Martes 11 de mayo de 2021
TURISMO | 19-10-2020 21:00

Solución post pandemia: las vacaciones cerca de casa

El staycation es furor en la nueva normalidad. Por ahora la oferta de casaquintas y residencias en countrys es escasa y cara pero también está la opción de los hoteles cercanos con tarifas rack.
Ver galería de imágenes

Por la limitación de posibilidades en la mayoría de los casos, y por precaución en el resto, la idea de vacacionar en la propia ciudad, pero en otro escenario que les regale a los ojos al menos un poco de verde, pileta y olorcito a parrilla, ya es furor. Y en casos como Nordelta, donde algunas casas con muelle propio permiten bajar un kayak, la cosa adquiere estatus de luna de miel en Hawaii, trago en mano y con el sol brillando para nosotros. Es que, si bien las restricciones en torno al coronavirus son muy dinámicas y ciudades que tenían gran parte del problema resuelto han regresado a fases anteriores (por ejemplo, Rosario), será poca la gente que consiga permisos o pueda llegar a la costa o las sierras, y ni hablar del exterior.

2809_donadio

Esa incertidumbre es lo que domina la indecisión de muchos propietarios que solían alquilar religiosamente todos los veranos y que no se animan todavía, por miedo a quedarse sin vacaciones si continúan los cierres. En otros casos, si bien el dinero que se podría ganar es tentador, familias que poseen casas de fin de semana están pensando seriamente en abandonar sus departamentos del centro y quedarse ellos veraneando allí “hasta que la cosa pase un poco”.

Mucho ruido, pocas nueces

“Se ve que algo de plata abajo del colchón había”, dice risueñamente la martillera pública Silvia Pugliese. “El tema está a full en barrios privados y countries. La gente está ahogada en Capital y quiere aire y verde. Y el home office ha hecho estragos en ese sentido, más con los chicos que este año no han tenido escuela. Hay pedidos de gente que quiere algo ya, frente a una oferta mínima, super mínima, y con precios alucinantes”, cuenta la titular de Silvia Pugliese Negocios Inmobiliarios. Habla de una casa de dos ambientes con pileta a U$S 2.500 en enero, en el Club de Campo Aranzazu de zona norte. Mismos valores aparecen en Miraflores, Mapuche, Campo Chico y otros barrios de Escobar, Maschwitz, Pilar. También en el complejo Villanueva de Tigre o en El Cantón, San Matías o Puertos, obras de Constantini y Eidico, se repite la escena: no hay lugar, y los que hay, suben cada día. Y la cosa no se complejiza sólo por el tridente poca oferta-gran demanda = precios altos. Pugliese lo explica bien: “Quien se iba al exterior ahora no sabe si podrá y quien vive en el centro y disfrutaba de su casa de fin de semana en contra temporada, piensa en ese aire que vale oro para disfrutar con su familia. A ese escenario se suman otros interrogantes: ¿si se contagian unos días antes de coronavirus y no la pueden dejar? ¿Si se contagia la persona que le alquila y se queda dos o tres semanas más? A la vez, las empleadas de esas casas no quieren asistir si no hay gente de confianza. Es verdaderamente complejo”.

Alquilar, comprar, lo que sea…

2809_donadio

“Mucha gente piensa que el Covid-19 estará bastante tiempo más entre nosotros y esto desestima otros proyectos. Si bien nuestro fuerte es la construcción y venta de viviendas unifamiliares, desde hace dos meses han llovido dos tipos de consultas: de quienes quieren comprar lotes y casas ya mismo para cambiar su estilo de vida y de los que quizá por falta de dinero no llegan a eso, pero ruegan por alquileres anuales o temporales aunque sea de 6 meses. Y se pagan fortunas por un lugar con laguna donde hacer actividades de pesca o kayak”, cuentan desde Grupo2 Arquitectura, referentes en el rubro de la construcción en Zona Norte.
Nordelta es un caso aparte, por su lógica y dimensión. Allí, casas muy amplias con pileta climatizada, muelle propio y servicios, llegan a costar hasta U$S 5.000 el mes. “Y hay quien pide 4 o 5 meses de alquiler ahí, ¿eh?”, aseguran de una inmobiliaria que solicita no ser mencionada para evitar más llamados.

Rosario ya no mira al río

“Campo, verde, un pedazo de tierra para correr… me tiene harto el Paraná desde el balcón”, dice un amigo rosarino medio en broma, medio en serio. Fuentes del Ente Turístico local aseguran que la lógica que impera en Buenos Aires se traslada también aquí, con sus detalles. “Sí, se dispararon los precios en algunos barrios cerrados y ciudades cercanas como Funes y Roldán, donde el rosarino solía ir ocasionalmente. Se habla de un 100 % de aumento a hoy, en casas quinta, chacras y otros hospedajes con pileta y buen parque”, cuentan. También aquí, la oferta es poca y la demanda crece.

2809_donadio

“Esta semana explotaron las consultas por los alquileres para enero y febrero. Lo que provocó una increíble disparada de precios, que llegan hasta los U$S 80 o 100 por día”, manifiesta la colega María Laura Faravel, del diario La Capital. Efectivamente, aquí también las inmobiliarias no dan a basto para responder a la gran cantidad de consultas, especialmente de rosarinos que viven en departamentos y que tal vez tienen quincho y pileta, pero, por la pandemia, no los pueden usar y necesitan encontrar lo más pronto posible un lugar donde no sentirse encerrados.
“Se empieza a especular con esos números extraordinarios para casas con pileta, aire acondicionado y jardín grande. En tanto, para los barrios cerrados, el precio se eleva a U$S 100 por día e, incluso, llegan a 200 a un cambio de $ 130”, cuenta un corredor inmobiliario.

Sin sierras, por ahora

“En general, eran muy pocos los que trabajaban vendiendo Córdoba apuntando al turismo interno. Hoy tenemos más de 70 prestadores, lo que marca la necesidad de repensarnos en esta etapa de crisis”, detalló Alejandro Lastra, director de Promoción, Marketing y Productos Turísticos de Córdoba Turismo en el lanzamiento del Ideatón, feria donde se presentaron 108 proyectos para ver qué hacer en este contexto. Él, como la gran mayoría, cree que la lenta reactivación del rubro será primero en su fase interna. El Vasco Erramouspe, de La Voz del Interior, no lo ve de un modo tan positivo y se pregunta cómo puede dinamizarse la cosa cuando ni siquiera el paso entre jurisdicciones está permitido. “En la entrada de los principales pueblos hoy tenés retenes de salud y de policía y, sin autorización del COE o certificado de personal esencial, no podés entrar. Por más que inventés cualquier cosa, si esto no cambia, va a ser difícil”, comenta el experimentado periodista.

2809_donadio
Con este panorama, la lógica del cordobés de “escaparse a las sierras” queda trunca. Sobre todo porque los countries y barrios cerrados de la capital son muy urbanos y apenas grandes complejos como el country Las Delicias ofrecen campo de golf o caballerizas como extra que pueda tentar.
Esta lógica del staycation va perdiendo fuerza al alejarse de las grandes ciudades. Si bien las restricciones en Mendoza son otras (ahora más ante el aumento de casos), Julia Navarro de Turismo de Malargüe asegura que Los Molles y Las Leñas serán el lugar de cercanía donde los malargüinos intenten desconectarse, y así ocurrirá en otras ciudades.
En Salta pasa algo similar. Si bien el capitalino suele cruzar la cordillera hasta Iquique (Chile) o animarse a Brasil, la predilección cercana del salteño es Cafayate, con chacras como La Estancia. También algunos hospedajes camperos en Chicoana o en dique Cabra Corral. Pero el turismo está restringido también y por ahora el traslado entre departamentos es una ilusión. Apenas el cerro San Lorenzo ofrece otro paisaje en cercanías de la ciudad. “El problema es que la mayoría de la gente vive en el lugar, en el cerro, y si no puede viajar no va a alquilar su casa”, asegura Juan Martín Roldán, periodista afincado allí hace años. “Creo que si habilitan el turismo será en toda la provincia, por lo que las opciones de Cafayate y Cabra Corral para la gente de mayor poder adquisitivo, o San Carlos y Vaqueros como opciones más económicas, volverán a tener fuerza”, asegura.
¿Será octubre el mes que disipe dudas y suba la oferta?  Veremos...

En un hotel, como en casa

  • Las empresas hoteleras fueron las primeras en encontrar en el staycation una oportunidad para reactivar su negocio. En el caso de Sheraton Buenos Aires Hotel & Convention Center, que pese a la pandemia nunca cerró sus puertas, ofrece un exclusivo paquete pensado para que los clientes puedan explorar los alrededores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, conectarse con su espíritu y convertirse en el lugar de encuentro con familiares o amigos. Entre los puntos más destacados, incluye beneficios como estacionamiento gratuito, late checkout, 20 % off en sus restó y bares e importantes descuentos en atracciones locales y comidas en restaurantes ubicados en las cercanías. Esta propuesta se extiende también a otros hoteles Marriott de la Argentina, desde los viñedos de Mendoza hasta las sierras cordobesas, los lagos de Bariloche o los cerros de Salta. Incluso implemenaron la opción de la Sheraton Wellbeing Suite, una habitación con gimnasio propio (colocado en lugar del living de la suite), para reservar durante el día, una noche o varias, y así poder entrenarse a gusto en la intimidad, además de contar con menú detox, desayuno, almuerzo, merienda y cena con room service en https://hotel-deals.marriott.com/es-XM/sheraton-well-being-premier-suite-buesc/. Precio: U$S 219 más IVA para dos personas con las cuatro comidas y estacionamiento incluido.

2809_donadio

  • Desde la plataforma Airbnb analizaron que más del 50 % de las búsquedas que los argentinos hicieron para las vacaciones de verano tuvieron como principales destinos a las ciudades de Potrerillos, San Carlos de Bariloche, Ushuaia y Villa La Angostura. Con respecto a los habitantes de Buenos Aires, la ciudad de Tigre, ubicada a tan solo 30 km, es la mayor portagonista de las búsquedas para check-ins en enero de 2021 y creció un 90 % con respecto al año pasado. Y algo más lejos, pero igualmente cerca para llegar en auto (un poco menos de 400 kilómetros desde la Capital), la serrana Tandil aumentó el 30 % de requerimientos en el mismo período. Y tendencia aporta también que los usuarios quieren espacios enteros en donde poder interactuar y tener mayor privacidad y exclusividad junto a sus afectos.
  • Finalmente, la plataforma TripOn (www.tripon.com.ar) permite comprar vouchers de forma on line, por anticipado, para reservar en el momento en que uno desee usarlos y abiertos con distintas experiencias: escapadas de fin de semana, roadtrips, relax, gourmet o vacaciones en familia. Tienen una validez de 180 días, carecen de restricciones, son 100 % reembolsables y se pueden pagar en 6 cuotas sin interés. En su portfolio proponen, por ejemplo, 5 noches en Posada Suiza by Prima Collection de San Miguel del Monte, para 2 adultos y 2 menores all inclusive por $ 56.199. O 7 noches por $ 78.699. El sitio ofece actividades al aire libre como paseos por la laguna o en bicicleta, cabalgatas, Spa, 2 piscinas de exterior y 1 interna, gimnasio y estacionamiento.

Galería de imágenes

En esta Nota

Pablo Donadío

Pablo Donadío

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend