Martes 24 de noviembre de 2020
TURISMO | 27-09-2020 08:30

Con protocolos en común, el turismo internacional se puede reactivar en 2021

Se necesita una mayor coordinación entre países, la apertura de fronteras y una conectividad aérea completa. Es la mejor manera para movilizar una industria que refuerza la economía de muchos países, la Argentina incluida.
Ver galería de imágenes

Tomando todas las precauciones, se puede volver a viajar. Hoy es el Día Mundial del Turismo y, desde la Organización Mundial, sostienen que es la mejor manera de retomar la actividad. Entre otras cosas, en la entidad estimaron que no sólo las travesías van a centrarse en un modelo más doméstico sino que el viajero cambiará de perfil. Pensando en esto el organismo desarrollará un código internacional de protección de los turistas para el escenario postcovid e impulsará la coordinación entre países para establecer estándares que les brinden certidumbre a los viajeros, según explicó en una entrevista con la agencia EFE el secretario general, Zurab Pololikashvili.

Con todas las prevenciones (barbijos, distancia, alcohol en gel, test, tomas de temperatura, entre otras medidas) se puede volver a viajar. Y en la primera reunión presencial de su consejo consultivo, con asistencia de delegaciones de 29 países, se acordó desarrollar estándares mínimos de asistencia internacional y protección de los consumidores en situaciones de emergencia, especialmente para el escenario actual.

0820_rankingturismoaltagama

Más coordinación entre países

Al tiempo, la OMT está trabajando en la coordinación entre países y en la identificación de estándares para superar la situación de los primeros meses tras la declaración de la pandemia, cuando todo era “caótico”, según Pololikashvili, quien confía en que esta segunda oleada de infecciones que se produce en distintos lugares del mundo pase rápido, calcula que, para principios del año próximo, podrán tener una idea más precisa de por dónde se moverá el turismo tras esta crisis.

El secretario general entiende que, de momento, el patrón de los viajes va a girar hacia un modelo más doméstico. Incide en el desarrollo del turismo rural, un ámbito que ya antes de la pandemia se había propuesto impulsar la OMT y, de hecho, había declarado al 2020 como su año para apoyar destinos nuevos en zonas más despobladas. También está cambiando el perfil del turista, con más gente joven como pasajeros puesto que los mayores “tienen miedo y son población de riesgo”.

La organización comenzó su campaña para impulsar el reinicio del turismo en las Islas Canarias el pasado julio y en las Baleares, con mensajes positivos para un sector que sigue sufriendo la inactividad. “Se puede viajar”, asegura el secretario general de la OMT, aunque la vuelta a la normalidad dependerá de cuándo abran las fronteras y de cómo se vaya desarrollando la pandemia. En su opinión, hace falta coordinar entre los gobiernos las distintas medidas de prevención para eliminar incertidumbres y establecer protocolos armonizados que permitan viajar en tanto no se descubra la vacuna.

2906_turismo

Conectividad aérea

Para la reactivación, es fundamental la conectividad aérea, porque un 65 % del turismo internacional se mueve en avión; pero lo detienen los regímenes de restricciones por parte de los gobiernos, las cuarentenas y la apertura de fronteras. En su presentación ante el Consejo, el directivo recordó que los escenarios que manejan apuntan caídas de entre el 58 % y el 78 % en los arribos de turistas internacionales en 2020, un rango muy amplio propio de la incertidumbre que vive el mundo, y que dependerá de la duración de las restricciones de viaje y de cuándo se reabran las fronteras.

Se estima que 1.100.000.000 de personas dejarán de hacer viajes internacionales, lo que provocará pérdidas de hasta 1,2 billones de dólares en ingresos de exportación derivados del turismo. La crisis tendrá un impacto más notable en las economías que dependen fuertemente del turismo, como ocurre con los pequeños estados insulares en desarrollo y en los países con grandes sectores turísticos, como España. La Argentina, que venía creciendo en el rubro, también siente esta carencia.

Los expertos de la OMT apuntan al inicio de la recuperación de la demanda de turismo internacional en 2021, con mayor dinamismo inicial de la demanda interna sobre los viajes internacionales y de los desplazamientos por ocio antes que los de negocios. Esperamos que, al menos a nivel local, octubre marque el regreso de los micros de larga distancia y de los vuelos de cabotaje. Todos queremos volver a viajar y disfrutar de una actividad que nos permite conocer nuevas culturas, a otras personas; que nos ayuda a salir del cascarón y nos permite asombrarnos con paisajes increíbles, admirar los logros de constructores e ingenieros, aprender de historia y vislumbrar el futuro. Cuando volvemos de un viaje, por más corto o largo que sea, lo hacemos más maduros y seguros. Viajar es una de las mejores experiencias de la vida y necesitamos volver a disfrutarla.

Galería de imágenes

Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend