Sábado 24 de septiembre de 2022
INFORMATIVO | 18-03-2022 10:42

Encuentran en San Juan restos fósiles de las dos especies de pterosaurios más antiguas del hemisferio sur

Se trata de dos nuevas familias de estos reptiles voladores que fueron halladas por científicos argentinos en la Formación Quebrada del Barro. ¿Cómo eran y con qué nombres las bautizaron?
Ver galería de imágenes

Científicos argentinos descubrieron en la provincia de San Juan restos fósiles de dos nuevas especies de pterosaurios que, según afirman, son las más antiguas encontradas hasta el presente en todo el hemisferio sur.

Según informaron los especialistas en una nota recientemente publicada por la revista especializada Papers in Palaentology  las especies en cuestión fueron bautizadas  Yelaphomte praderioi y  Pachagnathus benitoi.

“Nuestro descubrimiento demuestra que en el Triásico, aún en el amanecer de estos animales, los pterosaurios vivían y ya estaban diversificados en el hemisferio sur”, explicó, a SINC, el paleontólogo Ricardo Martínez, quien se desempeña como investigador de la Universidad Nacional de San Juan.

1803_pterosaurios

“Estos nuevos hallazgos proporcionan evidencia de una distribución global más amplia y una diversidad significativamente mayor de pterosaurios casi desde el comienzo de su historia evolutiva”, agregó quien, además, fue el principal autor del estudio.

Los restos fósiles de estas dos nuevas especies de pterosaurios fueron encontrados durante las campañas que tuvieron lugar entre los años 2012 y 2014 en la zona de la Formación Quebrada del Barro, en la provincia de San Juan.

“El descubrimiento de nuevas especies aporta al conocimiento de la biodiversidad en la historia evolutiva en la Tierra”, comentó, por su parte, la paleontóloga e investigadora del CONICET, Cecilia Apaldetti, quien formó parte del trabajo.

Tras analizar minuciosamente estos restos fósiles encontrados, los especialistas lograron comprobar que estos pterosaurios habitaron y evolucionaron en ambientes terrestres y no en ambientes marinos donde se han encontrado otros especímenes.

1803_pterosaurius

A escala mundial, la gran mayoría de hallazgos de fósiles de pterosaurios se realizaron en zonas que alguna vez fueron costas o grandes lagunas”, relató quien también se desempeña como investigadora en el Museo de Ciencias Naturales de San Juan.

“En cambio, estas especies vivieron en un hábitat continental donde imperaba un clima semiárido, con vegetación mayormente concentradas a la vera de ríos”,  agregó Apaldetti.

1803_pterosaurius

Pterosaurios:  dos nuevas familias de los reyes de los aires

Los pterosaurios (o “lagartos alados”, en griego) fueron los primeros vertebrados en desarrollar la capacidad de volar por lo que fueron considerados los “Reyes de los Aires” durante más de 160.000.000 de años ya que se  adaptaron a los cielos mucho antes de la aparición de las primeras aves voladoras.

Estos reptiles voladores vivieron desde finales del Triásico, -hace más de 200.000.000 millones de años-  hasta el final del Cretácico. Es decir, se extinguieron con gran parte de los dinosaurios hace aproximadamente unos 66.000.000 millones de años.

Así, según explicaron los científicos, el Yelaphomte praderioi fue un pterosaurio que llegó a medir no más de 25 centímetros de largo desde la cabeza a su pequeña cola incluida, en tanto que su cráneo no superaba los  7 cm.

Su nombre deriva del Allentiac –que en lengua huarpe significa  “yelap” (bestia) y “homtec” (aire), o sea, “bestia del aire”.- mientras que “praderioi” honra a Ángel Praderio, miembro del equipo de científicos que descubrió el nuevo ejemplar en una de las campañas que fue financiada por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de San Juan.

1803_pterosaurius

“Su característica más importante es la presencia de una cresta prominente en el premaxilar. Suponemos que a pesar de su pequeño tamaño era un adulto por el grado de osificación de las suturas de los huesos del rostro, aunque no se puede estar seguro”, detalló Martínez

En tanto, la segunda especie hallada, el Pachagnathus benitoi, fue un pterosaurio mucho más grande ya que mientras tenía un cráneo de entre 35 a 40 centímetros y  medía cerca de un metro de largo. “Su principal característica era la de poseer al menos cinco pares de dientes muy largos”, comentó Martínez.

 Su nombre proviene del aimara, - lengua nativa americana hablada por el pueblo aimara de Los Andes: “Pacha” (tierra), en referencia al entorno interior en el que vivían las nuevas especies, y “gnathus” (mandíbulas) en latín.

En tanto que el término “benitoi” recuerda a Benito Leyes, un habitante del pequeño pueblo de Balde de Leyes que halló los primeros fósiles en esa a localidad sanjuanina y guió a los paleontólogos al sitio. “Su rostro debe haber sido muy estrecho y no sabemos con certeza si tuvo cresta, pero suponemos que sí”, concluyó Martínez.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en