Lunes 2 de agosto de 2021
CAZA | 25-03-2021 17:10

Las 7 plagas que afectan a la Argentina

Varias de las especies introducidas en nuestro país están causando estragos en los sembrados y accidentes en la población. Por qué es importante el papel del cazador. Cómo influyen los dibujos animados.
Ver galería de imágenes

Los distintos animales exóticos actuales fueron ingresados al país con buenas intenciones a través de los años, pero muchos de ellos se convirtieron en plaga. Motivos hay varios, pero el más fuerte es que no tienen predadores naturales para equilibrar su densidad demográfica. El segundo es que mucha gente los asocia a los animalitos de los dibujos animados: tiernos, queribles, casi humanos a los que no hay que matar. La Paloma de la Paz, el ciervo Bambi, las tres ardillitas, Babe el chanchito valiente (un pequeño jabalí) son ejemplos carismáticos fantasiosos que no se condicen con la realidad y que facilitan la expansión de esta ternura arraigada en mucha gente. Veámoslo más detenidamente...

2503

1 Ciervo axis

El venado de las pampas (foto), también conocido como “ciervo pampero, venado pampero o ciervo campero”, es un pequeño cérvido cuya población bonaerense se encuentra en peligro de extinción. Por ello la especie fue declarada Monumento Natural de la Provincia de Buenos Aires (Ley Nº 11.689), lo que incluye la veda total y permanente para la caza de la variedad. En la actualidad la Provincia de Buenos Aires cuenta con una población de aproximadamente 150 a 200 individuos distribuidos únicamente en la Bahía Samborombón.
En el pasado, los principales depredadores naturales del venado, además del hombre, fueron el puma y el yaguareté. Hoy los principales factores que amenazan la supervivencia de la especie son la cacería ilegal de fauna silvestre y la introducción de especies exóticas, como el ciervo axis, que se está convirtiendo en plaga y con el cual compite por el uso del hábitat y el alimento. A ello se suman los chanchos silvestres y la competencia con el ganado doméstico.
El ciervo axis es fauna exótica introducida que se adaptó muy bien y creció en poblaciones numerosas. En la Argentina está presente en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Río Negro y Neuquén, además de hallarse en condiciones de semicautiverio en Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Tucumán y Chaco. En Uruguay, por su parte, se encuentra en el oeste, a lo largo del litoral del río Uruguay.
El axis, también llamado ciervo moteado (Axis axis), es un mamífero propio de Asia que durante toda su vida presenta manchas blancas sobre su coloración marrón. Desde el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), a través de la Dirección de Áreas Naturales Protegidas, se delinean acciones y estrategias con el fin de conservar a la especie nativa en detrimento del axis. Y para ello se realizan censos terrestres y aéreos, se efectúa el manejo de pastizales y se vigila y controla al axis, entre otras tareas.

2503

2 Castor

Es un roedor semiacuático de pelaje color castaño oscuro. Sus patas tienen cinco dedos unidos por una membrana interdigital; los posteriores son más grandes. La cola es ancha, aplanada y escamosa. Sus sentidos del oído, olfato y tacto son excelentes. Tiene dientes muy fuertes, los cuatro incisivos frontales, dado que los utiliza frecuentemente, nunca dejan de crecer a lo largo de su vida. De adulto puede llegar a pesar unos 25 kg y se reproduce usualmente en la época de verano. La hembra da a luz de 2 a 4 crías y el destete se produce entre las 2 y 18 semanas posteriores al nacimiento.
La especie se introdujo en Tierra del Fuego desde Canadá, pensando en la industria peletera, aunque aquí no desarrollo una buena piel. Los primeros 20 ejemplares fueron liberados en las cercanías del lago Fagnano en 1946 y, al no tener depredadores como el oso o el coyote, su población se convirtió en plaga. Se estima que hoy –y después de varias campañas de control– hay entre 100.000 y 150.000 ejemplares. Desde allí invadieron todos los ambientes aptos disponibles en la isla y hace unos años ingresaron en el continente.
La actividad de los castores provoca destrucción del bosque de ribera, con la consecuente desestabilización y erosión del suelo, y la modificación de los principales ciclos de nutrientes por acumulación de sedimento y materia orgánica. En el marco de la implementación del proyecto “Estrategia Nacional sobre Especies Exóticas Invasoras”, se está desarrollando un programa piloto de erradicación del castor americano en la provincia de Tierra del Fuego, lo cual es prioritario tanto para la Argentina como para Chile.

2503

3 Ardilla

De vientre rojo, la Callosciurus erythraeus es originaria de Asia, pero su traslado, liberación, comercio y tenencia como mascota están prohibidos. Arborícola y de hábitos diurnos, construye nidos con hojas y ramas en árboles. Su reproducción se da en primavera, en camadas de 1 a 5 crías, y en cautiverio llega a vivir 17 años.
Hasta la fecha, las ardillas exóticas se encuentran registradas en la provincia de Buenos Aires y generan un descortezamiento en plantaciones forestales, frutales y ornamentales, además de consumir flores y semillas (pérdida de cosechas, alteración de reproducción), romper plásticos de sistemas de riego y cableado (luz, teléfono, TV) y causar roturas de techos. En el mismo sentido, la ardilla puede actuar como dispersora de vegetación exótica, ocasionar una disminución en la riqueza y abundancia de aves, y jugar un importante rol en la epidemiología de leptospirosis, ya que pueden ser portadoras de la enfermedad.
En la Argentina, 10 ardillas de vientre rojo fueron importadas en 1970 y mantenidas en cautiverio en una estancia de Luján, Buenos Aires. En los años posteriores, algunos ejemplares escaparon y dieron origen a la primera población silvestre de ardillas exóticas en los partidos de Arrecifes, Berazategui, Capitán Sarmiento, Daireaux, Exaltación de la Cruz, Escobar, General Rodríguez, Luján, Mercedes, Pilar, Salto, San Andrés de Giles, San Miguel y 25 de Mayo; en Córdoba: La Cumbrecita; Santa Fe: Cañada de Gómez y Rafaela; en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: zona del Jardín Botánico y Núñez (fuente: www.emi.unlu.edu.ar).
El gran problema de la invasión de la ardilla es que hay personas que denuncian los daños causados, y otras que valoran su presencia y rechazan cualquier acción de control. En Buenos Aires, la Dirección de Flora y Fauna y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (O.P.D.S.) han impulsado desde 2010 una modificatoria del Decreto 110/81 y su decreto modificatorio 8996/86 para incluir a la ardilla de vientre rojo en la categoría de especie dañina o perjudicial, susceptible de caza plaguicida. En 2011 el Concejo Deliberante de Luján aprobó la Ordenanza 5996-2011, y en 2013 lo hizo el municipio de Capitán Sarmiento.

2503

4 Jabalí

Mamífero de tamaño mediano y cabeza grande, se trata de una especie omnívora, aunque los vegetales predominan en su dieta. De hábitos gregarios, alcanza la madurez sexual muy temprano (antes del año), con una gestación relativamente corta y un elevado promedio de crías por camada. Introducido voluntariamente con fines de caza en 1906, provocó distintos impactos ecológicos, como el de remover la tierra con el hocico (hozar),  aumentando la cantidad de suelo desnudo y modificando la relación entre carbono y nitrógeno, así como también provocando retención de agua, favoreciendo –o no– el establecimiento de ciertas plantas. También actúa como depredador de semillas y sus piaras resultan peligrosas en las rutas.
Actualmente, se encuentran poblaciones en el Chaco, la Mesopotamia, estepa patagónica, y el espinal pampeano. Y si bien existe una amplia cantidad de métodos letales –y no– para controlarlos, es muy difícil mantenerlos a raya dado que ante altos índices de mortalidad, la especie responde incrementando su tasa reproductiva. Sólo se ha logrado la erradicación en los casos de islas.
En la Argentina el único caso que se conoce de control sostenido y monitoreado es el del Parque Nacional El Palmar (Entre Ríos), donde en seis años se logró reducir la población en un 50 % utilizando simultáneamente tres métodos de control: cacería desde apostaderos, caza con perros y caza nocturna desde vehículos.

2503

5 Paloma

Existe un habitual rechazo a la declaración de la paloma como plaga, tal vez por su papel romántico o por ser símbolo del Espíritu Santo. Sin embargo, al igual que el ratón doméstico, las ardillas y hasta el gorrión, las palomas (torcaza, turca, montera o doméstica) conforman un componente de riesgo para todos, lo que exige medidas adecuadas por sobre cualquier cuestionamiento, a tal punto que está definida como una de las plagas más importantes en casi todo el territorio nacional en particular, y en el mundo, en general.
Esta ave posee velocidad de vuelo, rápida maniobra, gran visión y es transmisora de algunas enfermedades en las ciudades. Tiene tres anidadas por año, con dos huevos cada una, de los que salen un macho y una hembra, lo que denota su alta capacidad de reproducción. Como no tiene un depredador natural, la única forma de control es la caza, aunque a pocos argentinos les atrae cazarlas, no así a los extranjeros, quienes nos visitan y gastan cuantiosas sumas de dinero en este deporte legalmente habilitado, por más que a muchos les pese esta cuestión. Según el profesor Enrique Bucher, autoridad indiscutida en este tema, la paloma dorada o montera y la torcaza, especie exótica para nuestro país, son nocivas para los cultivos de sorgo, mijo, maíz, girasol y otros granos. Las pérdidas que provocan en las cosechas rondan el orden del 5 al 25 %.
Para cazarlas al vuelo –antes de la pandemia la temporada estuvo abierta todo el año sin límite de piezas; ahora todavía se encuentra cerrada– es aconsejable camuflarse en los sembradíos, donde esta ave desciende desde los 20 o 30 m para realizar sus pasadas y comer. Y aunque parezca sencillo, atraparlas no es nada fácil.

2503

6 Vizcacha

La Lagostomus maximus, llamada vizcacha común, vizcacha de las llanuras, vizcacha de las pampas o vizcacha mora, es un roedor de hasta 60 cm de largo que habita desde el sur de Bolivia y Paraguay hasta el norte de la Patagonia argentina. A comienzos del siglo XX fue introducida en el oeste del Uruguay, donde nunca habitó naturalmente, pues las poblaciones de Entre Ríos eran detenidas por el infranqueable río Uruguay. Sin embargo, la especie igualmente logró expandirse en ese nuevo y propicio hábitat oriental, pero una rápida reacción gubernamental logró eliminarla por completo, lo que se convirtió en un caso testigo a nivel mundial en la lucha contra las especies introducidas, pues es poco frecuente que los planes de control se hagan en tiempo y forma o que resulten efectivos. Declarada plaga de la agricultura en 1907 por el Ministerio homónimo de la Argentina, su control es obligatorio por ley, lo cual llevó a una regresión poblacional en gran parte de nuestro territorio.
De pelo abundante, cabeza grande, hocico abultado, pelaje gris en el lomo y blanco en el vientre, patas cortas con dedos y uñas fuertes que le sirven para cavar la madriguera, y una cola que se desprende con facilidad (lo que la salva muchas veces de ser capturada), su dimensión corporal varía con la edad, el sexo y el clima, pero en promedio la cría nace con 180 g de peso y el macho adulto llega a pesar, en promedio, 5,5 kg, mientras que la hembra ronda los 3,5 kg.
De hábitos nocturnos, vive en grupos de hasta 50 individuos en túneles que cava en lomas de terreno firme. Se alimenta de todo tipo de vegetales y ataca los cultivos, por lo que su caza está permitida en toda época (pero no durante la pandemia del Covid-19) en casi toda la Argentina. Por lo general, salen al caer la tarde, precedidas por el macho más viejo, el “vizcachón”, que se asoma primero para comprobar si hay peligro en los alrededores de las cuevas. El daño que causa en pérdidas para la agricultura de maíz y pasturas se calcula en el orden de 5 al 15 %, según las direcciones de fauna de las distintas provincias que habita.

2503

7 Zorro

Astutos, engañosos, inteligentes, embusteros… Hay mucha imaginación alrededor del comportamiento de este animal omnívoro presente en la Argentina, que se alimenta principalmente de roedores y liebres, aunque también de carroña, aves, reptiles, arañas y frutos. Hasta el momento, algunos estudios señalan que el ganado menor (ovinos y caprinos de corta edad) no constituye una parte importante de la dieta, aunque sí lo hacen las aves de corral.
El apareamiento de la especie tiene lugar entre agosto y octubre, y la gestación dura entre 53 y 58 días, tras los cuales nacen entre 4 y 6 cachorros en una guarida que puede ser una cueva o una depresión protegida. En la actualidad se nota un gran incremento de esta especie, tanto gris como colorada, no porque su piel tenga el valor de otrora sino porque nadie se dedica a su cacería, salvo los dueños de los campos donde cometen estragos.

Dónde informar la aparición de plagas

  • El conocimiento actualizado acerca de las invasiones biológicas exóticas en la Argentina se organiza en el Sistema Nacional de Información sobre Especies Exóticas Invasoras (www.inbiar.uns.edu.ar). Los ciudadanos pueden contribuir con él informando nuevas localidades en las que detecten plagas. Más información y consultas, por mail a: [email protected]
También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Horacio Gallo

Horacio Gallo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend