Martes 24 de noviembre de 2020
TURISMO | 12-10-2020 07:46

Vespa o Ferrari: ¿cuál elegís para recorrer Italia?

Clases de cocina en las que los chefs revelan sus secretos, caminatas por lo alto con vistas inolvidables, escapadas en Ferrari o Vespa, todo es posible en estos hoteles.
Ver galería de imágenes

Un grupo de hoteles, en plena pandemia, apuesta a hacer vivir a sus huéspedes nuevas experiencias, con distanciamiento social, algunas al aire libre pero siempre con calidad y calidez. Estas propuestas pueden estar aranceladas o incluidas en el precio de la habitación, por lo que habrá que consultar específicamente por la que le interese hacer (si en el texto nos e aclara). Aquí algunos ejemplos:

En la preciosa Villa Cora, ubicada cerca del centro histórico de Florencia (tiene una combi que traslada gratuitamente allí), proponen vivir una experiencia gastronómica desde su precioso roof top, desde el cual se pueden ver las cúpulas de los palacios de los Médici. También pizza y champagne todos los miércoles al lado de la piscina. Pero, además, con San Gimignano a 40 minutos de la villa,  proponen conocerlo usando una Ferrari, una  Vespa o un Fiat 500 que tienen disponible. Lo mismo para ir a dar una vuelta por la Toscana. Esta mansión que perteneció al millonario barón Oppenheim es de la época en que Florencia era la capital del Reino de Italia, tiene además una historia de romance y pasiones muy fuerte.

1008_italia

Más en la Toscana

Justamente, en pleno centro de esta parte tan hermosa de Italia está, en la región de Maremma, el Castello Di Vicarello, distante a apenas dos horas de Villa Cora y que abre desde el 1 de marzo a fines de noviembre. Este precioso edificio rural tiene apenas nueve suites y ofrece actividades como la recolección de trufas blancas y negra, con toda la explicación del procedimiento y cuáles elegir, que se realiza junto a un experto cazador de trufas, recorriendo los campos cercanos. Al regreso prepara el almuerzo o la cena con el chef y degustan el plato. De dos a cuatro horas de duración, se hace en grupos pequeños de hasta cuatro personas por un valor de 220 euros por persona.

Aquí también es el ámbito ideal para tomar una clase de cocina con Aurora, la dueña del hotel y autora best seller con el libro culinario My Tuscan Kitchen. Además recorrerán su huerta, donde se elegirán los productos para preparar en grupos personalizados de una o dos personas. Es el momento en el que Aurora cuenta todos sus secretos!

1008_italia5

Por su parte, en el Castello Banfi, también en la Toscana, se puede alquilar una Ferrari por el día, hacer un paseo en globo para dos a cuatro personas, que sale muy temprano a la mañana y ofrece vistas inigualables del borgo (barrio o pueblo en italiano). También allí se pueden tomar clases de cocina, como aprender a preparar un plato típico de pastas y otras especialidades con el chef. También recorrer la bodega que posee ya que es un castillo con viñeados y hacer una degustación de las especialidades de la Bodega Banfi, actividad que toma una hora. Los recorridos se hacen a las 11 y a las 16, cuanto se ve toda la producción, los distintos espacios de la bodega y se conoce a los miembros de la familia Mariani, los dueños del lugar.

En Venecia está, sobre el Gran Canal, el especial Ca’Sagredo, un palacio del siglo XV convertido en hotel. Con su apariencia señorial, fue la mansión de la familia Morosini originalmente y luego de los Sagredo, hoy integra el portfolio de The Trust Collection. Tiene una actividad muy especial a disposición de los huéspedes: un tour al Mercado del Rialto que está justo enfrente del hotel, para comprar junto al chef Daminano Bassano pescados, frutas, verduras y meterse en la atmósfera del lugar, que es muy lindo para visitar. Mientras compran, Damiano va contando la historia del antiguo comercio. Luego vuelven al castillo para cocinar con él o disfrutar de lo que Bassano prepare en el momento. La experiencia cuesta 75 euros por persona y, con la clase de cocina, 140 para un máximo de dos personas. Sí, son super privados, ideales para hacer algo diferente en la ciudad de los canales.

1008_italia2

Islas Borromeas

Hacia el norte, al borde del lago Maggiore, en el pueblo de Stressa, está Villa Aminta, a 35 minutos del aeropuerto Malpensa y a una hora de Milán. Este hotel se instaló en una mansión de la Belle Époque de principios del siglo XX, restaurada recientemente. Las habitaciones incluyen trece suites con vista al lago y también a las montañas Monttarone. Entre las propuestas de entretenimiento, se brindan clases de cocina con el chef local y degustaciones de vino. Pero, además, desde este precioso hotel se pueden recorrer el lago y las sofisticadas construcciones que lo rodean, así como las islas que lo habitan. Y todo con tours que salen desde el muelle del hotel, en excursiones privadas usando el barco de la compañía. Además, el capitán Max estará feliz de acercarlos al puerto de Stressa, desde donde salen los ferrys a las islas perteneciente a la importante familia milanesa Borromeo. La Isola Bella tiene 320 m de largo por 400 de ancho y se divide entre el Palacio barroco, su jardín botánico de estilo italiano y un pequeño pueblo de pescadores.  Allí se puede pasar todo el día (incluso hay restaurantes) o elegir la opción de visitar los diferentes puertos en la misma jornada. La Isola Madre es la más grande y tiene museos, un palacio y un jardín botánico de estilo inglés que hasta tiene pavos reales.

Por su parte, Rocca di Angera tiene las fortalezas medievales mejor conservadas de toda Italia y el edificio ha sido restaurado por la princesa Borromeo, devolviéndole el esplendor a los frescos del año 300 y habilitándola para diferentes actividades, llenas de arte cultura e historia. Por esto decidieron abrir sus puertas al turismo. Y la Isla de los pescadores es la única que está habitada y tiene restaurantes y bares para almorzar o cenar.

1008_italia6

En la costa de enfrente está el Parco Palavicino, un área natural plena de fauna y flora autóctonas, ideal para visitar con la familia. Hay tantas cosas para ver que de hecho se recomienda quedarse al menos tres noches para visitar y disfrutar al máximo el lugar. Cerca están también todos los atractivos de la montaña Mottarone, adonde se pueden hacer excursiones en bici con distinto niveles de difiultad, hay un parque de aventura con restaurante en la base y, en invierno, modernas pistas de esquí.

La capital y la Costa Amalfitana

1008_italia8

En Roma la Villa Spavetti Tivelli, la antigua residencia de una familia tradicional romana, está ubicada en pleno centro de de la ciudad, a cinco minutos caminando de la Fontana di Trevi pero en un área más tranquila. Desde allí se puede combinar para hacer una excursión a Pomario para conocer la bodega de la familia, que está en pleno corazón de Umbría. El paseo sale muy temprano, los pasan a buscar por el hotel y a las dos horas ya están en el lugar. Es especial para recorrer pueblitos medievales que están en las cercanías, disfrutar de un almuerzo de tres pasos con maridaje de vinos y aprovechar el resto del día para caminar a gusto. A la tardecita se emprende el regreso a la ciudad eterna. Tiene un costo de 350 euros por persona, con todo incluido, y es tanto para los huéspedes y como para aquellos que no se alojen en la villa.

Finalmente, el paseo italiano termina en Casa Angelina, un moderno hotel de la Costa Amalfitana con una ubicación estratégica a ocho minutos de Positano, y abre desde los primeros días de abril hasta fines de octubre. Tiene unas vistas maravillosas por estar ubicada sobre la base de los acantilados cercanos al pueblito de Praiano. Son 38 habitaciones en la parte alta y con ascensor que evita bajar los 200 escalones, lleva a la Gavitella Beach, un club de playa en el que los huéspedes de Casa Angelina tiene un espacio exclusivo.

Entre las experiencias que brinda está The Boat, el barco del hotel con capacidad para 10 personas, que recorre la costa para que los huéspedes puedan tirarse al mar (toallas incluidas) y disfrutar de un refrigerios. También se organizan tours a medida de cuatro a ocho horas con recorridos pre armados desde 850 euros (por el barco completo). Ideal para ver el atardecer desde el agua. Hay visitas a Capri por el día o por la noche con el barquito, para visitar la Grotta Azzurra o, de noche, llegar a la piazzetta para cenar y regresar al hotel.

Otra excursión es hacer el camino Paso of the God, que va por la parte alta de la Costa Amalfitana, y es especial para hacerlo caminando por los senderos mas altos. Sale de Praianao, a 300 metros de Casa Angelina, y va recorriendo los pueblitos de Bomerano y Nocelle que restaurancitos bien locales. El tour toma entre tres y cuatro horas y es ideal para hacer con guía que va contando la historia y sale 200 euros. Conviene salir a la mañana y quedarse a almorzar en la preciosa Nocelle. Y después se vuelven en el micro local.

Los limones de esta zona tienen un sabor único, son menos ácidos y más dulces. Hay un tour que se organiza desde Almalfi para recorrer plantaciones de limón, aprender cómo es su cultivo, cuáles son los cuidados que requieren y dura dos horas. Termina con lemmon cake y lemoncello. Sale 20 euros e incluye visita guiada por Amalfi.

Pero quizás la experiencia más especial de Casa Angelia será cocinar con Agatha mamma, reconocida chef de personalidades de Hollywood y de Jackie Kennedy, famosa por su torta de limón. Ella enseña a hacer una clásica salsa pomodoro y la actividad termina almorzando en la terraza privada de su residencia, con increíbles vistas de la costa, después de las dos horas de clase. Hasta se pueden quedar a disfrutar del atardecer allí.

Galería de imágenes

En esta Nota

Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend