martes 15 de octubre de 2019
19-12-2018 20:59 | TURISMO

Tour culinario por Oporto

En invierno, esta ciudad costera portuguesa goza de un clima templado que atrae a turistas de todo el mundo también con su cocina. Ver galería de imágenes

Es medianoche, las gaviotas chillan y en la amplia
plaza del ayuntamiento hay sillas, como si estuvieran esperando a
paseantes que quieren descansar un rato. Entre diciembre y marzo, el
clima suele ser templado en Oporto
. Llueve con frecuencia, pero
también puede haber sol,
por lo que en esta ciudad costera
portuguesa, donde el río Duero desemboca en el Atlántico, los
turistas pueden olvidarse del invierno. 

Cuando hay sol, los habitantes de la ciudad van al mar y se adentran
hasta las rodillas, cuenta André Apolinário. Guía de 37
años, ofrece un tour culinario por la ciudad que se llama
”Taste Porto”. 

Los participantes miran al guía con cara de asombro cuando los lleva
al McDonald’s en el centro. Apolinário explica que sólo les quiere
  enseñar la hamburguesería por el edificio, donde en la década de los
'30 se encontraba el café más elegante de la ciudad
.Durante el tour con Apolinário
queda claro que la arquitectura es algo importante en Oporto. Hay muchos edificios
diseñados por famosos arquitectos, por ejemplo la Casa da Música, una sala de
conciertos de aspecto futurista del holandés Rem Koolhaas.  

1219_Tour culinario por Oporto

Y desde luego, también la comida es importante. Apolinário nos
entrega folar, un pan típico de la cocina portuesa con gruesos trozos
de salchicha.
Con entusiasmo, el guía pone en la mesa bacalao
seco, chorizo de pato, conejo, codorniz, pechuga de pollo y pastel
dulce.
Con amplios gestos describe el origen regional de los
productos, subraya que a los portugueses les gusta mucho comer en
grupo y cuenta historias de las tiendas por donde nos guía.

El tour, de casi cuatro horas, termina con una degustación de vino de
Oporto
. Apolinário nos presenta a Davide Ferreira, quien trabajó para
los grandes productores de Oporto al otro lado del Duero hasta que
decidió abrir su propia tienda de vinos, “Touriga”. Ferreira, de 40
años, confirma la impresión que rápidamente deja una visita a Oporto:
muchos jóvenes abren negocios y experimentan; hay una gran actividad
constructora y renovadora. La ciudad está viviendo un auge.

Cuando llueve en Oporto, la ciudad recuerda a Londres. La amabilidad
de la gente llama la atención.
No parece que les molesten ni la lluvia
ni las hordas de turistas. Apolinário dice que le encanta Oporto
cuando llueve.

1219_Tour culinario por Oporto

Maria Oliveira, que trabaja en el pequeño hotel “Porto Vintage
Guesthouse”, dice que le parece bien que muchos turistas quieran ver
la ciudad. Explica que esto tiene que ver con su pasado como punto de encuentro
de navegantes y comerciantes. El contacto con culturas
extranjeras siempre desempeñó un papel importante, subraya. “Nosotros
los queremos a todos”.

Una visita a uno de los numerosos cafés, un buen refugio cuando
llueve, parece confirmarlo: en el venerable “Café Majestic”, los
empleados siguen siendo amables cuando los visitantes no cierran la
puerta al entrar o hacen selfies durante varios minutos.

El café es tan vistoso como la librería de estilo modernista “Lello”,
inaugurada en 1906, que el diario británico “The Guardian” eligió
como la más bonita del mundo.
Tanto el café como la librería
comenzaron a atraer a numerosos turistas cuando surgieron rumores
que aseguraban que la autora de Harry Potter, J.K. Rowling, quien
vivió en Oporto en la década de los '90
, se dejaba inspirar por esos
lugares, que parecen tan encantados como Hogwarts. Quien prefiera un ambiente
más tranquilo debería visitar el “Café Santiago”, conocido por el plato más famoso de Oporto:
la francesinha, un sándwich típico de la cocina lusa moderna similar a
una croque-monsieur francés.

1219_Tour culinario por Oporto

También tiene muchos museos. Las familias con hijos pequeños
pueden seguir las huellas de los navegantes portugueses en el museo
interactivo World of Discoveries
. Los aficionados al deporte pueden
divertirse en el museo del club de fútbol FC Porto y quien esté
interesado en el arte debería visitar el museo de arte contemporáneo
Serralves.

El Museo de Fotografía merece la pena de conocer tan sólo por el
lugar donde está instalado: una antigua prisión. En ella estuvo
recluido, condenado por adulterio, el escritor portugués Camilo
Castelo Branco (1825-1890), quien escribió ahí su novela “Amor de
perdición”.

Información básica:

Alojamiento: hay pequeños hostales y apartamentos en el
centro de la ciudad especial para turistas, que generalmente son económicos. También hay casas de vacaciones y viviendas de alquiler Airbnb.
 
Informaciones: www.visitportugal.com

DPA

 

Galería de imágenes

Etiquetas:
DPA .

DPA .

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario