Saturday 25 de May de 2024
PESCA | 04-10-2023 10:15

El extraño pez con dientes humanos que es récord

Siempre son noticia estas capturas que, llamativamente, resultan cada vez más usuales, pero en este caso sorprendió por su peso de más de siete kilos.
Ver galería de imágenes

Brian Summerlin, un pescador de 38 años, seguramente no se olvidará más de la captura que logró en los últimos días, en las aguas de Tangier Sound, frente a Maryland, en Estados Unidos. Del otro lado de la línea, el aficionado se encontró con un pez conocido como oveja de mar, cuya boca estaba llena de “dientes humanos”, marcando un hito en su historial piscatorio. Este curioso ejemplar, famoso por su habilidad para robar cebo y su dificultad para ser capturado, es toda una rareza en el mundo de la pesca. 

0410_pez_dientes

Atrapar a este pez desde las profundidades del océano no fue tarea fácil. Se trata de un luchador incansable: “Quieren volver al fondo; muchas veces puedes perderlos, porque quieren ir a una estructura en el fondo donde se pueda cortar tu línea. Afortunadamente, mi amigo Kris me dijo que retrocediera en el arrastre para que el pez no se saliera del sedal. Fue un poco estresante”, expresó el aficionado que logró una captura de un peso asombroso, más de siete kilos, batiendo el récord anterior de Maryland de casi seis kilos y medio, establecido en agosto de 2020. Hay que destacar que esta captura, superó ampliamente el peso promedio de esta especie, que suele oscilar entre un uno y dos kilos.

0410_pez_dientes

La historia cobró un giro aún más increíble cuando descubrió que el pez ya tenía un anzuelo en la boca, que Brian reconoció como suyo, y que había perdido cuando otro pez rompió su línea tan solo una hora antes. La confirmación oficial del récord llegó cuando el pescado fue pesado en básculas certificadas en “Kool Ice and Seafood Company” en Cambridge, Maryland. El Departamento de Recursos Naturales del estado reconoció el récord, otorgando a Brian Summerlin un lugar en la historia de la pesca en la División de la Bahía de Chesapeake. La historia adquiere aún más encanto cuando el aficionado reveló la reacción de su hija: “Quiere conservar los dientes para ponerlos debajo de la almohada para el Ratoncito Pérez porque se parecen a los dientes humanos”. Una sonrisa para una narración inolvidable para este cañófilo y su familia. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend