Vision 200: Deportiva y familiar

Su perfil de líneas curvas destaca una aerodinámica moderna. El interior fue diseñado para aprovechar los espacios. Galería de imágenes.

Por

Construida por el Astillero Vision, la 200 es una embarcación ideal para la práctica de deportes náuticos y actividades al aire libre junto a la familia. En sus 6 m de eslora pueden convivir cómodamente ocho personas, debido a que sus espacios responden a los de una embarcación mayor.

Ya en el agua, luce un agradable diseño por sobre la flotación, debido a sus finas y armoniosas líneas, con una tendencia hacia lo moderno y deportivo a la vez, manteniendo en ciertos aspectos sus líneas bien marcadas. Posee, además, plataformas de popa integradas al casco de grandes dimensiones, las cuales extienden la flotación para mejorar la navegación y otorgan una comodidad adicional para la práctica de deportes náuticos.

Su gran manga de 2,35 m le proporciona un amplio espacio interior entre las butacas, incrementando también la estabilidad al rolido. Por otra parte, su alto puntal de 1,10 m garantiza seguridad para los ocupantes y buen abrigo en las travesías por aguas abiertas.

Desde el muelle, el ingreso al cockpit se efectúa por las bandas, donde hay dos manijas de acero inoxidable ubicadas para tener un buen agarre de acceso y en navegación. Una vez adentro, se aprecia la buena calidad de las terminaciones de los tapizados y el piso, que es íntegramente de plástico reforzado con antideslizante. Por otro lado, los asientos del tipo butaca son giratorios, poseen buen almohadón y sujeción para el timonel. Y un detalle: la butaca de conducción se eleva una parte para poder manejar de pie más cómodo.

Si miramos a popa, se destaca el diseño del asiento central, que ocupa toda la manga con un respaldo bajo que se guarda en el bimini (muy cómodo para navegar sin tenerlo colocado). Detrás se ubica el gran balde portamotor, acompañado por ambas bandas con las amplias plataformas de baño. Sobre éstas se instala, a babor, un portacarnada viva y, a estribor bajo una tapa, la escalera para abordaje. Más hacia proa, en el centro, se genera un gran espacio bajo el piso para la guarda de esquíes, al que se accede levantando una tapa realizada en plástico reforzado, ubicada entre las butacas.

Mandos con amplia visión

El sector de mando consta de un tablero moldeado en plástico con fondo en aluminio, con la parte superior tapizada en cuero, al igual que el volante, que se arma con diversos instrumentales (provistos por el fabricante del motor propulsor o por el astillero).

Las posiciones de manejo son muy cómodas, mullidas y con buena visión en todo momento, hasta en el planeo inicial. Esto se debe a que la proa posee un leve ángulo de inclinación negativo, que favorece la visión en todo momento y le da una línea más agresiva al conjunto. En el lado del acompañante tenemos un amplio tablero con una guantera grande, también en aluminio, con la parte superior tapizada al tono. Debajo se encuentra ubicado el equipo de audio de primera marca.

Al sector de proa se accede por medio de las dos consolas, abriendo una puerta en el parabrisas. En esta zona se aprecia una distribución de asientos en U de gran tamaño, completamente tapizados, con posavasos laterales embutidos y manijas de sujeción en inoxidable para los ocupantes del interior. Debajo de los asientos y en el sector de proa hay grandes espacios de guarda para diversos elementos que se llevan a bordo, con buena terminación y alfombras interiores.

En navegación

Su casco en V, de geometría variable con varios deflectores, posee un buen ángulo de penetración en proa y, a popa, su menor astilla muerta ayuda a mejorar el tiempo de planeo y disminuir el consumo de potencia excesiva. Navegando, la Vision 200 no presenta alteraciones ni grandes sobresaltos en todo tipo de condiciones.

Entre las opciones probadas pudimos analizar varias motorizaciones. Con la potencia máxima de 250 HP se torna una embarcación picante y de altas prestaciones; con dos personas a bordo, erogó velocidades máximas superiores a los 130 km/h; con un 200 HP y 2 personas, rozó los 120 km/h y con un 150 HP de 4 tiempos, que sería el equipo ideal en relación peso/potencia/consumo para esta embarcación, tuvimos velocidades máximas cercanas a los 90 km/h. Finalmente, a 2.400 RPM, logró unos 33 km/h con apenas un consumo de 11 l/h.

En líneas generales, esta nueva propuesta del astillero Vision pone en el mercado un producto de alto rendimiento, ideal para disfrutar en familia, salir de aventura o de pesca con amigos. Sin dejar de lado el aire deportivo de la embarcación ni la amplia capacidad que ofrece ante un tamaño mediano. Un confort que se encuentra muy cercano al lujo de un crucero.

Nota completa publicada en revista Weekend 546, marzo 2018.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario