Wednesday 28 de February de 2024
SITIOS EXTERNOS | 23-10-2015 17:04

Cuestión de peso

Cómo hacer para llegar bien abajo y lo más rápido posible con la mosca, una de las claves habituales para cada arranque de la temporada truchera.
Ver galería de imágenes

Que se hunda como un piano. Es una vieja cita del Mono Villa, con la que insistía Rafael Guglielmi y que recuerdo bien cada inicio de temporada con aguas altas y rápidas.

Es que los peces hacen una ecuación simple, donde el gasto de energía para cazar debe estar compensado por la recompensa a obtener. Más aún cuando la corriente es muy fuerte y le implica un gran esfuerzo. Entonces si Mahoma no va a la montaña, hay que tratar de que la montaña se aproxime lo más posible a Mahoma o, lo que es lo mismo, que la mosca llegue cerca y logre entrar en el radio de cacería de las mejores truchas. Un

perímetro crítico que con aguas frías y veloces se torna mucho más acotado y donde, para tener éxito, hay que aproximarse sí o sí.

Para llegar rápido y bien abajo se pueden usar líneas densas, con alta tasa de hundimiento (sinking), y líderes de hundimiento o lastrados, pero si la mosca no acompaña ese ritmo de profundización, al fondo llegará primero la línea y no la mosca, que es la que pesca. Para lograrlo hay que agregarle peso.

El anzuelo en sí mismo es un lastre. Usar ganchos de alambre no tan fino y de pata larga agrega peso. Pero si se quiere aumentar esa carga, se le puede sumar lastre para que profundice más velozmente usando alambre de plomo (lead wire) de distinto diámetro,

o alambre de soldar (del mal llamado estaño, una aleación de ese metal con plomo en una relación que generalmente es de 60% - 40% respectivamente). Se puede sumar peso en la cabeza mediante: una cuenta redonda metálica tipo bolilla (bead head), ojos de plomo (lead eyes), ojos de cadena (bead chain) que se consiguen cortando con un alicate dos eslabones de una cadena de bolillas (las de llaveros o tapones de lavatorio o bañadera), ojos torneados de bronce o cobre (brass eyes) o una cabeza cónica (cone head). También se pueden emplear láminas de plomo autoadhesivas (lead tape), como por ejemplo en el caso de algunos estrímeres como la Zonker, que además de conferirle peso le otorga silueta ahusada de pececillo.

Nota publicada en la edición 517 de Weekend, octubre de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

23 de octubre de 2015

También te puede interesar

Galería de imágenes

Alejandro Inzaurraga

Alejandro Inzaurraga

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend