Wednesday 17 de April de 2024
PESCA | 10-03-2024 10:00

Con los chicos, buenos piques de surubíes en Esquina

Aprovechando la abundancia de especies en el litoral, un buen plan es iniciar a los más pequeños en otra modalidad de pesca. 
Ver galería de imágenes

Tras la última visita a Esquina, nuestro compañero Gustavo Sandoval le había prometido a sus hijos, Máximo y Sebastián, llevarlos a vivir la experiencia de pescar algún dorado o surubí en aguas del gran Paraná en Corrientes. Esa jornada se iba a postergar, al menos, tres veces por mal clima y finalmente llegó el viernes que nos propusimos desandar la ruta en búsqueda del pique.
Un viaje sin sobresaltos, con la parada previa por carnadas para la pesca variada en el puesto de El Toro, llegamos a Esquina Lodge de Cristian Silvero al caer la tarde, con buen clima y calor intenso. Bajamos los bolsos al dormitorio y nos dispusimos a ver el atardecer sobre la orilla del río Corrientes, aprovechando los chicos de la pesca de mojarrones en la costa. A la noche llegaría el tradicional asadito y las charlas de cómo venía la actividad en la zona. En relación a eso, Cristian nos decía que hacía unas semanas había un cardumen de surubí impresionante, lo que hizo que, con ese panorama, casi no durmiéramos esperando embarcarnos al día siguiente. 

0603_esquina

Bien temprano, y tras un suculento desayuno, emprendimos el viaje por el Paraná. Al llegar al sector elegido por el guía, pudimos observar a más de una docena de embarcaciones pescando al garete en la zona. Tras acondicionar equipos y carnadas, comenzamos nosotros también a garetear y los piques no se hicieron esperar demasiado. Máximo obtuvo el primero de surubí, sería también el primero de su vida. Su emoción y la de todos nosotros fue total. Después de unos minutos de lucha, logró subir a bordo un cachorro de unos tres kilos. 

0603_esquina

Posteriormente el pique lo obtuvo Gustavo, con una pieza similar a la primera; salió foto y al agua. En tercer lugar llegaría mi captura, otro ejemplar de unos 3 a 4 kilos. Para cerrar, le tocó a Sebastián, quien también debutó con la especie y volvió a llenar de emoción la lancha. Al final del garete de unos 2.000 m, remontamos el Paraná y nos largamos nuevamente a recorrer esa zona que había rendido bien. En esta pasada, Máximo logró el pique de cuatro dorados, de los cuales pudo subir a bordo solamente dos y los otros se soltaron del anzuelo con saltos acrobáticos. Además, en esta gareteada sumamos algún surubí más. Todos oscilaron de los 2 a 5 kg, con capturas de algunos armados y patíes que tomaron las morenas.

0603_esquina

Promediando el mediodía, fuimos en busca de la sombra en la costa y de un limpión donde Cristian nos cocinó en la olla de hierro unas exquisitas papas y pescado frito, realmente un almuerzo de reyes. Mientras los más grandes descansamos y recuperamos fuerzas bajo las plantas, los chicos se entretuvieron mucho con la pesca variada desde la costa, con bagres, patíes, armados y otras especies que tomaban el ofrecimiento de pulpitos de lombrices en los anzuelos ni bien los plomos tocaban fondo. 

Ya recuperados, retomamos la pesca sobre el Gran Paraná, con resultados idénticos a los de la mañana y en la misma cancha. De esta forma, promediando las 20, llevábamos contabilizada unas 16 capturas de surubí y cuatro dorados, todos con devolución. Sin contar las otras especies, por lo que decidimos regresar, pegarnos una buena ducha, cenar y prepararnos para la media jornada que nos quedaba el domingo. 

0603_esquina

El día amaneció muy ventoso y con un rio Corrientes en creciente. Desayunamos y navegamos con Cristian hasta la misma zona de pesca del día anterior. Como imaginábamos, el rio estaba muy picado, con olas bastante altas que golpeaban en el casco, lo que generaba que la actividad ya no fuera lo mismo debido a esas condiciones climáticas. Terminando el primer garete, con un par de capturas de surubí solamente, remontamos el rio para comenzar una nueva bajada. Aquí el viento comenzó a tranquilizarse y, de a poco, mermó su intensidad, volviendo a incrementarse el pique y dándose ejemplares de surubí. Al igual que el día anterior, tanto en cantidad como calidad no superando los 5 kg en ninguna captura. Además, se sumaron armados y algunos patíes. 

0603_esquina

Promediando el mediodía dimos por concluida la pesca contabilizando unas 15 capturas de surubí y varias extracciones de otras especies. Regresamos entonces a Esquina Lodge, donde después de una reconfortante ducha y de acomodar todas las pertenencias en la camioneta de Gustavo, emprendimos el viaje de regreso. Como era de suponer, tras esa buena experiencia y la acción arriba del bote, los chicos durmieron casi todo el camino, mientras nosotros disfrutamos de la alegría de haberlos iniciado en este estilo de pesca en Corrientes y de haber compartido este maravilloso viaje de pesca en la isla. 

Servicios:

  • Carnadas El Toro. Tel.: (011) 15 24256095.
  • Esquina Lodge. Tel.: (03777) 474583.

Galería de imágenes

En esta Nota

Luis María Bruno

Luis María Bruno

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend