Miércoles 6 de julio de 2022
PESCA | 01-06-2022 17:34

Fiesta de pejerreyes en el Paraná Guazú y Bravo

A pura gareteada se dieron múltiples piques de ejemplares con pesos y tamaños importantes. Una recorrida exitosa por aguas donde también se hicieron lances desde muelles. Detalles de equipos. Las especies más esquivas.
Ver galería de imágenes

Después de que cayeran un par de heladas, las que en la ciudad no se vieron en toda su dimensión pero sí en campo abierto o en las islas, el barro en suspensión del agua en el Paraná Guazú y el Paraná Bravo decantó mucho y esto hizo que el pesquero estuviera más limpio y claro. Como consecuencia de todos estos factores, el pejerrey comenzó a comer más firme.

06_1PescaPejerreyesGuazuyelBravo

Para esta nueva jornada de pesca convoqué a participar a los colaboradores y amigos Valentín del Castillo y Jorge Alberto Robson, con quienes después de habernos provisto de unas inmejorables porciones de mojarras en Carnadas el Toro, realizamos el viaje hasta la guardería náutica del Camping Recreo Keidel donde tengo en guarda mi embarcación Gino.

Con todos los elementos necesarios a bordo para la pesca, más equipo de fotografía y filmación, salimos aguas abajo del Paraná Guazú navegando por unos minutos hasta el último de los muelles del pantano, allí nos amarramos a un palo que se encuentra en el agua y procedimos al armado de los equipos, compuestos por cañas telescópicas de cuatro metros y reeles frontales cargados con multifilamento. En cuanto a las boyas utilizamos colores verdes limón combinadas con blanco, negras combinadas con rosa y blancas con celeste. Todas combinaciones de colores que nos brindaron buena visibilidad a la distancia, con brazoladas de entre los 20 a los 35 centímetros y en los punteros o palitos pescadores, la última brazolada entre los 50 y 60 centímetros.

06_1PescaPejerreyesGuazuyelBravo

Finalizado el armado de los equipos nos ocupamos de los encarnes de los anzuelos. Y ahí nos largamos en el primer garete que por el viento noreste nos sacaba rio afuera, aquí pude dar con el primer pique y captura de un pejerrey muy vigoroso y combativo de lindo porte. Habiendo llegado a la boca del Doradito sin más respuestas, navegamos entonces hasta salir nuevamente al Guazú en inmediaciones de la boya 167, aquí iniciamos un garete pegado a los juncos y el viento nuevamente nos sacaba rio afuera.

En la zona más playa y de juncales los piques no se hicieron esperar y nuestras boyas comenzaron a marcar corridas en todas las direcciones, logrando la captura de hermosos pejerreyes, pero la continuidad de nuestra gareteada río afuera también nos siguió brindando la oportunidad de piques, tal vez mas espaciados. De igual manera no podíamos sacarle los ojos a las boyas porque el pique era inminente y aquí rio afuera mejoraban los portes.

06_1PescaPejerreyesGuazuyelBravo

Terminada nuestra gareteada sobre la costa contraria, remontábamos el rio regresando a nuestro punto de partida para comenzar de nuevo y así copiamos la gareteada, varias veces, con idénticos resultados. Promediando el mediodía decidí navegar hasta el Paraná Bravo frente al Alférez Nelson Page; una vez que reacondicionamos nuestros equipos y carnadas, comenzamos a realizar nuevos intentos al garete, los piques fueron instantáneos en todas las boyas y en todas las medidas de brazoladas. Llegamos a registrar varios piques a la vez en las tres líneas, logrando de esta manera muy buenos ejemplares de pejerreyes, todos de un tamaño de mediano a grande.

06_1PescaPejerreyesGuazuyelBravo

Concluimos esta gareteada con muy buenas capturas a la altura del arroyo Las Piedras, pensé en copiar el tramo surcado por el excelente resultado obtenido, pero a su vez me seducía la idea de probar más rio abajo hacia la zona del Gutiérrez. Así fue que, nuevamente, motor en marcha navegamos hasta el espeque del kilómetro 164, donde nos largamos nuevamente en una derivada inmejorable al estar al reparo del viento. Hasta el momento el viento nos llevaba rio afuera en todas las oportunidades, pero en este lugar derivábamos con la embarcación y las boyas en una forma inmejorable a unos cinco o siete metros de la costa y los juncales. Realmente esta zona fue una fiesta de piques y capturas, al igual que río arriba los pejerreyes comían firmes y en todas las medidas de brazoladas.

06_1PescaPejerreyesGuazuyelBravo

Además de las mojarras vivas funciono muy bien el filet bien finito del mismo pejerrey, nos extrañó mucho la ausencia de piques y capturas de algunos chafalotes, lachas, sardinas o dientudos muy usuales en esta época. Casi finalizando la jornada recibí un pique muy violento en una de mis boyas, se trataba de un doradillo que fue regresado a su hábitat, mientras que a Valentín le desaparecieron todas las boyas del agua, después de una ardua pelea logro subir a bordo un patí que rondo los dos kilos de peso.

06_1PescaPejerreyesGuazuyelBravo

Indiscutiblemente el pejerrey ya ingreso al Paraná Guazú y el Paraná Bravo, al que se lo puede encontrar en toda su extensión, no solamente de embarcado sino que también desde los muelles y costas. Lógicamente que con el servicio de un buen guía de la zona o con una embarcación la pesca rinde siempre mucho más.

Desde los muelles las boyas que siempre dieron excelentes prestaciones son las Yo Yo de 20 a 30 milímetros, en colores verde limón, blancas o negras, que desde la altura se las ve muy bien, además se puede variar la profundidad de las brazoladas sin tener que cambiarlas. Recuerden que además de mojarras vivas, las isocas siempre fueron una muy buena y rendidora opción para estos maravillosos pesqueros que se presentan tan generosos.

 

Datos útiles:

Carnadas “El Toro” ruta provincial N°6 y Calixto Dellepiane (Ex Ruta 12 y Lavalle) - Campana - Abierto de 6:00 a 20:00. Reservas: Tel. 03489-15-293296.

Camping Recreo Keidel, guardería y bajada de lancha. Contacto: Tel. 03487-15-470576.

 

Galería de imágenes

Luis María Bruno

Luis María Bruno

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend