Lunes 21 de septiembre de 2020
INFORMATIVO | 02-07-2020 09:56

Misteriosa muerte de 350 elefantes en Africa

El gobierno botsuano baraja dos principales hipótesis: muerte por envenenamiento o por un patógeno. Fotos aéreas muestran los cadáveres esparcidos en el delta de Okavango y otras partes del país africano.
Ver galería de imágenes

Más de 350 elefantes han aparecido misteriosamente muertos en el norte de Botswana durante los meses de mayo y junio. Si bien hasta el momento las autoridades del gobierno del país africano desconocen la causa de las muertes, informaron que en los próximos días comenzarán a analizar los cadáveres en busca de rastros de veneno o algún patógeno que haya podido provocar lo que describieron como un “desastre de conservación”.

Se trata de la segunda muerte masiva de estos animales que viven a lo largo del Delta del Okavango, declarado patrimonio de la Humanidad. "Esta es una muerte en un nivel que no se ha visto en mucho, mucho tiempo. Fuera de la sequía, no sé de una que haya sido tan importante ", manifestó el doctor Niall McCann, director de conservación de la organización benéfica con sede en el Reino Unido National Park Rescue, al diario británico The Guardian.  De momento, entre las principales hipótesis que baraja el gobierno nacional se destacan dos alternativas: envenenamiento o patógeno desconocido, y por ahora descartan la enfermedad infecciosa ántrax. En cuanto a la primera, las autoridades creen que pudo haber sido como consecuencia de la intoxicación por cianuro, una técnica a menudo utlizada por cazadores furtivos en Zimbabwe.

 

0701_elefantesboswana

Las primeras muertes misteriosas fueron reportadas el pasado mes de mayo, cuando 169 elefantes murieron en un breve lapso de tiempo en Okavango, un hábitat de vida silvestre pantanoso y exuberante. A mediados de junio, en tanto, esa cifra prácticamente se duplicó. Fuentes locales indicaron que el 70% de esos decesos se produjeron cerca de los pozos de agua. De hecho, numerosos testigos afirmaron que vieron a algunos elefantes caminando en círculos, lo que supone, según McCann, una indicación de discapacidad neurológica: "Si miras los cadáveres, algunos de ellos se han caído de bruces, lo que indica que murieron muy rápido. Otros obviamente mueren más lentamente, como los que deambulan. Entonces es muy difícil decir qué es esta toxina ".

Por su parte, el doctor Cyril Taolo, director del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales de Botswana, también  mostró su profunda preocupación sobre el tema: “Somos conscientes de los elefantes que están muriendo. De los 350 animales hemos confirmado 280. Todavía estamos en el proceso de confirmar el resto. La lentitud en el proceso de las pruebas de los elefantes se debe a las restricciones impuestas por el coronavirus. Igualmente, las pruebas ya fueron enviadas a otro país para su análisis y diagnóstico correspondiente”, agregó.

0702_muertos

En tanto, los científicos locales instaron al Gobierno a analizar cuanto antes a los animales para descartar que estos sucesos representen un riesgo para la vida humana. Algunos conservacionistas le han exigido a las autoridades que protejan los cadáveres. Entre ellos, la directora ejecutiva de la Agencia de Investigación Ambiental de Londres, Mary Rice quien reconoció que “existe una preocupación real con respecto a la demora en llevar las muestras a un laboratorio acreditado para analizarlas a fin de identificar el problema, y luego tomar medidas para mitigarlo. La falta de urgencia, es motivo de una verdadera preocupación ya que los elefantes permanecen apilados uno tras otro a lo largo y ancho del Delta, con todos los riesgos de salud que ello implica para los habitantes de la zona”

También te puede interesar

Galería de imágenes

Weekend

Weekend

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend