Viernes 25 de septiembre de 2020
VIAJES | 17-07-2019 18:58

Los mejores jardines europeos

Son deslumbrantes e ideales para visitar, tanto porque despliegan una ola de flores de amapolas, enormes magnolias o limones en pleno ajetreo ciudadano. París, Tesino o Londres son algunas de sus anfitrionas.
Ver galería de imágenes

No todos tienen en cuenta a los jardines botánicos de cada sitio antes de viajar, pero es una experiencia que vale la pena pues enseñan a las ciudades desde otro lugar. En Europa, particularmente, hay jardines deslumbrantes para visitar, sea porque despliegan una ola de flores de amapolas en medio de París, enormes magnolias en el Tesino o limones en pleno ajetreo de Londres. En muchos uno siente que está contemplando una pintura. Veamos algunos de ellos:


- Jardines Reales de fama mundial: el “Kew Garden” de Londres

Imposible no ir, y eso vale no sólo para los amantes de la plantas. El Kew Garden en el barrio Richmond, cuenta con 80 hectáreas y es uno de los jardines más importantes que existen en el mundo. Allí pueden contemplarse especies de todas partes del planeta. Es más, muchas de las plantas que se encuentran en este jardín están en riesgo de extinción, apunta Scott Taylor, director del predio. “Por
eso intentamos poner a resguardo semillas de la mayor cantidad de especies posible”, explica.

0717_jardines

- Escondido en pleno barrio residencial: el Chelsea Physic Garden

Este jardín también se encuentra en Londres. Es el jardín botánico más antiguo de la ciudad. Está casi oculto entre varias casas del
elegante barrio de Chelsea.
Cuando uno está allí, siente que está en un microclima gracias al Támesis, que se encuentra muy cerca, y una muralla que lo contiene. Ideal para que crezcan los cítricos como el pomelo, la bergamota y el limón.

0717_jardines5

- El esplendor de las magnolias: el Parco Botanico del Tesino

Este jardín con vistas al Lago Maggiore es famoso por una flor en particular: la magnolia. “Al tener 600 especies, nuestra colección de magnolias es la más grande del mundo”, asegura su dueño, Rito Eisenhut. Ubicado en el soleado cantón suizo del Tesino, en la cara sur de los Alpes, las magnolias crecen y alcanzan en algunos casos más de diez metros.

0717_jardines4

- Geometría en el Jardim Botánico de Madeira

Un teleférico lleva de la parte antigua de Funchal hacia el Jardim Botanico de Madeira, ubicado a 300 metros sobre el nivel del mar en esta deliciosa región de Portugal. Allí la geometría y los colores se abren paso con el Atlántico como telón de fondo. “Aquí se dan muy bien las plantas exóticas”, explica la guía Amélia Carvalho señalando las strelitzias y una dracaena enorme. También hay especies nativas como el laurel de Madeira, que antiguamente cubría gran parte de la isla.

- Amapolas como en un óleo: el Jardin des Plantes de París

Como un mar de amapolas se abren los colores en el Jardin des Plantes en medio de París. Sus delicados pétalos parecen tomados de
un cuadro impresionista. Los turistas se toman fotos debajo de los cerezos japoneses que arrojan una sombra rosa, mientras uno imagina, muy cerca, las serenas aguas del Sena. Este jardín botánico forma parte del Museo de Historia Natural francés.

- Tilos embriagadores: los Jardins de Coursiana en Francia

Los Jardins de Coursiana están en un sitio menos frecuentado pero no menos merecedor de visitas: La Romieu, en el sudoeste del país. ”Nosotros no decimos que somos un jardín botánico, a ver si la gente piensa que aquí se aburrirá”, bromea su dueña, Véronique Delannoy. En estos jardines se pueden ver 700 árboles exóticos de cinco continentes, entre otros, 60 especies de tilo.

0717_jardines6

- Flora asiática: El jardín más antiguo de Holanda

El jardín botánico de Leiden tiene 400 años de historia. Se encuentra entre La Haya y Ámsterdam y fue fundado en 1590 como jardín académico de la universidad. Se reunieron plantas exóticas del trópico, sobre todo especies del sudeste asiático.

- Arte entre hojas: el Real Jardín Botánico de Madrid

El Real Jardín Botánico de Madrid está al lado del Museo del Prado y entre sus plantas también destacan importantes obras de arte: las estatuas asoman entre las borlas de los escobillones rojos, los cardos de huerta y de las plantas de granados.

dpa

Galería de imágenes

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend