Thursday 18 de April de 2024
TURISMO | 10-12-2023 19:00

Un santuario de monos en las sierras cordobesas y mucha diversión para los chicos

Un viejo camino remonta la montaña hacia una reserva que pronto iniciará la reinserción de primates. Es uno de los atractivos de un puñado de localidades donde sobran entretenimiento y aventura.
Ver galería de imágenes

Chipi mira a los ojos. Parado sobre sus patas, con la cola como veleta y las manos enlazadas, gira la cabeza y escanea a cada visitante. “¿Este tendrá un último iPhone?”, acaso piense. Experto en celulares, este mono capuchino es apenas una de las historias locales, porque aquí se los considera así, más que ejemplares. Ubicada en el corazón de las Sierras Chicas, a 11 km de La Cumbre, donde la sierra sube, pero lejos de simplemente bajar, su anchura descubre quebradas y pampillas, ríos y colinas suaves, grandes valles con sus cañadones, campos y laderas, es entendible que la llamen “santuario” más que reserva. “Es curioso que acá en Córdoba, que sólo tenemos como nativo a La Mona Jiménez, seamos la reserva con más primates del país, por encima de Corrientes, Misiones y otros sectores del litoral, que es su hábitat natural”, cuenta Juan Pablo, uno de los coordinadores de Proyecto Carayá (www.caraya.org) con quien iniciamos la visita. 

1205_caraya

“El objetivo es simple: queremos que vuelvan a ser monos y no mascotas, como ocurrió con la mayoría. Son animales muy amistosos, pero el trabajo radica en respetar su espacio y costumbres, con la idea de reinsertarlos. Tarea que, gracias a avances como el de nuevas vacunas que los protejan, por ejemplo, contra la fiebre amarilla (una de las enfermedades que hacía imposible volverlos a su hábitat), es cada vez más probable. En el camino a ese objetivo, hemos aprendido mucho. Recuerdo la vez que un visitante se acercó tanto a Chipi en busca de una selfie, que al mono le dio curiosidad también. Le manoteó el teléfono y se subió a un árbol, lo miró del derecho y de revés, lo olfateó y lo lamió. Y como lógicamente no sabía la clave, tuvo que probar dándole golpes: primero contra una rama, luego con una piedra, hasta que lo astilló. Se ve que esos brillos le gustaron, porque siguió dándole más y más. El pobre hombre rogaba para que consiguiésemos por lo menos la tarjeta de memoria, así que tuvimos que extorsionar a Chipi con varias bananas y finalmente lo entregó. Desde entonces, no cambiamos más alimento por objetos, así que les recomendamos cierta prudencia”.

El santuario

Proyecto Carayá lleva 30 años de vida y es el único centro de primates en la Argentina. Dedicado al rescate, rehabilitación y conservación de animales salvajes, es hogar de 47 monos capuchinos (en parte provenientes de laboratorios biomédicos y zoológicos) y casi 200 carayás (muchos de ellos antiguas mascotas), una chancha, perros, vacas, caballos y otros animales, entre los que se destacan varios pumas salvajes que viven en la reserva y se alimentan de las vizcachas que el mismo centro también cría. 
Fundado por María Alejandra Juárez y reconocido por el Instituto Jane Goodall y Proyecto Gran Simio (GAP), el lugar recibe animales rescatados o abandonados, pero esencialmente trabaja con primates. “En un principio la creadora de la reserva pensó rescatar a grandes felinos, hasta que investigó y descubrió que lo que más se traficaba en el continente eran primates. Muchas poblaciones fueron diezmadas por la fiebre amarilla y al disminuir los ambientes naturales todo empeoró. 

1205_caraya

Aún hoy es el mamífero más comercializado. Proveniente del Noreste de la Argentina, el carayá o mono aullador, es cazado de manera cruel: buscan a la madre que lleva a su cría y la asesinan. Cuando ella muere, toman al bebé y lo venden como mascota”, cuentan. Cuando los monos llegan a la reserva, un equipo comienza el trabajo de rehabilitación: se les enseña a comportarse nuevamente como monos y a que pierdan las costumbres de humanos que han adoptado.

 “El proceso de rehabilitación es largo y su duración depende de la personalidad y la historia de cada ejemplar, pero hemos logrado nacimientos exitosos con segunda y tercera generación. Así, cuando los monos vuelven a ser monos y conviven con su especie, son liberados en el santuario donde forman sus comunidades”, describen. El paso siguiente es la reinserción en la región de origen, que se trabaja en paralelo y es cada vez más posible. Es importante destacar que este proyecto sólo es sostenido por la ayuda de voluntarios y con el ingreso que se obtiene de las visitas guiadas (todos los días de 10 a 18) cuyo valor es de $ 2.000 por adulto y $ 1.000 los menores.

El by pass

Desde su nacimiento en Carlos Paz y con destino final en La Rioja, la RN 38 atesora tantos rincones como misterios. Famosa por los festivales roqueros y folklóricos en torno a Cosquín, atraviesa un racimo de pueblos y ciudades entre las que se destaca también La Falda, y no hay rincón que no ofrezca cabrito al asador, la aventura de las cabalgatas serranas o los paseos náuticos en el dique El Cajón. Pero es al pasar Villa Giardino donde una ruta-avenida oficia de by pass y se pega prácticamente al cordón montañoso, para descubrir La Cumbre, Cruz Chica, Cruz Grande y Los Cocos, y regresar sin prisa, antes de Capilla del Monte. Es el justo momento en que la RN 38 dobla a la izquierda, cuando la enorme escultura del ciclista de metal invita a la derecha y da la bienvenida a La Cumbre, base del Desafío Río Pinto, la carrera de mountain bike para expertos. 

1205_caraya

De impronta inglesa y fuerte arraigo artístico, esta ciudad debe su nombre al ferrocarril, por ser el sitio más alto en su antigua parada. Hoy, el Tren de las Sierras (www.webventas.sofse.gob.ar) pasa nuevamente por aquí, con destino final en Capilla del Monte. Los deliciosos postres ingleses y alternativas como la caminata al Cristo de las Sierras, la visita al golf o a la Sala Miguel Ocampo (@museomiguelocampo) hacen de esta ecléctica localidad un atractivo que incluye parajes más alejados como Cuchi Corral, reino del parapente; la estancia El Rosario y el montañoso cauce del Tiu Mayú. Pegaditos están Cruz Chica y Cruz Grande. En el primero es imperdible la Casa Museo del escritor Mujica Láinez ([email protected]), y de inmediato el Museo de Motos y Bicicletas antiguas (Tel.: 03406-15434787), junto a diversos ateliers y galerías de arte y cerámica. 

En la cima

Antes de salir a la RN 38 se llega a Los Cocos, “balcón de Punilla” por su ubicación sobre la propia falda de las sierras. En la parte más alta, un doble zigzag invita a hacer compras y disfrutar en grande. Es el complejo El Descanso (www.eldescansoloscocos.com.ar), que cuenta con parques, museos y un laberinto de ligustros, ideal para disfrutar todo el día en familia. En las cercanías de este antiguo complejo hotelero, hoy convertido en un parque de diversas atracciones, se encuentra la Aerosilla Los Cocos ([email protected]) que ofrece la llegada a un restaurante en la cima del cerro, con la opción de descender por un deslizador y a grito pelado más de 400 metros. 

1205_caraya

En el cerro lindante, Los Cocos Park (www.loscocospark.com.ar) invita a pasear en un trencito y un monoriel, visitar la Mansión de los Monstruos o animarse al sendero de McGyver, entre otros juegos vintage. El terreno aquí es ideal también para el senderismo y basta animarse a El Mástil para comprobarlo. Se trata de una caminata de dos horas hasta el monolito de 31 m de altura ubicado a 1.800 metros. 
Cerca, el cerro Cabeza de Soldado ofrece otra aventura algo menor hasta los 1.440 m. Ambas opciones regalan panorámicas espectaculares, como la de la Capilla Santa Teresita del Niño Jesús, escondida entre el bosque y la sierra, o la del monasterio Abba Padre, donde conviven monjas que se dedican a las artesanías religiosas, los tejidos y la botánica. Como cierre, nada mejor que el aliado indispensable de Los Cocos, el pueblo de San Esteban: allí un arroyo calmo y familiar aporta descanso y relax, y así el círculo se completa a la perfección. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Pablo Donadío

Pablo Donadío

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend