Jueves 24 de junio de 2021
PESCA | 01-02-2021 12:12

Fly cast y dorados de alto nivel en el Paraná inferior

A 280 kilómetros de Capital Federal, la localidad de Fighiera en Santa Fe es un destino mosquero de excelencia con trofeos para el asombro.
Ver galería de imágenes

Muchas veces buscamos destinos cercanos y con buena pesca, pero si además encontramos la posibilidad de dar con dorados grandes y en la modalidad de fly cast, estamos hablando de Fighiera, sin dudas de un pesquero que no abunda demasiado en el Paraná inferior.

Para tener éxito en nuestra salida, confiamos en los servicios de un experimentado guía de pesca como lo es Franco Romagnoli.

Viajamos bien temprano junto a Javier Villar de la firma JuukFishing y Tomas Bres. Transitamos los 260 kilómetros de la autopista 9 para llegar bien temprano a las 6 de la mañana.

La terrible bajante del río Paraná complica la salida desde el club de Fighiera, por lo que debimos partir desde la localidad de Arroyo Seco, sin embargo, esta situación es favorable para la pesca con artificiales al encontrarse el río con mucha cristalinidad.

0102_pesca_parana

Nuestro guía dispone de una embarcación nueva con plataformas en proa y en popa, ideal para la pesca en fly cast, se trata de una North Carolina de poco calado potenciada con un fuera de borda de 100 HP, que logra un excelente y rápido desplazamiento teniendo en cuenta que a veces las mejores zonas y con menos presión de pesca están a distancias considerables, y si a esto le sumamos un motor eléctrico en proa estamos hablando de un excelente equipo para ir en busca de los preciados pirayu’s.

Primer point: los palos

A las 7 ya estábamos en nuestro primer point, una serie de palos emergentes junto a la costa delataban el lugar donde seguramente algún dorado mañanero estaría esperando para cazar un sabalito distraído que se pusiera al alcance de sus mandíbulas. Franco, con muy buen criterio, cortó el motor a bastante distancia y se acercó lentamente y sigilosamente con el motor eléctrico piloteado en forma remota.

Así nos fue acercando hasta tener un tiro de aproximadamente 20 metros con líneas de flote, nos indicó donde deberíamos castear la mosca tratando de que caiga antes del palo y sacarla stripeando rápidamente.

Gracias a sus instrucciones precisas, en el primer lance un dorado se lanzó al ataque errando la mordida al estar aún un poco aletargado, pero el segundo lance no fallo y ahí comenzaron una sucesión de piqué increíbles con varias capturas y otras tantas que lograban liberarse al sacudirse frenéticamente en sus hermosos saltos, dibujando su hermosa silueta amarilla/anaranjada sobre un Paraná con aguas cristalinas como pocas veces se lo ha visto.

0102_pesca_parana

Ya con medio día de pesca estábamos más que satisfechos así que buscamos una sombra para degustar un rico asado que nos preparó nuestro anfitrión, cabe destacar que el servicio incluye la guiada, comida y bebidas y por sobre todas las cosas la sabiduría y conocimiento de donde están picando los dorados, ya que constantemente está relevando los mejores pesqueros.

Barrancas y bancos de arena

Retomamos las acciones, esta vez buscando otro ámbito, la elección fueron las barrancas con zonas de mayor profundidad y correderas, por lo cual nuevamente Franco nos dio las indicaciones precisas: acá coloquen línea de hundimiento y moscas streamers con cabezas grandes de colores negras con brillos fabricadas de materiales sintéticos y ojos lastradas con plomo.

Por último, nos dijo que busquemos la corredera y pesquemos a deriva muerta, es decir se lanza el engaño y no se lo stripea (no se lo recupera), se lo deja caer y arrastrar con la correntada corrigiendo la línea para que quede lo más derecho a nuestra posición.

Este método fue terriblemente eficaz, nos brindó la posibilidad de dar con un peso pesado de 7 kilos y otros de 5 y 4 kilos, imposible de describir lo que es dar con estos trofeos con un equipo de fly, hay que vivirlo.

0102_pesca_parana

Luego de sacarnos unas hermosas fotos, sacamos la mosca de la mandíbula y los devolvimos a su ámbito, nuevamente disfrutando de su lento alejamiento en busca de aguas más profundas.

Ya más que felices y con la jornada para nosotros cumplida, nos sugirió otra pesca que al final considero una de las más lindas, pescar en los bancos de arena con moscas del tipo poppers. Si bien los portes eran menores, oscilando entre 1,500 y 2 kilos, pudimos disfrutar de muchos piques en superficie viendo como los dorados se lanzaban a atacar el engaño, algo que no será fácil de olvidar.

Como verán, una jornada a todo pique con mucha acción de caña, en todos los lugares que intentamos teníamos muy buenas respuestas. Otra alternativa que ofrece Romagnoli es la pesca en bait casting con señuelos, una técnica que da grandes satisfacciones y nunca falla.

Dos horas de navegación al regreso demuestran que anduvimos mucho y por eso justifica la tremenda jornada de pesca vivida en aguas del Paraná inferior. Adicionalmente Franco ofrece alojamiento en cabañas de primer nivel, con pileta, aire acondicionado, wifi, estacionamiento privado y parrillero individual.

0102_pesca_parana

En Fighiera está todo dado para que disfrutes al máximo tu salida de pesca, muy buenos servicios y excelente pesca se conjugan para brindar una estadía completa.

Servicios

at Gabriel López Rivera

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend