Wednesday 24 de July de 2024
NAUTICA | 11-07-2023 16:00

Impresionante flybridge: el Prestige M48 brinda eficiencia, espacio y navegabilidad

Este nuevo multicasco con flybridge del Grupo Bénéteau Prestige es el primero de la línea y está motorizado con dos Volvo Penta D4 de 320 Hp V Drive. En sus 14,79 m de eslora ofrece el espacio habitable de un monocasco de 60 pies con capacidad real para 6/8 personas en tres o cuatro cabinas, más una de tripulación.
Ver galería de imágenes

La nueva Prestige M48, primera incursión de la marca en la tipología de los multicascos a motor de crucero, no nos ha defraudado. Ofrece todas las ventajas esperables en un catamarán desde el punto de vista del espacio y de la habitabilidad, pero también y más importante, en lo que atañe a la navegación. La filosofía tras el diseño es el de reencontrar el concepto de cabina de las Prestige monocasco, pero con el volumen de la de una eslora mucho mayor. Esta nueva embarcación es para viajar con tranquilidad, sin prisas y llegar lejos. Está destinado a navegantes no apresurados por el tiempo y que han aprendido que el mar no es para pasar por él a toda velocidad, sino para disfrutarlo y deleitarse con cada minuto de costa o de horizonte.

Un flybridge-terraza

Un simple paseo por la cubierta ya nos permite descubrir algunas de sus mejores virtudes, como la plataforma de popa abatible eléctrica que desciende hasta el nivel del mar y con acceso desde el propio cockpit cuando está levantada, gracias al paso entre los sillones de popa. Es también una extensión del espacio de cockpit y, al bajarse totalmente, permite abrir el portón del garaje de popa. A destacar también son los cómodos y amplios accesos desde el agua, o la capacidad y funcionalidad de este espacio que es una verdadera cubierta de popa. Dispone de dos asientos en U en torno a sendas mesas, que pueden unirse para formar otra de gran capacidad. La zona de descanso con un asiento en L de generosas dimensiones adosado a la cabina a estribor y otro, individual, a babor, al lado de la heladera de cubierta, logran una excelente forma de aprovechar el espacio bajo la escalera que sube al flybridge. Y su prolongación cubre totalmente este espacio, el conjunto puede cerrarse parcialmente o totalmente, tanto en las bandas como en popa. Algo que se agradece en caso de lluvia o viento en fondeo o en puerto, y que permite configurar un espacio cubierto adicional al del salón. En proa, entre los cascos, los seis metros de manga hacen posible habilitar una gran zona de relax equipada con un importante solárium triple y una banqueta acolchada en U con asientos también a ambos lados. Los pasos hacia proa son amplios y seguros, con borda alta y bien protegidos por los robustos pasamanos de inoxidable que circundan toda la cubierta, incluida la proa de la plataforma entre los cascos.

0710_prestige

El flybridge de la M48 es un verdadero espacio de vida al aire libre que multiplica las posibilidades en los paseos. Cubierto por un hard-top, destina la parte de proa al puesto de gobierno de dos plazas, frente a una consola que permite instalar todo el equipamiento y la electrónica de navegación sin restricciones. El diseño no olvida a los acompañantes, que podrán disfrutar de la navegación en el asiento de la banda de estribor.

0710_prestige

Por otra parte, el mueble bar incluye una gran heladera, pileta de lavado y parilla, además de armario de guarda. Más que suficiente para servir a la zona de popa, destinada a estar, que ofrece una gran mesa rectangular en torno a un asiento en U cuyo brazo de popa se subdivide en dos, uno mirando hacia adelante y el otro hacia atrás, y que puede usarse también como un gran asiento del tipo chaisse-longue doble quitando los respaldos. Sin duda, un gran mirador perfectamente protegido y acondicionado para estar durante la navegación y con una completa consola de gobierno que hace innecesario timonear desde abajo, siempre y cuando la meteorología lo permita.

Interiores que maravillan

El salón central está muy iluminado gracias a las grandes ventanas hasta el techo, de manera que la visión sobre el entorno es absoluta. La banda de estribor de este volumen se divide entre la cocina en U y el puesto de gobierno interior, separados por la escalera que, salvando dos escalones con barandilla de inoxidable y vidrio, conduce a la puerta lateral que da paso al pasillo exterior. La otra banda queda totalmente ocupada por el salón, con un gran sofá en U en torno a la mesa. La idea de esta distribución es que la cocina se integre en los espacios de vida, tanto del interior como exterior, de forma que no quede aislada. El hecho de situar los armarios altos contribuye a esta unión, ya que no limitan la visión hacia el exterior. 

0710_prestige

El puesto de gobierno, con un solo asiento giratorio y regulable para conducir de pie, equipa a ambos lados del volante dos pantallas multifunción de navegación. Tambien encontramos las palancas de los motores y el joystick en una consola ligeramente elevada que permite un apoyo perfecto. A su lado, el timonel dispone de una bandeja portaobjetos.

0710_prestige

La gran diferencia, y el argumento principal a la hora de inclinarse por este barco, es el camarote de proa del propietario a toda la manga: un espacio real en el sentido literal del término, que incluye una cama central, un largo sofá a babor y un verdadero escritorio de despacho a estribor. Es totalmente independiente del resto del barco y se accede desde el centro del salón. El baño se sitúa a estribor y la ducha a babor, separando este camarote del resto del barco, de manera que la privacidad es absoluta. Los otros dos camarotes para invitados, transversales y simétricos, también disponen de acceso propio desde el salón principal y baño privado, con camas individuales que pueden unirse. Los invitados disponen de espacio de guarda debajo de ellas y en un armario con cajonera. Por último, a proa del casco de babor se encuentra el camarote del marinero, mientras que el baño se ha colocado a proa del otro casco.

0710_prestige

Con sus cascos voluminosos y de proa ligeramente invertida, es un barco que refleja una filosofía de navegación razonable y eficiente, basada en el principio de que la velocidad solo es necesaria. En efecto, el máximo que puede rendir este nuevo M48 son 19-20 nudos. Y su velocidad de crucero se sitúa en los 14, una marcha en crucero más que suficiente para lograr una autonomía superior a las 200 millas con un consumo reducido de 5 lts/h por motor. En síntesis, podemos decir que es un catamarán en el que seis u ocho personas se sentirán muy cómodas, con zonas exteriores muy bien logradas, un interior muy habitable, un camarote de proa excepcional, una plataforma de popa de lujo. 

En esta Nota

Martín D'Elía

Martín D'Elía

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend