Viernes 30 de julio de 2021
ARMAS | 03-10-2020 14:16

Plegables tácticos: ¿qué sistema de es traba mejor?

El cuchillo es, tal vez, la herramienta más antigua creada por el hombre. Y sus versiones plegables han ocupado su lugar en un sinfín de actividades. Qué sistema es el ideal.
Ver galería de imágenes

La palabra “táctica” se utiliza para definir el procedimiento o método que se sigue para conseguir un fin determinado o ejecutar algo. Cuando se la utiliza para calificar un objeto –un arma táctica, por ejemplo–, es porque ese objeto está pensado para ser usado en una acción cuyo fin es lograr o colaborar en la desarticulación del oponente.

0210_crespo
Si tomamos una escopeta de dos cañones yuxtapuestos y una de acción de bomba con capacidad de 7+1, estamos ante dos armas de fuego que disparan cartuchos. Pero sus características y diseño hacen que una sea más apta para el combate que la otra. Y si fue diseñada y creada para ser utilizada en combate o en acciones armadas, estamos sin duda ante una escopeta que podríamos denominar táctica.
Los cuchillos no son la excepción a esta regla, y los plegables... tampoco.

Cuándo un plegable es táctico

Términos como navajas o cortaplumas son utilizados frecuentemente para denominar a los cuchillos plegables, los que de por sí pertenecen a un universo de objetos casi infinito, por la gran variedad de modelos y los diversos usos para los que fueron creados especialmente. Pero, analicemos ciertas características que pueden hacer que un plegable pueda ser denominado táctico.

0210_crespo
Algo fundamental es su bloqueo, el que impedirá que en alguna maniobra o manejo la hoja se cierre sobre nuestros dedos con nefastos resultados. Hay muchos sistemas y, la gran mayoría de ellos, muy eficientes. Pero en lo personal prefiero el denominado Liner Lock. Fue creado por el diseñador Michael Walker en el año 1980 y es, tal vez, el más empleado en la actualidad, o el más popular. El bloqueo en sí se compone de un fleje que está en paralelo con la hoja dentro de la empuñadura. Al abrirla, la tensión de ese fleje encaja en la parte trasera de esa misma hoja, impidiendo que se vuelva a cerrar. Para cerrarla es necesario empujarlo en forma manual hacia afuera, liberando el filo.

Diferencias básicas

Su gran ventaja sobre los otros sistemas es que se puede plegar la hoja utilizando una sola mano. A diferencia del Lock Back, que requiere del empleo de ambas manos o –en su defecto– realizar alguna maniobra engorrosa. Otra característica principal es, sin duda, que su diseño permita la apertura a una mano. Generalmente, los diseñadores se inclinan por una saliente en el borde de la hoja, la cual utilizando el pulgar de la mano que lo empuña, hace que se la pueda abrir fácilmente. Otros diseñadores, en cambio, utilizan un orificio de regular tamaño en el lomo de la hoja, para calzar en él el pulgar y efectuar la misma maniobra.

0210_crespo
En el caso del Böker Kalashnikov 101 –uno de los más robustos plegables que he utilizado–, se le ha agregado una saliente de la hoja que se puede accionar con el dedo índice para iniciar la apertura, que se completa con un rápido movimiento de muñeca. La inclusión de un clip permitirá llevar el plegable en forma segura en el bolsillo y –por lo general– los diseñadores suelen incluir algún artilugio específico para ciertas tareas, tales como un sector de la hoja destinado a cortar correajes o puntas para romper cristales.

La ventaja de este tipo de cuchillo sobre los de hoja fija es su portabilidad y, la de aquellos, su fortaleza. Por eso, a la hora de tener que elegir un plegable, hay que observar detalladamente que posea una construcción que –si bien no va a equiparar a un cuchillo de hoja fija– se le acerque bastante en solidez.

0210_crespo
La denominación de “plegables tácticos” nos puede llevar a interpretar que su finalidad principal es el combate, pero tengamos presente que también pueden oficiar como un eficaz compañero de aventuras al aire libre y –por qué no– en los quehaceres cotidianos. Basta con probar de llevar un plegable continuamente encima para ver la cantidad de veces que podemos llegar a utilizarlo durante el día para realizar las más variadas tareas.

Galería de imágenes

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend