Thursday 30 de May de 2024
NAUTICA | 10-08-2023 16:00

Invictus TT420: la coupé del agua que guarda una embarcación auxiliar

Mas allá de las prestaciones y cualidades marineras, esta serie representa una forma de practicar la navegación a motor y las relaciones sociales o la vida en familia, con un estilo refinado y deportivo a la vez. Galería de fotos.
Ver galería de imágenes

El modelo TT420 completa una gama que le ha dado grandes satisfacciones al astillero italiano Invictus y a quienes lo disfrutan en cada navegación. Lleva la impronta de las líneas que hacen reconocibles a sus embarcaciones: la característica proa redondeada, las líneas de casco y también la herencia del modelo de mayor eslora de la gama, el TT460. El perfil del T top los hace reconocibles, pero para descubrir los detalles es necesario estar a bordo. Por ejemplo, el parabrisas conecta con el techo rígido, por lo que la protección es completa, pero un perfeccionado mecanismo permite la entrada de aire cuando se navega a baja velocidad o al estar fondeado. Evidentemente es una embarcación para disfrutar en el exterior, con amplios pasillos que permiten transitar por cubierta con seguridad y llegar a la proa, donde seguramente deseará frenar el tiempo sentado en un asiento convertible en solárium de excelente comodidad. Otra de las características que nos ha sorprendido es el tamaño del garaje, que permite guardar una embarcación auxiliar, algo poco habitual en barcos de esta eslora. Está situado debajo del solárium de popa, el espacio de mejor visibilidad y contacto con el entorno, que puede ser mayor si se elige la opción de balcones abatibles.

0809_invictus

A primera vista, la sencillez del diseño contrasta con las prestaciones en confort. Una plataforma de popa amplia y preparada para facilitar la maniobra de la embarcación auxiliar se complementa con la posibilidad de optar por los laterales abatibles para multiplicar la superficie, en conjunción con el rio o el mar. De esta forma, el solárium emerge en el centro de la zona dedicada al descanso. Los pasillos laterales permiten recorrer todo el perímetro del barco con la seguridad que brinda un francobordo alto, sin necesidad de utilizar pasamanos, ya que la borda se remata con una regala ancha acabada en madera que da la sensación de solidez. El espacio de solárium puede ser ampliado debido a que la doble mesa de dinette se puede bajar y completar con tapicería. Este es un espacio muy apreciado en navegación dado que queda protegido por el parabrisas.

0809_invictus

La disposición principal del techo rígido, confeccionado en fibra de carbono, desciende en la columna central hacia el interior del barco, haciéndose firme al casco de manera tal que se complementan estructuralmente y da rigidez al conjunto. Sobre cubierta, en la base de la columna, se ha dispuesto la cocina exterior y tanto la pileta como la cocina quedan ocultas. Posiblemente es la pieza más minimalista de toda la embarcación, pero posee todo lo necesario, principalmente diferentes heladeras para mantener fresca la bebida a bordo. Por supuesto que en proa también hay un espacio dedicado al culto al sol, pero con la particularidad de convertirse en un cómodo solárium difícil de abandonar. Lejos de tener delante un televisor, este espacio permite admirar en primer plano el paisaje casi como si uno fuese un mascarón de proa. Después del puesto de mando, es posible que éste sea el asiento más codiciado.

0809_invictus

Por su parte la zona de comando tiene tres asientos, pero el timón está enfrentado al primero de estribor, una solución inteligente considerando que quien esté al mando tenga la posibilidad inmediata de salir al pasillo lateral o asomarse a la borda. La disposición tiene muy en cuenta la ergonomía de la posición de gobierno, particularmente en los mandos del acelerador, ligeramente elevados y más próximos al cuerpo para poder ser accionados manteniendo equidistancia. El conjunto se completa con un reposapiés y la posición del asiento que permite timonear de pie con sujeción lumbar o sentado con los pies firmemente apoyados para mantener una sólida posición. A diferencia de otros barcos con techo rígido, la TT420 mantiene la unidad entre el parabrisas curvo y el techo, pero sobre el parabrisas se ha dispuesto una abertura que, accionada de forma eléctrica, actúa de toma de aire y es ideal para refrescar el área tanto navegando a bajas velocidades como durante el fondeo. El tablero posee dos pantallas táctiles de gran tamaño y en un ángulo que evita los reflejos y con una configuración personalizable a la hora de tener a la vista la información que más nos interese.

Interiores

El estilo de líneas rectas, sobrio y luminoso se repite en el interior. Al descender los cuatro escalones que separan de la cubierta encontraremos el salón que se distribuye con un asiento en forma de V hacia proa y una mesa redonda central que facilita la circulación. Las ventanas practicadas en el casco dejan paso a la luz natural y permiten mirar al exterior, ya que están dispuestas a la altura de la vista de las personas sentadas. Por supuesto que es posible retirar la mesa y completar el área para convertirla en una cama doble de generosas dimensiones. En el interior no hay cocina, pero sí un mueble que alberga una cafetera y también una heladera extra, a mitad de la eslora de la banda de babor. A estribor, el baño muestra un diseño y acabados propios de barcos de mayor eslora. Hacia popa, un escalón inferior aprovecha al máximo la altura bajo cubierta para disponer dos camas individuales que también pueden convertirse en una doble. La adaptación de los espacios interiores logra un volumen habitable que permite planes de navegación más amplios que los que puede ofrecer un barco abierto de estas características, en el que lo primordial es la vida exterior.

0809_invictus

El astillero ofrece una gama de motorizaciones Volvo Penda D4 de 320 hp y D6 de 440 hp, con esta ultima el fabricante declara en una navegación, sin olas y ocho personas a bordo, que el planeo es en 8 segundos y es posible mantenerlo por debajo de las 2.500 rpm en alrededor de 16 nudos. En condiciones de crucero a 2.800 rpm logra una velocidad de 21,2 nudos con un consumo 103 lts/h y su máximo registro lo logra en 23 segundos, llegando a los 35,3 nudos a 3600 RPM y un consumo que se dispara a 175 lts/h. Sin dudas que con estos excelentes registros de performance, esta nueva Invictus TT420 logra alcanzar el título de la “Coupé” del Agua.

0809_invictus

Características

  • Eslora total:   12,3 m

  • Manga:           4,13 m

  • Calado:           1,13 m

  • Desplazamiento:       14.940 kg

  • Gama de potencia:    2x320 hp – 2x440 hp

  • Capacidad de combustible:  1.280 lts

  • Capacidad de agua:   215 lts

  • Plazas: 14 personas

  • Navegación: Marítima Costera (B)

Galería de imágenes

En esta Nota

Martín D'Elía

Martín D'Elía

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend