Domingo 24 de enero de 2021
INFORMATIVO | 14-01-2021 10:20

Quién fue Matthías Zurbriggen, el primer hombre que llegó a la cima del Aconcagua

Considerado uno de los más grandes escaladores de montañas del siglo XIX, el 14 de enero de 1897 el suizo se convirtió en el primero en trepar a la cumbre del Techo de América. El Tupungato y los Alpes suizos fueron testigos de algunas de sus proezas.
Ver galería de imágenes

El 14 de enero de 1897 el suizo Matthìas Zurbriggen logró inscribir su nombre en la historia de los escaladores de montañas al ser el primero en llegar a la cima del cerro Aconcagua, el Techo de América, ubicado a 6.979 metros sobre el nivel del mar.

Pocos meses más tarde, precisamente el 15 de abril, junto con su colega y gran amigo personal, Stuart Vines, logran la segunda hazaña en Sudamérica al trepar el Tupungato, a 6.650 metros sobre el nivel del mar.

0114_zurbriggen

Nacido el 15 de mayo de 1856 en la ciudad suiza de Saas-Fee, esa hazaña fue una de las tantas que lo llevó a ser considerado como uno de los más grandes escaladores del mundo del siglo XIX y uno de los más avezados guías de montaña en los Alpes suizos.

0114_zurbriggen

De familia muy humilde, y ya radicado en Macugnana, Italia, junto a sus padres, a los 13 años comenzó a trabajar para tratar de colaborar en la economía de la casa, pasando por distintos oficios: fue carpintero, empleado en el correo y en el ferrocarril y hasta guía de caza durante los años que vivió en Argelia.

Gracias a sus numerosos viajes y excursiones se convirtió en un gran políglota: hablaba a la perfección alemán, francés, italiano e indostaní.

El 7 de agosto de 1886, tuvo lugar su primer gran éxito como guía de montaña al acompañar a un grupo de escaladores en la ascensión a la temida y famosa Cara Este de Monte Rosa, la más elevada y grande de los Alpes.

0114_zurbriggen

A partir de allí, “El Diablo”, tal cual lo apodaban sus colegas, fue presionado por sus clientes para que los guiara en rutas y cerros muy pocos conocidos por entonces, como los cerros italianos Cerviño y Jazzi.

Ya conocido mundialmente como uno de los mejores guías de altas montañas del mundo, en 1895 su colega suizo Edward Fitz Gerald, lo contrató para una arriesgada expedición en Nueva Zelanda en donde lograron hacer cima en los montes Sealy, Tasman, Silberhorn, Haidinger y, tras el primer intento fallido, también escalar el monte Sefton.

0114_zurbriggen

Tras escalar en 1911 el Cerviño, la montaña más famosa de los Alpes por su espectacular forma de pirámide, una profunda depresión lo llevó a separarse y a convertirse en un gran adicto al alcohol, lo que lo llevó tomar la decisión de acabar con su vida, suicidándose el 21 de junio de 1917.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend