Los gigantes de Macedonia

Ejemplares muy grandes de especies variadas, en un terreno complejo, lleno de historia. Galería de imágenes.

Por

Macedonia es un pequeño país de la ex Yugoslavia, que limita con Serbia al norte y Grecia al sur. La parte central de su territorio, donde pasa el río Vardar, es llana y se abre hacia el sur rumbo al Mar de Egeo. Por allí penetra aire caliente que hace trepar la temperatura a más de 40 grados en verano. Los inviernos son fríos, con temperaturas bajo cero pero poca nieve.

Ese tipo de clima continental en las montañas del norte y semidesértico en el sur condiciona la vegetación. Y también la fauna, representada por las especies cinegéticas de los Balcanes: ciervo, corzo, jabalí, lobo (posee la más densa población de Europa), oso y lince entre los grandes predadores. En los tiempos históricos (vieja Grecia) vivían también leones, existiendo varios escritos que recuerdan a Alejandro Magno cazando esta especie. Entre los animales no autóctonos podemos nombrar al muflón y al gamo, introducidos en algunas fincas.

 

 

Organización

 

 

En Macedonia existen reservas y parques nacionales que pertenecen al Estado (se permite la caza de selección y sanitaria), clubes de cazadores locales y privados. Cada 10 años los terrenos de caza van a subastas, en las cuales pueden participar todos los interesados, desde el gobierno hasta clubes y personas físicas o jurídicas. La primera reserva de caza privada de Macedonia está en Lakavica, en los alrededores de Stip, y pertenece a unos 10 arrendatarios agrupados en el Safari Club International.

 

Reserva Lakavica tiene 5.600 ha, de las cuales 1.500 estaban valladas hasta hace 20 años. Como la malla se hallaba casi toda rota, los nuevos arrendatarios han rehecho 20 km de los 22 que tiene la totalidad del perímetro. La reserva se halla situada en el sector sud-sudoeste de una montana y va desde los 400 hasta los 1.000 metros de altura. Al momento de iniciarse el nuevo emprendimiento, en la franja vallada de la reserva había alrededor de 20 jabalíes, unos 10 o 12 gamos y de 20 a 25 muflones, pero no existía nada de infraestructura. La vegetación se repartía entre un 60 % de roble mediterráneo bajo, un 20 % de siempreverdes y un 20 % de terrenos abiertos. En ese momento el predio tenía sólo cuatro fuentes de agua permanente.

 

 

Infraestructura

 

 

En la actualidad, y tras un intenso trabajo, la red recorre casi toda la parte vallada, se han hecho más de 60 km de carreteras internas y se comenzaron los trabajos para construir lagos artificiales y comodidades edilicias para el personal y los cazadores. También se han importado 120 gamos (casi todas hembras) y 60 muflones, en ambos casos desde Italia. Y desde un centro de reproducción de Grecia llegaron 24 ibices kri kri (Bezoar ibex, raza originaria de la Isla de Creta). Posteriormente se trajeron desde Francia 10 thar de Himalaya, una docena de arruis, unos pocos ibices alpinos, antílopes negros y 40 ciervos axis.

 

A la fecha, el establecimiento cuenta, junto con los autóctonos corzos y rebecos capturados en otras reservas de Macedonia, con 11 especies diferentes, más el lobo que se halla fuera de la reserva vallada. Y en los próximos años se tiene pensado importar cuatro especies más. Desde el momento que se puso en marcha el proyecto comenzó a realizarse un control veterinario de todos los animales, suministrando medicinas contra parásitos exteriores e interiores. Hasta ahora sólo se han producido muertes por causas naturales, en primer lugar debido a las picaduras de víboras, que los atacan en el momento de pastar.

 

También se ha empezado a suministrar comida para animales, principalmente maíz, en períodos invernales, además de alfalfa seca y granos en proceso de fermentación. En verano y otoño además se les suministra pan seco y varios tipos de verdura y frutos. La experiencia le ha enseñado a los técnicos que manejan la finca que los animales tienen mayor carencia de alimentos en dos periodos de año: en inviermo, como es normal,y en pleno verano, julio y agosto, cuando hace mucho calor y todas las hierbas están secas. Ese es también el periodo en que finaliza el crecimiento de cuernos de los gamos y de desarrollo intensivo de los animales pequeños.

 

 

Caza para turistas

 

 

Es un rubro que se ha empezado a explotar desde hace cuatro años, con trofeos muy buenos de muflones, gamos, arruis y, sobre todo, kri kri íbices. El nuevo récord mundial, logrado por Héctor Cuellar –premio Weatherby–, uno de los cazadores internacionales más conocidos, es prueba de que las especies son magníficas. Los jabalíes, por ejemplo, llegan a tener navajas de 27 cm.

 

 

Lobos, la otra atracción

 

 

Lakavica es la única reserva de Europa donde se puede casi garantizar la posibilidad de cazar lobos, porque históricamente los pastores de Macedonia pastaban sus ovejas en esta zona, porque el pasto era bueno debido a que en el invierno casi no acumulaba nieve. Todavía hoy concentran unas 300.000 ovejas y, como consecuencia, los lobos se acercan en manadas. Sin embargo, esta no es la principal causa de concentración. Hay otros dos factores: primero, en tiempos de la ex Yugoslavia, en esta zona los militares tenían un millón de ovejas como reserva en caso de guerra, y fue así por casi 50 años. Segundo, existen en la región grandes factorías intensivas de cerdos y vacunos, que desechan los restos en los alrededores y los lobos se acercan a comer. Esa comida abundante y constante causa mayor tasa de supervivencia de los lobos jóvenes que, como todos los predadores grandes, tienen un período crítico en su segundo o tercer ano de la vida, cuando sus padres los expulsan de las manadas.

 

Para cazar lobos la reserva cuenta con cinco apostaderos, con sus carnadas que se reponen una vez por semana. La manera de cazarlos es en espera desde las 9 de la noche y hasta el amanecer, a una distancia de entre 80 y 100 m, con calibres .30-06 y .30-30. Sin embargo, el lobo casi nunca muere en el lugar de disparo: siempre tiene fuerza para alejarse un centenar de metros. Es increíble el vigor de ese animal.

 

 

Variedad de animales

 

 

En Lakavica hay 11 diferentes especies, de las cuales el mayor número son muflones, gamos y jabalíes. Cada una tiene sus lugares preferidos: gamos en bosques y valles, pastando en terreno abierto durante las mañanas y las tardes. Muflones en las partes pedregosas, pero no muy inclinadas. Los jabalíes, como en todo el mundo, prefieren lugares más humedos, pero también frecuentan terrenos pedregosos. Los arrui están en manadas las hembras, en pedregales los jóvenes y solitarios los machos, aunque cada tanto se unen a la manada. En cuanto a los thar, son solitarios y pastan a campo abierto. Por último, el kri kri, un animal emblemático que ocupa cañones profundos, se esconde en pequeñas cuevas y sólo se lo ve al amanecer o atardecer. Por lo general, muflones, gamos y jabalíes se acercan regularmente a los comederos, pero las otras especies llegan solo de manera ocasional.

 

 

Calibres más utilizados

 

 

Se usan armas en calibres 7×64, y .30-06 Sprg, que son muy buenas hasta los 150 m. Para algún jabalí grande lo ideal es el 8×57, más pesado, pero con excelente performance hasta los 100 m. La finca provee cada una de ellas con buenos visores.

 

Sin duda, el trofeo más buscado es el kri kri. Para encontrarlo, como las hectáreas son muchas, se colocan guardas en diferentes puntos de avistaje. El que primero lo ve, avisa, y hacia allí se acerca el cazador con un 7 mm Rem Mag o con un 300 Win, ambos de trayectorias más rasantes.

 

Otra técnica es recorrer los caminos internos de Lakavica en auto hasta que se localiza un animal interesante. A partir de ahí se lo empiza a recechar a pie hasta llegar a una distancia certera de tiro. En el caso de que el animal quede herido, un equipo alemán de perros de rastros de sangre olfatea el terreno, hallando pistas de hasta dos días de antiguedad. Cuando encuentran al animal, ladran y se paran hasta que llegan los cazadores.

 

A modo de cierre, resta decir que la mejor época para cazar en Macedonia empieza a fines de septiembre y se extiende hasta finales de marzo. Será cuestión de ir mirando la agenda…

 

 

 

 

 

Nota publicada en la edición 483 de Weekend, diciembre de 2012. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario