Jueves 23 de septiembre de 2021
ARMAS | 17-12-2020 08:52

Tracker: el cuchillo del rastreador

Considerados por muchos el mejor modelo de supervivencia del mundo, tiene como antecedentes una interesante historia que fue llevada al cine: la del experto Tom Brown.
Ver galería de imágenes

El origen de este llamativo y curioso cuchillo se remonta a unos 30 años atrás. Por ese entonces Tom Brown, consumado especialista en temas de supervivencia, le concedió una entrevista a un periodista estadounidense. Durante la charla, se le preguntó entre otras cosas cuál era, para él, el mejor cuchillo de supervivencia del mundo. Este –con gran  arrogancia– respondió que no existía, porque “yo todavía no lo he diseñado”. Siete años más tarde y tras varios intentos fallidos, Brown presentó la primera versión de lo que, según él, aspiraba a convertirse en el mejor cuchillo de supervivencia del mundo.
2411_cuchillos

Nacido en el año 1950, Tom Brown Jr. es un célebre naturalista y rastreador que aprendió su oficio a partir de los siete años de la mano de “Stalking Wolf”, un indígena Lipan Apache que falleció cuando Tom cumplió 17 años. Actualmente en su ciudad de nacimiento –Nueva Jersey– dirige una escuela, la Tom Brown Jr. Tracker School.

Un multipropósito

Con un diseño agresivo e innovador, el cuchillo diseñado por Tom está considerado un multipropósito que se adapta a un montón de circunstancias de la vida al aire libre. Sirve tanto para cuerear, gracias a la curvatura de su filo delantero, como para hachar utilizando la técnica del batoning. Tal vez no sea muy eficiente para trabajos delicados, pero si como un elemento que se adapta también para un uso táctico. Se denomina batoning a la acción de apoyar el filo de un cuchillo sobre una rama o un trozo de madera, golpeándolo por el lomo con un tronco.

2411_cuchillos
El Tracker posee un filo recto en parte de la hoja –para tal fin– y una curvatura en su lomo para ser golpeado justamente en ese lugar. Obviamente, su hoja tiene que tener la fortaleza adecuada para ese menester, lo que gracias a su configuración full tang –de una sola pieza– y su espesor lo logra con creces.
Otro objeto en el que su creador puso especial atención es la vaina. Su particular diseño permite llevar el cuchillo de diversas maneras. La tradicional es pendiendo del cinturón o –como lo pensó Tom Brown– en la espalda y en forma horizontal.
Apenas se dio a conocer el diseño, prestigiosas marcas de cuchillos de los Estados Unidos comenzaron a incluirlo en su línea de productos, algunas respetando a rajatablas el diseño original y otras con ciertas modificaciones.

2411_cuchillos

Llega al cine

Por otro lado, Tom Brown ganaba notoriedad al ser contratado por el gobierno de su país, para rastrear a un peligroso asesino que evadía eficientemente a las autoridades. Esta y otra de sus aventuras fueron publicadas en su libro “Case Files of the Tracker” (archivos de casos del rastreador, traducción literal), de donde fue extraída la historia de esa búsqueda y persecución para ser llevada a la pantalla grande en la película titulada “The Hunted” (2003) en la cual Tommy Lee Jones interpreta a Tom Brown y Benicio del Toro al fugitivo, y en la que –lógicamente– se puede apreciar su cuchillo.
Este film le brindó al Tracker la difusión necesaria para hacerlo famoso entre los aficionados a los filos. Tanto así que la empresa que lo fabricaba en ese momento, Bark River Knives, manifestó que tenía problemas para abastecer la demanda.

2411_cuchillos
En nuestro país, afortunadamente, se realizan excelentes versiones del Tracker, respetando el diseño original. Algunos artesanales, tal como los confeccionados por Juan Rossi –artesano rosarino que fue uno de los pioneros en recrear este modelo– y los fabricados por la conocida firma “Yarará” bajo la denominación de “Explorador”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend