de El Mirador para un recorrido exclusivo.

0602_jardinescondido

  • Jardín Escondido, Argentina. En pleno Palermo Soho, un hotel estilo Airbnb guarda secretos de una época en la que Coppola vivió en la ciudad y se enamoró. Fue la casa en la que residió durante dos años mientras filmaba Tetro y adonde siempre regresa cuando necesita silencio para escribir o cuando extraña disfrutar de los vinos argentinos. Se enamoró del lugar y lo transformó en un paraíso verde y relajante para quienes visitan la ciudad. Las suites rinden homenaje a la época de producción de la película o a escritores latinoamericanos, como Julio Cortázar y el chileno Roberto Bolaño. La casa tiene tres niveles, una terraza rodeada de plantas de todo tipo, y una videoteca y biblioteca con películas y libros elegidos por el propio Coppola. La piscina climatizada es un plus en el espacio, para darse un chapuzón después de explorar la escena cultural y gastronómica de la región. 

A estos se suma uno en Italia, Palazzo Margherita, en la zona de Basilicata.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend