Lunes 23 de mayo de 2022
MOTOR | 27-02-2022 19:00

Motorhome: cómo fabricar aire fresco

Cuáles son las alternativas para climatizar nuestra rodante. Pros y contras de cada sistema disponible. Qué otras técnicas utilizar para mantener una temperatura confortable.
Ver galería de imágenes

Las altas temperaturas siguen entre nosotros y es uno de los grandes temas a resolver en los vehículos recreativos. Los espacios cerrados y las delgadas capas que nos separan del medio ambiente requieren de aislación más eficiente pero, por sobre todo, de sistemas de aireación mucho más elaborados que los que se utilizan a diario en los hogares. Como en cualquier vehículo, tendremos la posibilidad de trasladarnos a sitios expuestos a climas muy diversos, y también a situaciones altamente desfavorables para la habitabilidad de esos ambientes que serán nuestro refugio de descanso vacacional. A continuación, algunas de las alternativas posibles de utilizar, con sus pros y contras.

Aire acondicionado

Es una de las más usadas pero menos prácticas. Si bien es la que mejor aporta la temperatura deseada, también tiene algunos inconvenientes que requieren de ser cautos a la hora de pensar en esta opción. Hay de distintos tamaños y formas, aunque los más habituales son los de tipo split, por sus valores de mercado y por la facilidad de conseguir soluciones en caso de rotura o mal funcionamiento, además de que enfrían rápido y muy bien. En contra tienen que se trata de equipos grandes y que requieren de mucha energía, algo que en los vehículos recreativos es valioso y escaso. De hecho, muchos campings en zonas no tan turísticas no pueden ofrecer el servicio de energía eléctrica debido a la falta de suministro local o la mala calidad de cableados o de las tomas, lo que podría llegar a deteriorar nuestro equipo. Para evitar este tema, algunos invierten en generadores externos a combustión y crean tres nuevos problemas: el sonido ambiente, el peso elevado y el espacio que ocupan.

0224_motorhome

Supongamos que resolvimos el tema del consumo, ahora tenemos otro punto a considerar, que es su ubicación. En los equipos para vehículos recreativos, los diseños contemplan este tema y es por eso que nos podemos encontrar con dos alternativas: unos que van sobre el techo y dirigen su aire en distintas direcciones, logrando aclimatar espacios importantes de forma pareja, y otros que se ubican en sitios cerrados y a través de tuberías reparten el aire donde sea necesario, logrando una buena distribución del clima elegido. En el caso de los equipos hogareños tipo split, la situación cambia ya que sus unidades de interior son más grandes y requieren de mucho espacio, además de que envían aire en una sola dirección por lo que, si no se ubican en la posición más adecuada, tendremos grandes diferencias entre sectores y su rendimiento será inadecuado para alcanzar la climatización buscada.

Aireadores por evaporación de agua

Este tipo de equipos es muy utilizado en camiones de larga distancia, ya que son de bajo consumo y tienen un tanque de agua que provee de este fluido al inyector que mantiene húmeda una malla en el interior de la unidad, por la cual se hace circular el aire que al contacto con el agua baja su temperatura y, a través de varias salidas en el interior del habitáculo, permiten obtener entre 8 y 10 °C menos. Para mejorar el rendimiento de estos climatizadores, lo ideal es que el clima exterior sea seco, de forma que la absorción de humedad por parte del aire sea mayor y sature con partículas de agua a menor temperatura. Normalmente utilizan 12 o 24 volts, lo que permite usar el sistema eléctrico del vehículo; incluso se puede adicionar la instalación de paneles solares que le entregarán autonomía y mantendrán la carga de la batería del vehículo. Una de las desventajas es que se debe hacer una perforación importante del techo; en algunos casos se utilizan escotillas o aireadores preexistentes, anulando esa alternativa de ventilación. En uso continuo, el tanque de agua se consume en poco tiempo, por eso algunos lo conectan al tanque de aguas claras del vehículo y logran así mayor autonomía. A tener en cuenta es que son de fácil instalación y se ubican perfectamente sobre techos inclinados.

Aireadores simples o con extractores

Son pequeñas claraboyas de acceso que, en algunos casos, tienen adosados unos forzadores que trabajan en ambos sentidos. Hay modelos que incorporan un sensor de temperatura para comandar su encendido y hasta los hay más sofisticados que abren la tapa de bloqueo al exterior y utilizan mandos a distancia para controlar el valor de temperatura deseada. Estos son muy utilizados en furgones camperizados por su bajísimo consumo y practicidad. También usan la instalación eléctrica del vehículo y normalmente se colocan en el baño y en pasillos, para provocar un flujo de aire que ingrese del exterior por las ventanas. La única contra es que no se puede utilizar en caso de lluvia intensa, a excepción de un adicional que se compra y que lo cubre, y tiene la altura para poder abrirlo, pero esa carcaza al sol se calienta y termina introduciendo calor por allí. Los modelos más simples pueden ser con tapa de vidrio templado, acrílicos o de policarbonato, incluso se pueden utilizar como escotilla de emergencia, como en micros o camiones. 

0224_motorhome

Cada opción dependerá de la temperatura a la cual uno desea estar adentro del habitáculo, las dimensiones, incluso su peso. Cuando hablamos de vehículos de arrastre, la disponibilidad de espacios, el medio energético que se desee aplicar y, por sobre todo, el bolsillo del usuario terminan siendo los  condicionantes. 
Como experiencia puedo aportar que, según el tipo de viaje y el vehículo, el mejor rendimiento es del aire acondicionado de techo, por la distribución de peso, la temperatura final obtenida y, sobre todo, la distribución de aire interior, ya que su mejor complemento está en los aireadores con forzador para el caso de que no podamos obtener la energía necesaria para mover el compresor del acondicionador.

Más allá del equipo

En la climatización entran en juego otra serie de factores que no son propios del vehículo, pero que hacen al confort de la estadía. Los lugares elegidos para acampar, detenerse para hacer noche o simplemente parar en el camino para contemplar un paisaje deben tener al menos algo de sombra para evitar que toda la estructura esté expuesta al sol. Si dejamos estacionado por largo rato el vehículo bajo el sol pleno, indefectiblemente se hará muy difícil lograr llevarlo a un buena temperatura que nos permita permanecer en él al regresar, lo que generará que seguir el viaje o incluso descansar en su interior, se torne realmente molesto, aún con equipos de aire acondicionado importantes. 
Si nuestra rodante se alimenta con un generador, no olvidar revisar el depósito de combustible, ya que muchos de estos equipos no tienen corte de tensión en caso de falla del motor, lo que puede dañar la unidad de refrigeración o cualquier otro elemento del cual dependa su funcionamiento. Si vamos a circular por caminos de tierra, evitar dejar aireadores abiertos, sobre todo en vehículos de arrastre, ya que el polvo podría entrar por succión, al igual que las uniones en ventanas, puertas o escotillas laterales, lo que dejará un manto de tierra en todo el interior.

0224_motorhome

Recomendaciones: a mayor tamaño de ventanas, más es la necesidad de frío o calor para obtener la temperatura deseada. Nunca olvidar que el mejor método de enfriamiento de un vehículo recreativo es la aislación, capítulo aparte dentro del diseño general y hasta más importante que la distribución interior. Todos datos importantes a la hora de decidir qué equipo colocar. 

Agradecimiento: AutocampingTV

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcelo Pistorio

Marcelo Pistorio

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend