Lunes 26 de octubre de 2020
ARMAS | 14-10-2020 13:38

Así eran las letales armas del salvaje Oeste

Usadas por los habitantes de los nuevos territorios en sus primeros tiempos, hoy son piezas famosas de colección.
Ver galería de imágenes

Si bien no forman parte de nuestra historia, a fuerza de películas en la matiné dominguera del cine barrial o series de televisión, las armas utilizadas por vaqueros y bandoleros del Oeste norteamericano pasaron a formar parte de nuestro acervo cultural. Los que ya tenemos algunos años, no podemos evitar relacionar al Colt 45 con el Gary Cooper de “A la hora señalada” o con el sempiterno John Wayne. Mientras los más jóvenes, seguramente recordarán los inmensos revólveres de avancarga que empuñó Clint Eastwood en muchos de sus films.

2809_crespo
Pero sin duda alguna, el arma que quedó emparentada indefectiblemente con el Salvaje Oeste, sus vaqueros, sheriffs y bandoleros, es el Colt Single Actión Army (SSA) modelo 1873, también conocido como “Peacemaker” (pacificador). Un arma fuerte y sencilla, que costaba en el momento de su presentación 17,50 dólares y que prontamente se popularizó por todo el territorio, siendo actualmente un ícono norteamercano. En calibre .45 Colt, se ofrecía también en .44-40 (.44 WCF) con la ventaja de poder compartir cartuchos con el Winchester, unificando así la munición.
Pero la realidad no siempre estuvo bien reflejada por Hollywood. Por ejemplo, la gran mayoría de carabinas Winchester que observamos en los films, son del Modelo 1892 de la marca, año que no siempre condice con la época en que se desarrollaba la historia. Sí, en cambio, fue el Winchester Modelo 1873 en calibre .44 WCF el que conformó la dupla ideal con el ya mencionado Colt SSA. A pesar de la gran difusión de estas armas, existieron otras marcas y modelos que quedaron identificados con los personajes que supieron usarlas –para el bien o para el mal– en aquellos violentos tiempos.

Winchester 1876

2809_crespo

Una variante de los célebres rifles palanqueros, en el potente calibre .45-60 Winchester, pasó a la historia como el arma de Tom Horn. Hijo de colonos alemanes, Tom tuvo una vida plagada de aventuras desde muy joven. Fue domador, soldado a las órdenes de Teodoro Roosevelt, detective de la agencia Pinkerton y –finalmente– cazador de cuatreros. Contratado por la asociación de ganaderos de Wyoming, hizo gala de su puntería y la potencia de su Winchester para matar a la distancia a más de una docena de individuos por los que cobró 600 dólares por cabeza. Un error –tal vez– hizo que le disparara a un chico de 14 años que estaba en un campo, por lo que fue apresado y condenado a muerte.

Colt Navy 1851

Un arma de avancarga de estilizadas líneas y calibre relativamente pequeño para la época (.36) fue el revólver elegido como su inseparable compañero por James Butler Hickok –más conocido como “Wild Bill”, el salvaje Bill–, un aventurero aficionado al póker, que supo ser explorador del ejército, conductor de diligencias y comisario en Nebraska y Kansas. En realidad debería decir compañeros, porque el Salvaje Bill portaba dos Colt Navy, finamente grabados y con cachas de marfil.

2809_crespo
El hecho de que sean armas de avancarga hacía muy lenta su recarga, ya que había que introducir pólvora por el frente de cada uno de los seis alvéolos del tambor, luego la esfera de plomo y –finalmente– seis cápsulas fulminantes en la chimeneas traseras. Seis disparos y… a repetir la maniobra. Por esa razón era conveniente llevar dos armas y así duplicar el poder de fuego.
No obstante ello, en el momento de su muerte –por la espalda y en una mesa de poker–, portaba un Smith & Wesson N° 2 calibre .32 Rimfire (de fuego anular), el que fuera rematado hace unos pocos años por la empresa británica Bonhams & Brooks, por una suma estimada en el medio millón de dólares. Hickok tenía fama de ser uno de los más rápidos y certeros tiradores de la época, protagonizando un famoso duelo donde mató de un disparo en el corazón a un oponente que desenfundó su arma estando a una distancia de 68 metros.

Smith & Wesson “Schofield”

El ejército de los Estados Unidos adoptó en 1870 el Smith & Wesson Modelo 3, que empleaba el cartucho .44 S&W American, siendo el primer revólver con cartuchos metálicos en servicio en ese país. Hasta entonces, la mayoría de las armas de puño militares eran de avancarga, las cuales –como vimos– eran lentas de recargar. En 1875 la Comisión de Armamento de los Estados Unidos otorgó a Smith & Wesson un contrato para suministrar al ejército un revólver Modelo 3 que incorporase las mejoras del mayor George W. Schofield (conocido como “Revólver Schofield”).

2809_crespo
La Smith & Wesson desarrolló para él su propio cartucho .45 (conocido como .45 SW o .45 Schofield), ligeramente más corto que el .45 Colt que ya era utilizado a partir de 1873 por el ejército en sus Colt SAA. A pesar del cambio y dada la cantidad de lotes de cartuchos .45 Colt en la línea de suministros que no podían ser utilizados en el S&W, el ejército descartó la mayor parte de sus revólveres Schofield y continuó empleando los Colt.
La facilidad para sacar las vainas servidas y volver a recargarlo gracias a su sistema de apertura de cañón basculante, que dejaba al descubierto la parte trasera del tambor (Top Break) –aventajando en ese sentido al Colt 1873–, provocó que a pesar de tener un precio más elevado en el mercado, fuese preferido por personajes tales como Jesse James, John Wesley Hardin, Pat Garrett, Teodoro Roosevelt, Virgil Earp y Billy “The Kid”, entre otros.

Escopetas calibre 10

Los duelos frente a frente entre el comisario y el bandido, tan idealizados por Hollywood, en realidad sucedieron en muy escasas oportunidades. Los hombres de la ley sabían que la ventaja tenía que estar de su lado para sobrevivir y, a raíz de ello, la escopeta fue una de las armas más utilizadas por los guardianes del orden en el salvaje Oeste. Las yuxtapuestas de calibre 10, con sus cartuchos cargados con cincuenta gramos de postas de plomo, lograban mantener a raya hasta al más rápido y letal pistolero.

2809_crespo
A pesar de la leyenda urdida por el periodista Edward Zane Carroll Judson –que firmaba sus escritos como Ned Buntline–, sobre el legendario comisario Wyatt Earp y sus múltiples duelos a revólver, el mismo protagonista poco antes de su fallecimiento en 1929, declaró en una entrevista que si no hubiese sido por las escopetas que llevaban, sus hermanos, Doc Hollyday y él, difícilmente hubiesen sobrevivido al tiroteo de OK Corral.
Sobre el famoso Colt denominado “Buntline Special” (un SSA 1873 con cañón de doce pulgadas) que según el escritor habría hecho construir para obsequiárselo al comisario Earp, no hay registro alguno de su existencia.

Colt 1877

Gracias a la inventiva de uno de los diseñadores –Willam Mason–del famoso Modelo 1873 de la fábrica del caballito rampante, la Colt desarrolla un nuevo modelo que se constituye en el primer revólver doble acción exitoso en el mercado norteamericano. Denominado “Lightning” (relámpago) si era en calibre .38 Colt, fue el arma preferida del peligroso forajido John Wesley Hardin. La versión en calibre .41 –denominada “Thunderer” (tronador)–, era el arma preferida de Doc Hollyday, mientras que por su lado Billy “TheKid” portaba uno de ellos cuando fue muerto por Pat Garret.

2809_crespo
Seguramente muchos otros hombres de la ley y bandoleros de la época también utilizaron armas tales como el Remington 1875 o el menos difundido revólver Merwin Hulbert “Frontier”. Algunos historiadores le atribuyen la utilización ocasional de uno de estos últimos a Jesse James.
Lo cierto es que, sin lugar a dudas y más allá de toda realidad histórica, la dupla conformada por el Colt SSA y el Winchester son la viva imagen del Salvaje Oeste Norteamericano.

Galería de imágenes

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend