Martes 16 de agosto de 2022
INFORMATIVO | 01-07-2022 13:01

Un alpinista sudafricano es la primera persona del mundo en volar legalmente en parapente desde el Everest

A los 55 años, Pierre Carter tardó tan solo 20 minutos en descender la montaña más alta del mundo, contando con la histórica autorización del gobierno de Nepal. Video.
Ver galería de imágenes

El alpinista sudafricano Pierre Carter se convirtió en la primera persona en volar legalmente en parapente desde el Monte Everest, según lo señala un artículo publicado recientemente en The Himalayan Times, un diario en inglés que se publica y distribuye en Nepal.

Si bien su colega francés Jean-Marc Boivin fue quien protagonizó, en 1988, el primer vuelo en parapante sobre el pico más alto del mundo, en tanto que el matrimonio compuesto por los franceses Bertrand "Zebulon" Roche y Claire Bernier lo hizo en el año 2000 y, en 2011, Sano Babu Sunuwar y Lakpa Tsheri Sherpa se convirtieron en los primeros parapentistas nepalíes en lograr esa hazaña, todos ellos lo hicieron de manera ilegal, ya que ninguno de ellos contó con la autorización del gobierno de Nepal, tal como lo logró Carter por primera vez en la historia.

0107_carter

Carter: un apasionado de las alturas

 “Fue un hermoso vuelo hacia abajo. Por encima de las nubes y, luego, a través de las nubes y hacia abajo”, dijo Carter a France 24. Una vez que estás en el aire, todo es relativo. Pero el despegue siempre es difícil cuanto más alto estás porque tu planeador no quiere volar tan fácilmente", agregò. 

Según los términos de su permiso, a Carter no se le permitió volar en parapente desde la cima de la montaña de 8.848 metros de altura, por lo que tuvo que despegar desde los 7.925 metros. Más puntualmente, desde el Collado Sur, una cresta que conecta el Everest con el Lhotse, la cuarta montaña más alta del mundo, y saltó, registrando su maravilloso descenso, con una cámara filmadora especial de 360º

Durante el vuelo en parapante logró desplegar una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora y, tras apenas 20 minutos, aterrizó en la aldea nepalí de Gorak Shep, que está ubicada a 5.163 metros de altura y a 6 kilómetros del campamento base del Everest. 

Si bien en un primer momento Carter tenía pensado subir a la cima del Monte Everest y luego descender al Collado Sur antes de descender en parapente el resto del camino, las malas condiciones climáticas y un breve mal de altura lo obligaron, sobre la marcha, a tener que cambiar de plan.

0107_carter

Cuando estás volando a esa altitud no es el clima donde estás. Es el clima donde estás, el clima a la mitad de la montaña y el clima donde vas a aterrizar”, comentó Carter a CNN.

Amante del alpinismo desde muy pequeño, en el año 1998 Carter protagonizó su primera gran hazaña en parapente al volar desde las Siete Cumbres del mundo, las montañas más altas de cada uno de los siete continentes del mundo.

0107_carter

También escaló y voló con éxito en parapente desde el Monte Elbrús y del Aconcagua -los picos más altos de Europa y de América del Sur, respectivamente-, como así también desde el Monte Kilimanjaro, en Tanzania; la Pirámide Carstensz, en Indonesia, y el Monte Kosciusko, en Australia. 

Con el Monte Everest ya conquistado y autorizado por el gobierno de  Nepal, ahora su próximo gran desafío es volar en parapante desde el Monte Vinson, en la Antártida. ”Aunque también me gustaría poder escalar y volar desde el Monte Cook, en Nueva Zelanda”, concluyó Carter

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend