Wednesday 19 de June de 2024
PESCA | 21-02-2024 15:15

Polémica norma permite quedarse con los tiburones que provengan de la pesca accidental

Ocurre en Colombia y revierte un decreto presidencial que disponía que todas las especies de tiburones y rayas no podían ser capturados. La pesca dirigida sigue prohibida.
Ver galería de imágenes

El Gobierno Nacional de Colombia, a través de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, puso sobre la mesa la propuesta de una nueva resolución en la que se autorice el aprovechamiento integral de 11 especies de tiburón y cuatro de rayas marinas, cuando son pescados de forma accidental en las comunidades costeras, no así con la pesca dirigida, como es la deportiva, donde seguirá prohibida. 

Tras esta resolución, los tiburones en Colombia están en el centro del debate. La misma señala que “Las aletas de tiburón deben venir adheridas al cuerpo, las cuales deberán ser cortadas única y exclusivamente en el puerto de desembarco o centro de acopio. En los puertos de desembarco las aletas deberán ser entregadas a la AUNAP para su disposición, bien sea para su uso en las capacitaciones del personal encargado de la inspección y vigilancia y/o para su incineración, como quiera que este subproducto no es utilizado para consumo por parte de las comunidades”.

La nueva disposición, la cual todavía es una propuesta, aclara que ningún ente o compañía posee autorización para la venta de productos que involucren las aletas de estas criaturas marinas. Esta medida surge en un contexto donde, anteriormente, el Gobierno nacional había reconocido a las especies de tiburones (11) y rayas (4) como recurso pesquero, sin especificar que su explotación estaría restringida exclusivamente a la pesca artesanal. Además, destaca la prohibición impuesta en la comercialización de derivados de rayas y tiburones en el archipiélago de San Andrés. De marzo de 2021 data el Decreto 281, que dejaba en firme una resolución expedida días antes por la Aunap. Allí se establecía que los tiburones y rayas marinas del país dejaban de ser considerados como recursos pesqueros y empezaban a considerarse como recursos hidrobiológicos. 

2102_tiburones

Marcela García, del Ministerio de Agricultura, señala a Mongabay Latam que son 66.000 familias de pescadores en las costas de Colombia, que resultaron beneficiadas con esta nueva disposición. Esto también alcanza a 4 500 ahumadoras y platoneras que dependen de la venta de este insumo. Explica también que la disposición rige para los pescadores artesanales y los denominados industriales que tienen embarcaciones “no tan grandes”, pero tienen la posibilidad de ir a hacer cadenas de pesca entre 15 a 17 días mar adentro. “Lo que hace esta norma es devolver la tranquilidad a los pescadores, —agrega Sepúlveda— porque nos habían vuelto delincuentes”, agrega Sepúlveda. “Hay mucho tiburón y lo que se extrae del mar es mínimo. Es casi imposible evitar que se encuentren con un anzuelo”, comenta sobre la captura incidental de estas especies. Con respecto al decreto presidencial del 2021, señala que “fue un dolor de cabeza para todos en un barco porque si caía un tiburón era como cometer un pecado. La norma decía que se trate de liberar, que era lo que siempre hemos venido haciendo, pero del temor de todo tripulante era que se llegara a subir un tiburón y llegar a una unidad de Guardacostas o viniera un tiburón escondido bajo el hielo”.

El tiburón es uno de los peces más pescados de forma ilegal en Colombia, sobre todo por parte de flotas pesqueras extranjeras que entran a aguas colombianas. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend