Jueves 25 de febrero de 2021
NATURALEZA | 20-02-2021 19:00

¿Las arañas son tan peligrosas como parecen?

Con sus aterradores ojos múltiples y sus ocho patas venenosas, los arácnidos generan en las personas mucho más miedo del que realmente tienen en correlación a su diminuto tamaño. Además cumplen con varias funciones importantes.
Ver galería de imágenes

Si bien es cierto que todas las arañas son venenosas, solo deberíamos temerles solo a las dolorosas y peligrosas picaduras de un pequeño puñado de las poco más de 47.000 especies diferentes que se conocen de estos artrópodos que, dicho sea de paso destacar,  actúan en sus ecosistemas como controladores de insectos e incluso de ejemplares de su misma especie.

Habitantes de todo el planeta, a excepción de la Antártida, algunas pueden vivir en lugares húmedos y fríos mientras que en cambio otras, como la araña de cueva Kauai disfrutan de los por demás calurosos tubos de lava de los volcanes de Hawái

0218_arañas

La mayoría son solitarias e interactúan exclusivamente al momento de pelear o aparearse y se caracterizan por tener el cuerpo dividido en dos partes denominadas tagmas y por contar con tres o cuatro pares de ojos y ocho patas con las que, además de producir seda para tejer sus telarañas, les sirven para cazar a sus víctimas. 

En cuanto a sus medidas, normalmente, las arañas macho son más pequeñas que las hembras en tanto que también tienen marcas de diferentes colores en su cuerpo.

0218_arañas

Las picaduras de las arañas y sus virtudes

Aunque las picaduras de araña a los seres humanos son poco frecuentes y el veneno de la mayoría de las especies no es nocivo para los seres humanos, algunos ejemplares como las viudas negras y pardas y la reclusa parda, pueden infligir picaduras peligrosas y sumamente dolorosas.

En el caso de ser picados por una de estas arañas venenosas, es fundamental buscar atención médica de inmediato.

Más allá del lógico temor que generan, es bueno tener en cuenta que las arañas son grandes cazadoras de otras plagas, como los mosquitos, las moscas, las polillas e incluso otras arañas, lo cual ayuda a mantener a esos insectos alejados.

0218_arañas

Por eso, los especialistas recomiendan que a menos que representen una seria amenaza, no conviene matarlas. Si una de ellas logró entrar a tu casa y no es venenosa, lo mejor es atraparla con un frasco para, luego, liberarla nuevamente y, así, permitirle seguir llevando a cabo su valiosa tarea como cazadora de plagas.

Claro que si en tu casa encuentras una gran cantidad de arañas, lo mejor es contactar a un profesional de control de plagas para que te ayude a eliminarlas.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend