Thursday 25 de April de 2024
PESCA | 25-03-2024 15:15

Científicos estudian la aparición de salmones en ríos de la Cuenca del Plata.

En los últimos años se han capturado peces no nativos en el litoral argentino, siendo el más sorprendente el salmón del Pacifico. La situación ameritó el estudio por parte de destacados profesionales. 
Ver galería de imágenes

El salmón del Pacífico es originario de las regiones árticas del hemisferio norte que desembocan en el Océano Pacífico tanto desde el noroeste de América del Norte como desde el noreste de Asia, y fue introducido a la Patagonia Argentina a principios del siglo XX. Hoy, es cada vez más común encontrarlos en los ríos que integran la Cuenca del Plata, como los ríos Paraná, Uruguay y de La Plata. “Es migrador de larga distancia y puede migrar más de 4.500 km”, explicó Luis Espínola, doctor en Ciencias Ambientales e investigador independiente del Conicet (Inali-UNL), quien junto a otros investigadores llevó adelante un estudio para explicar porqué aparecen en una región de la que no son originarios 

En una completa nota publicada en el diario El Litoral y escrita por el periodista Tomás Rico, Espínola responde a preguntas muy importantes que hacen conocer los motivos de la aparición de peces no nativos. 

2503_salmones

¿Qué despertó el interés por investigar lo que sucede con las especies de salmón y trucha que llegan hasta el río Paraná y Uruguay?

En 2018, el biólogo Jorge Liotta, registro por primera vez el salmón chinook en el delta del río Paraná, en el curso inferior del río de La Plata. En este contexto, el interés por investigar lo que sucede con las especies de salmón y trucha que llegan hasta el río Paraná y Uruguay se ha despertado por varios factores: el hallazgo del salmón chinook en el delta del río Paraná, en el curso inferior del río de La Plata, es un evento sorprendente lo cual despierta la curiosidad científica sobre los motivos y las implicaciones de este fenómeno. En este sentido, nuestro estudio se focalizó en describir nuevos reportes de la especie y de otras de salmónidos nunca antes registradas en esta cuenca, lo cual puede ser indicativo de una expansión/dispersión poblacional en curso. También discutimos los posibles mecanismos de dispersión y los riesgos que estas especies pueden representar para las poblaciones de peces nativos.

¿Cómo fue el trabajo de campo para esta investigación?

Nuestro estudio es una revisión actualizada de los registros de salmónidos capturados en Argentina, específicamente fuera de la ecorregión Patagónica y particularmente dentro de la cuenca del río de La Plata. En este sentido, primero, se realizó una búsqueda bibliográfica, usando palabras clave, en bases de datos científicas (Web of Science, Scopus, Google scholar) y no científicas (Google, periódicos electrónicos y revistas de pesca) hasta el 31 de diciembre de 2022. Además se verificaron los informes científicos y no científicos disponibles para detectar la ocurrencia de salmónidos fuera de la región Patagónica. También, se invitó amablemente a los pescadores artesanales y recreativos a enviar fotografías del salmónido capturado, junto con datos sobre el tamaño y el peso del pez, el arte de pesca y la ubicación de la captura. Cuando no se pudo recuperar el espécimen de pez (debido a la venta y/o consumo local), se utilizaron fotografías y vídeos de alta calidad enviados por los pescadores para identificar las especies de salmónidos, mediante comparaciones con las fotografías y descripciones disponibles. Todos los ejemplares de salmónidos recuperados de los pescadores en 2022, fueron asegurados, identificados y posteriormente preservados en el Centro Científicos Tecnológicos y Educativo “Acuario del Río Paraná” ubicado en la ciudad de Rosario.

¿A qué se debe la llegada de estas especies no nativas a estos ríos?

La llegada del anadromous salmonidos no nativos al río Paraná y al río Uruguay se debe principalmente al fenómeno conocido como “straying” o dispersión. En este caso, individuos de salmónidos anádromos que no logran llegar a sus arroyos natales para reproducirse se dispersan hacia otros cursos de agua, lo que expande su rango de distribución. Este fenómeno de dispersión puede ser atribuido a movimientos de larga distancia de individuos que viajan hacia el norte a lo largo del corredor marino impulsado por la Corriente de las Malvinas. Esta corriente transporta agua fría (-7 °C) y de baja salinidad hacia el norte desde el subpolar Atlántico Sur hacia el subtropical Atlántico Sur, lo que proporciona una oportunidad para que estos peces se desplacen hacia nuevas áreas.

¿En qué época del año se da esta migración?

La migración de salmónidos anádromos hacia estos canales fluviales puede ocurrir durante diversas épocas del año, pero es probable que sea más prominente durante los meses de invierno y primavera, cuando las condiciones climáticas y oceanográficas son más favorables para su movimiento hacia aguas más productivas. Específicamente, las capturas en el río Paraná u Uruguay, ocurrieron entre meses de septiembre y noviembre.

¿Y en qué sectores del río se los captura con mayor frecuencia?

La captura de salmónidos anádromos no nativos ingresan por la desembocadura del río de La Plata, nadan a lo largo de la costa debido a la influencia de la Corriente de las Malvinas y las características del confluente entre la Corriente de Brasil y la Corriente de las Malvinas. Una vez que ingresan pueden dispersarse varios kilómetros desde su punto de ingreso. Por ejemplo, el último registro de captura fue en General Lagos, próximo a la ciudad de Rosario en 2023. El filtro ambiental para que no sigan subiendo por el Paraná es la temperatura del agua, debido a que estos peces son nativos de regiones templadas.

¿Se tiene conocimiento desde cuándo sucede esto?

Desde su primer registro en 2018 hasta 2023 se registraron capturas casi todos los años, salvo en 2019 que no hubo registros, lo que no significa que no haya llegado ese año.

2503_salmones

¿Se considera una “invasión” de esta especie al ecosistema? ¿Tiene impactos negativos?

La llegada de estos peces al Paraná no puede considerarse un invasión, debido a que para que ocurra este proceso, tendría que existir una población establecida en esta región, es decir que la población sea capaz de reproducirse y dispersarse. La llegada de esta especie, demuestra la capacidad de dispersión que tiene.
La introducción de especies no nativas tiene impactos negativos en los ecosistemas acuáticos y en las poblaciones de peces nativos, lo que justifica la necesidad de investigar la presencia y la expansión de estas especies en nuevas áreas. Por el momento, y hasta donde sabemos las condiciones ambientales no están dadas para que esta especie pueda reproducirse e invadir el sistema del Paraná. Sin embargo, en los ríos de la Patagonia, donde la especie está establecida, impactaron negativamente sobre las especies nativas debido a la depredación directa e interferencia trófica. En el caso de que esta especie se torne invasora en el río Paraná tendría un alto impacto sobre la biodiversidad nativa e integridad de los ecosistemas acuáticos de la región. Estas especies pueden competir con las especies nativas por recursos, alterar los ciclos de reproducción y afectar el equilibrio ecológico local, lo que subraya la importancia de estudiar su presencia y su impacto en estas cuencas fluviales, como ha sucedido con otras especies no nativas introducidas en otras regiones del mundo.

¿Cuál es la conclusión a la que llegaron?

Dada la escala de estos movimientos, es plausible que se trate de ejemplares extraviados arrastrados por la corriente fría de Malvinas. Sin embargo, durante las últimas tres décadas, ha habido un aumento constante en las temperaturas de la superficie del mar en todo el Océano Atlántico sudoccidental. Esta tendencia al calentamiento va acompañada de un aumento en la frecuencia, duración e intensidad de las anomalías positivas en la temperatura de la superficie del mar. Debido a la elevación de temperatura proyectada en la Cuenca del Plata y en el Océano Atlántico en general, el riesgo de dispersión e invasión de salmónidos anádromos de cuencas más templadas probablemente será limitado. En consecuencia, se deben minimizar las preocupaciones sobre los salmónidos anádromos que representan una grave amenaza para las especies nativas. No obstante, es imperativo realizar más evaluaciones de nuevas capturas, monitoreos y registros para confirmar las rutas migratorias de estas especies y si la especie se podría establecer en algún tramo del Paraná.

Investigadores

  • La investigación fue publicada recientemente por la Asociación Internacional para el Conocimiento Abierto sobre Especies Exóticas Invasoras (INVASIVESNET -siglas en Inglés-), en la revista BioInvasions Records en la cual participaron: Luis Alberto Espínola; Claudio Baigún; Carla Riva-Rossi; Pamela Quiroga; Elie Abrial; Ana Pia Rabuffetti; Cecilia Di Prinzio; Martín Blettler; y Luciano Neves dos Santos.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend