Saturday 18 de May de 2024
PESCA | 21-04-2024 10:00

Balcarce: bravos pejerreyes en lo profundo de las sierras

Un magnífico espejo de 590 hectáreas que nos ofrece servicios inmaculados y flechas plateadas de hasta 55 cm, con sorpresas que llegan al kilo y medio. A falta de agua en otras lagunas, ésta promete ser una de las vedettes de la temporada.
Ver galería de imágenes

Para no fallar en los intentos, en cada relevamiento buscamos los datos del pique local a través de referentes y amigos. En esta ocasión fue el aporte de nuestro amigo Diego –Taty– Mancino, integrante de la comisión del Club de Pesca Balcarce, quien nos convenció y esperaba con una excelente cabaña sobre la laguna La Brava. Un ámbito magnífico rodeado de sierras provenientes del sistema de Tandilia y, quizás, una de las más pintorescas de la provincia de Buenos Aires, con una extensión de casi 600 hectáreas de aguas de color verde que se reflejan entre sierras, campos sembrados y estancias muy pintorescas. Como plus, la oferta de interesantes pejerreyes, tanto en longitud como en peso, que no se regalan.

0416_balcarce

Entre los servicios destacados se encuentra el Club de Pesca Balcarce, situado en el Km 39 de la RP 226, un pesquero que posee más de 40 embarcaciones, dos muelles de más de 100 m, una bajada de lanchas de material muy prolija para quienes viajan con su propio bote, proveeduría, vigilancia, sanitarios, arboledas, estacionamiento, parrillas con bancos y juegos para los más chicos. Además, dos ventajas para los pescadores: la primera es que no hay límite de motorización; la segunda, la última adquisición del club: una embarcación con motor para rescates.
Arribamos un domingo por la tarde luego de comer un rico lechón con el que Taty y su familia nos agasajaron en la cabaña. El almuerzo fue en compañía de Alan Ruiz, un gran pescador local, propietario de la lancha en la que embarcamos, muy bien equipada y de 6 m de eslora. A las 16:30 nos encaminábamos hacia un sector en el que los pescadores mañaneros se habían consagrado con más de 40 piezas de gran porte. La referencia era un chalet cercano, ubicado a sólo 5 minutos del muelle. Teníamos dos horas y media para realizar este relevamiento, ya que para el día siguiente el pronóstico marcaba lluvias y más de 60 km de viento del cuadrante del sudeste.

0416_balcarce

Armamos equipos de cañas de más de 4,30 m. Esto se debe a que las líneas a utilizar en este ámbito son la cordobesa –también llamada rastrera–, formada por tres brazoladas de más de un metro de separación, con anzuelos de tamaño Nº 2 clásico y con una boya inicial palito doble proa; como anexo, un puntero de goma de no más de 30 gramos, pero corredizo entre nudo y nudo para buscar distancia y profundidad (a 15 cm del fondo). La otra alternativa es la línea convencional de dos boyas separadas más de 3 m, con brazoladas de un metro y medio de longitud. En ambos casos, eso es porque la profundidad media del espejo ronda los 3 m, con sectores de más de 4,5 m como el que estábamos pescando nosotros.  Bastaron 10 minutos de lanzar los aparejos para que Alan tuviera respuesta: un primer ejemplar de sólo 30 cm pescando a flote. Por su parte, Taty y quien escribe teníamos respuestas de bagres y dientudos. Como carnada íbamos probando con las diferentes variantes de mojarras con las que nos habíamos aprovisionado en la casa de pesca local.

Los piques

El reloj parecía correr más rápido de lo deseado mientras probábamos líneas y profundidades. La clave: filet de dientudo de la misma laguna como carnada compañera de la mojarra. Con ese tip logramos los primeros portes de 45 cm, que a los pocos minutos crecieron a 50 cm y hasta logramos varios dobletes. Una batalla más que sorprendente debido a la profundidad, que concluimos a las 19:20 sabiendo que estábamos al límite del horario de salida. Habíamos logrado calidad y cantidad como para un cuadrito con sólo hacer bien los deberes.
Es clave en La Brava saber dónde se encuentra el pejerrey, ya que se trata de una laguna de profundidad con tajamares, bahías y afluentes. Por las características del espejo, y para no fallar, sugerimos que quienes vayan por primera vez hablen con un referente del club de pesca, con alguien de la proveeduría ubicada frente a la laguna o de la casa de pesca en la que se adquiere la carnada. El pejerrey de este ámbito es de calidad pero no se regala y hay que estar en sintonía para pescarlo, porque es de siembra y se mueve constantemente. Resulta fundamental llevar diferentes tipos de líneas, incluida la famosa chiripá, como así también la de paternóster o cordobesa, además de punteros de varios pesos. Como dato destacado, el espejo recibió más de 200 mm de precipitaciones en los últimos días, óptimo para que mantenga su nivel esta temporada.

0416_balcarce

Sin duda, al cierre de esta edición La Brava está en el podio de las lagunas de la provincia de Buenos Aires, ya que muchas están padeciendo la falta de agua. Si a ello le sumamos los servicios para que la familia pescadora disfrute de un fin de semana más que agradable, el combo está asegurado. A Balcarce hay que tenerlo presente para hacerle una visita y regresar por sus buenos pejerreyes.

Galería de imágenes

En esta Nota

Gustavo Frontoni

Gustavo Frontoni

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend