Monday 15 de April de 2024
INFORMATIVO | 27-01-2024 19:00

Proponen un pasaporte que mida la huella de carbono de los viajeros y limite sus traslados

Está pensado para que racione y limite la cantidad que cada persona puede contaminar con el uso de aviones y otro tipo de transportes. El proyecto no tiene en cuenta a los que no se trasladan o no salen de su área de residencia.
Ver galería de imágenes

El 2023 fue un gran año para la industria de viajes. En el periodo vacacional de verano en el hemisferio norte se superó la demanda turística prepandémica en muchos países de Europa. Pero si bien esta es una gran noticia a nivel económico, es una pésima revelación para el medioambiente. La industria aérea representa tanta contaminación que los expertos estudian (según informa el sitio web Xataka.com) la viabilidad de crear un "pasaporte de carbono", como un documento necesario para viajar que racione (y limite) la cantidad que cada persona puede contaminar con el uso de aviones.

0603_viajes

Según datos de la Agencia de Protección Ambiental, el 29 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero en 2021 provinieron del transporte, incluidos vuelos, trenes y coches. Y los viajes aéreos por sí solos representan aproximadamente el 2,5 % de esas emisiones, ocupando una cuarta parte del “presupuesto de carbono” mundial para 2050. Si tenemos en cuenta que entre 2013 y 2018, la cantidad de CO2 emitida por los aviones comerciales en todo el mundo aumentó un 32 %, el futuro no promete nada bueno. En la página web Shame Plane afirman que, con sólo volar ida y vuelta desde París a Los Ángeles, ya estarías emitiendo más gases de efecto invernadero de los que se le permitirían a una persona en un año, teniendo en cuenta los objetivos del Acuerdo de París. Para conseguirlo, los precios para volar tendrían que aumentar un 1,4 % anual, con el objetivo de disuadir a los pasajeros. El problema, desde el punto de vista sustentable, es que cada vez son más baratos.

0718_viajes

La solución que se encontró hasta el momento es generar el llamado pasaporte de carbono. Propuesto por el operador turístico Intrepid Travel, con sede en Australia, en colaboración con la agencia de previsión The Future Laboratory, que lanzó un informe que detallaba el futuro de los viajes sostenibles y en el que presentaban una estrategia que, de llevarse a cabo, ayudaría a mitigar significativamente el impacto de la industria de la aviación en el medioambiente.
Se trataría de una asignación de carbono anual que los viajeros no podrían exceder. Es decir, una tarjeta donde estén registrados los vuelos de cada persona y lo que han contribuido a la huella de carbono. De superarse el umbral, se le impediría a la persona volar durante un período determinado. "Esto obligará a las personas a racionar su carbono de acuerdo con el presupuesto global, que es de 750.000 millones de toneladas hasta 2050", explican los autores del informe, que no explica de qué manera se compensa esta situación con los millones de personas que no viajan en avión.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend