Miércoles 21 de febrero de 2024
PESCA | 17-11-2023 10:15

Salió una corvina negra de casi 15 kilos en Mar Chiquita

El ejemplar apareció en la zona de playas de Celpa, en caña del pescador marplatense Miguel Fascetti. Hay expectativa entre los fanáticos porque se vienen registrando grandes capturas desde hace varios días.
Ver galería de imágenes

A mediados de noviembre los ojos se posan en la boca de Mar Chiquita, ahí donde la albufera se junta con el mar. Es intenso el movimiento de pescadores que esperan el servicio de cruce para poder pescar la tan buscada corvina negra allí en las playas de Celpa, justo enfrente del Balneario Parque. Por tal motivo es habitual ver una tremenda cantidad de cañas apostadas en muy pocos metros, dado que la especie se sectoriza y se dificulta su captura. Un atractivo más que suma uno de los peces más peleadores que tiene el mar.

1711_marchiquita
 
La nota la dio en las últimas horas una negra que llegó casi a los 15 kilogramos de peso. La capturó un pescador de Mar del Plata, Miguel Fascetti, quien ya tenía en su haber unos cuatro pichones de entre 2 y 4 kilos, logrados en la misma jornada. Justamente ese es el común denominador de la pesca que se viene realizando en el lugar hace una semana: la mayoría son las famosas “moritas”, para muchos expertos, las de mayor valor culinario.

1711_marchiquita

Según comentó el propio Micky, realizó el cruce con los servicios de La Reserva y decidió apostarse sobre el extremo norte de la boca. El pique comenzó a darse en plena creciente, unas dos horas antes de la pleamar, momento en el que la especie se acerca a la costa a comer. Casi todas las cañas que estaban en el lugar (que no eran tantas porque el clima no era el ideal) tuvieron su merecido trofeo. Y con lances más bien cortos, de unos 40 o 50 metros. 

En cuanto a la carnada, la mayoría de los ejemplares salieron con langostino, mezclados con mejillón. Sin embargo, el protagonista de tamaña pesca tuvo una corazonada que al final dio sus frutos: tomó un cangrejo que estaba en la arena, “uno común, de esos blancos que andan ahí” que tenía el tamaño ideal para el anzuelo, y lo envolvió con la pulpa de dos mejillones. Minutos más tarde la caña arrancó. Todo lo demás, es historia contada.

1711_marchiquita

Las morochas ya están en zona y los fanáticos se frotan las manos. Es una pesca difícil, distinta, porque suele entregar poco premio si se compara cantidad de cañas versus cantidad de capturas. En un análisis general, cuesta encontrar una especie que arrastre tantos cañófilos. Se trata de una búsqueda constante, de seguimiento, con pescadores que suelen ir hasta 4 o 5 días seguidos. Y en algún momento, tarde o temprano, paga. A juzgar por cómo arrancó la historia, podríamos estar en presencia de una gran temporada. El tiempo dará -o no- la razón.

Galería de imágenes

En esta Nota

Diego Fernández

Diego Fernández

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend