Jueves 28 de enero de 2021
TURISMO | 07-01-2021 07:06

A la mina La Mejicana: experiencia outdoor en La Rioja

Travesía turística en 4x4, conociendo las particularidades de la zona y viviendo la aventura con ojos de niños al descubrir una prodigiosa obra de ingeniería que se hizo a comienzos del siglo pasado. Video y galería de fotos.
Ver galería de imágenes

En el camino hacia Chilecito una casualidad fortuita nos puso en manos del experto conductor de 4x4, gran conversador y licenciado en sistemas Alexis Wol, una parte importante del equipo de la empresa de turismo aventura Salir del Cráter, el encargado de llevarnos hasta la mina La Mejicana. Una Hilux de tres filas de asientos fue nuestra aliada en la travesía que nos llevaría hasta los 4.600 msnm desde Carrizal, punto de partida de la excursión hacia ese Monumento Histórico Nacional.

Así nos fuimos conociendo entre los ocupantes del rodado mientras escuchábamos los relatos de nuestro conductor todo terreno e íbamos pasando pueblos, cada uno con su punto destacado como el nogal cuatricentenario, y haciendo algunas paradas importantes como la del mirador del Cañón del Ocre desde donde divisamos los meandros del río Amarillo y comenzamos a ver el trazado de las torres que sostienen el cablecarril construido allá por 1901 para trasladar el producto de la mina, punto culminante de nuestra travesía de la jornada.

0104_la_mejicana

Historia grabada a fuego

Hay que reconocer que el apunamiento estaba haciendo estragos en los pasajeros de la chata, por lo que bajar en cada parada se volvía más lento y dificultoso. Pero una vez que superamos los 3.000 msnm y luego de cruzar varias veces el lecho del río y descubrir los impactantes colores de las montañas, llegamos hasta el corazón de la mina, donde bajamos con cuidado para descubrir con ojos de niño explorador la boca de entrada a la mina, hoy inaccesible por un derrumbe, y las ruinas de los hornos de fundición que, a partir de 1913, fueron usados para mandar hacia la ciudad lingotes de oro ya acuñados que eran trasladados en tren desde Chilecito a Buenos Aires.

El oro de esta zona fue descubierto por los diaguitas, que luego fue parte del Imperio Inca. Más tarde fueron los jesuitas los custodios hasta que, en 1901, una empresa británica comenzó a explotar la mina a fuerza de cincel y carga humana, extrayendo oro y plata. Pero primero se mandó a construir un cablecarril que todavía se mantiene en pie (y funcionaría si no fuera peligroso) debido a la pericia alemana e instalado por el esfuerzo de hombres que transportaron a lomo de burro el hierro necesario para edificar las torres y tender el grueso cable de metal. Cuando los ingleses dejaron la explotación en 1913 ante la inminencia de la Primera Gran Guerra, la propiedad quedó en manos del Banco Nación, que había dado el préstamo para que se hiciera la obra de ingeniería. Se pusieron al mando y funcionó en sus manos hasta el ’36 gracias a las importantes vetas de oro que contiene. Mientras el oro se fundía ni bien salía de las profundidades, la plata se procesaba en los hornos de Santa Florentina. Después de un tiempo tuvieron que abandonar la actividad porque se moría mucha gente y ya estaban ingresando muy profundo en la montaña.

0104_la_mejicana

Del ‘30 al ‘55 hubo una fiebre del oro en la zona con la instalación de pequeños yacimientos como Río Amarillo Coper Gold y también de los pirquineros, hombres que se contentaban con pasar por un cedazo el agua del río (que es amarillo por óxido férrico que tiene la piedra, no por el oro) en busca de pepitas que les salvaran la vida. Pero el Presidente Perón puso un impuesto a la minería que acabó con los sueños de todos y en la actualidad La Mejicana está abandonada, aunque hubo intentos recientes de la célebre Barrick Gold Corporation para comenzar la explotación a cielo abierto, algo que los vecinos de Famatina rechazan con piquetes (a nosotros nos tocó uno) y poniendo una barrera manual que les permite controlar quiénes se dirigen hacia la famosa mina.

A la vuelta la parada fue en otro mirador para comer algo sin los efectos de la altura, admirar el paisaje y volver al hotel en Chilecito para cenar y descansar. También para ver petroglifos en las piedras de color negro overo por el paso de los años, ubicadas al costado del camino, y que reflejan las imágenes que el chamán de la tribu veía en sus trances. Son el tributo a dos caciques enterrados por allí. Los dibujos se hicieron cincelando la piedra de granito, quitándole así el negro de 10 millones de años (el llamado barniz del desierto) de su superficie. ¡Cuánto aprendimos en apenas unas horas!

0104_la_mejicana

El Durazno

El mejor lugar para admirar la obra de ingeniería que representó la instalación de las torres que transportaron los minerales de la mina La Mejicana es la Estación 2, El Durazno, distante pocos kilómetros de la ciudad de Chilecito. Allí funcionará un centro cultural, hubo un restaurante durante un tiempo (cuyo espacio será convertido de sala de exposiciones), hay un mirador y una guía relata la historia. Casi casi, parece que las vagonetas vuelven a funcionar transportando los metales preciosos y el equipamiento para los mineros. En 1982 el cablecarril fue declarado Monumento Histórico Nacional. Va desde la Estación 1 junto al tren de Chilecito hasta la 9, en La Mejicana, a lo largo de 263 torres. En la 2 está el motor el más grande del sistema que remonta el tramo más extenso del trazado (casi 7 km). Las calderas (foto abajo) alimentaban los motores a vapor de 75 cv, algo pequeño para tamaño desarrollo, es que simplemente se usaban para brindar un primer impulso a la tracción del cable, usando la pendiente y la inercia para mover las vagonetas con su propio peso, a una velocidad de 6 km por hora, ininterrumpidamente salvo en dos meses en el invierno.

0104_la_mejicana

Agradecimiento a la Secretaría de Turismo de La Rioja. Más información en el Instagram @secretariadeturismolr, Facebook: turismolarioja, Tel.: +54 9 3804 50 5808. Salir del Cráter: excursión a La Mejicana, $ 15.000 por camioneta aproximadamente, Cel.: +54 3825 67-9625.

Travesía

Los amantes de la experiencia off road 4x4 prodrán vivir una travesía única en La Mejicana del 22 al 26 de enero con Mainumby 4x4, exclusivamente para este tipo de vehículos donde los participantes, junto a guías expertos, podrán disfrutar de la aventura en dos modalidades: nivel técnico (principiantes) y una experiencia más extrema (avanzados). Inscripciones abiertas con cupo limitado: Cel. (011) 6036-1111 o en Instagram: @mainumby4x4 

Galería de imágenes

En esta Nota

Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend