jueves 9 de abril de 2020
16-07-2019 17:26 | PESCA

En busca del podio pesquero

En qué lugares de la Argentina se pescaron los grandes ejemplares homologados por IGFA. Cuáles son las categorías vacantes y dónde ir por ellas. Cómo ser parte de la historia. Tercera parte: otras especies. Ver galería de imágenes

Existen los cazadores de récords, aquellos que les motiva sacar los peces más grandes y dejar constancia de ello. A nivel mundial, la International Game Fish Association (IGFA) es la encargada, desde hace décadas, de establecer estos registros gracias a una amplia red de contactos y difusión que adquiere más fuerza este año para el Cono Sur americano con la creación del Consejo Sudamericano y, de esta forma, una mayor interacción con los pescadores de la Argentina. 
Aquí contaremos cuáles son los récords registrados en nuestro país, en qué pesqueros y cómo se pueden superar o establecer otro techo en alguno de los casilleros que la IGFA estipula. No es posible solo toparse con un pez récord, porque hay que ir preparado. Y en esta nota indicaremos cómo.

Otras especies

El generoso río Uruguay, en Concordia, posee el actual récord de boga desde el 22 de abril de 2013. Ese día, Ray Snyder 
conquistó un ejemplar de 7,26 kilos
. Para nuestro asombro, este pez de 76 centímetros picó con caña de mosca TFO, reel Galvin y línea Máxima de 40 libras. Nada de salamín, ni corazón, ni maíz. Siguiendo con datos llamativos, el anterior récord pertenece a 
este mismo punto geográfico pero, en este caso, Henry Plomteaux III extrajo una boga en baitcast con un Rapala CD-18, el 14 de enero de 2008. Pesó casi dos kilos y medio. 
En el caso de las bogas y otras especies de menor interés deportivo, la IGFA no especifica subdivisiones según las líneas o los tippet. Por lo tanto, se toma en cuenta como All Tackle, es decir, la pieza mayor sin importar el equipo con que la pescó. También Concordia sigue siendo un paraíso para buscar bogas grandes. Al respecto se pueden contactar con Mariano Bradanini (Cel.: 0345-15-4337300) o Paco Marcogiuseppe (Cel.: 0345-15-4158071).  
El 16 de febrero de 2000, con un señuelo nacional (Alfer’s), Joao Neto conquistó un surubí pintado de 53 kilos y medio, a trolling, en el Alto Paraná. No se indica el lugar preciso, pero seguramente entre Ituzaingó y la confluencia con el río Paraguay. Usó caña de grafito IM7 con reel Penn GTI, cargado con nailon Raiglon de 35 libras. Midió 1,66 metros de largo y 1,21 metros de diámetro mayor. 
Además siguen vigentes dos récords más en el norte correntino: Donald Sweet capturó un ejemplar de un metro y medio y 49,17 kilos, con caña Shakespeare Ugly Stik y reel Accurate 30, a trolling, con una Banana corta (no se especificó marca). Fue el 21 de julio de 2003 y se lo homologó por la resistencia de la línea: 12 libras. James Wise logró un ejemplar de 44,03 kilos, usando línea de 80 libras, cargada en un reel Shimano Sustain 5000 con caña Kunnan Advantage, el 10 de octubre de 2009. Lo consiguió a trolling con señuelo CuCú en cercanías de Itatí. Midió poco más de 1,40 metros.
Quedan vacantes, para varones, el récord con línea de 130 libras y casi todos los casilleros para mujeres, salvo el de 20 libras que se anotó en el magnífico Ecolodge da Barra en Brasil.  Con mosca, queda libre para varones el de tippet de 16 libras y todos los de damas. 
Los grandes surubíes, digamos los que pesan más de 20 kilos, se encuentran mayormente en el Alto Paraná. Para su pesca recomendamos a algunos guías como Puerto Paraíso (Yahapé, Itatí e Itá Ibaté, Cel.: 03781-15-404536), El Refugio (Itá Ibaté, Tel.: 03781-495186) y Piedra Alta (Itá Ibaté, Cel.: 03781- 15-401509).

Más récords

0716_records6

Un techo fácilmente superable es el establecido por Steven Wozniak. El 19 de abril de 2018, en San Fernando (Gran Buenos Aires, zona Norte), logró un patí de 2,27 kilos, 62,23 centímetros de largo y 33,66 centímetros de máxima circunferencia. Usó caña Grey’s Mission Bay y reel Shimano cargado con multifilamento Power Pro de 30 libras. Declaró haberlo pescado con anguila. El mismo pescador (un verdadero cazador de récords que ha recorrido el mundo tras ellos), el día anterior había registrado otro patí con anguila, pero 190 gramos más liviano, y, el 17 de febrero de 2014, en Carmelo, Uruguay, otro ejemplar aunque de 1,36 kilos.
No es una de las especies más preciadas por los pescadores deportivos argentinos, pero tampoco es fácil lograrla, sobre todo porque no toma artificiales y los más pesados comen anguilas grandes, las que cuesta ensartar en la boca, ya que la prensa sin tragarla de inmediato. ¿Dónde se puede intentar un récord? Río de la Plata (Elías Mica, Cel.: 15-5669-5294) o San Nicolás (Matías Jalil, Tel.: 02477-458710).
El conocido aficionado Tomás Restano, pionero de la pesca con señuelos en el mar Argentino, estableció un récord actual, pero no precisamente en agua salada. Logró un pejerrey de 1,130 kilos, 52 centímetros de largo y 28 centímetros de diámetro máximo. Fue el 25 de agosto de 2009 en aguas del Río de la Plata, saliendo de la costa argentina, usando una caña Chinesse Blank con reel Quantum 30 y nailon Stren de diez libras. Pescó a la deriva con carnada muerta (sospechamos que era mojarra).
Si bien no es un ejemplar pequeño, el récord puede ser vencido en aguas del Río de la Plata, saliendo desde Tigre (Adrián de Brito, Cel.: 15-3364-8055) o Berisso (Fernando Sánchez, Tel.: 11-5379-8430), por ejemplo. En lagunas es más difícil encontrar tamaños tan grandes, pero La Salada de Madariaga (Mola, Tel.: 02267-538-510) esconde estos tesoros. Por último, los embalses Cuesta del Viento y Punta Negra en San Juan (Carlos Cano, Tel.: 0264-5819674)  ofrecen ejemplares mucho más grandes: es cuestión de pescar de fondo, embarcado y sin los fuertes vientos que suelen soplar. 
El récord de tararira (Hoplias malabaricus) no fue conseguido en la Argentina sino en el sur de Brasil. En el río Iguazú, estado de Paraná, el aficionado Robinson Cris Brito logró un ejemplar de 4,260 kilos, peso realmente difícil de superar. La pescó el 25 de marzo de 2016 en baitcast con spinner bait. En este curso de agua, dependiente de la cuenca del Plata, ya se había registrado otra de 3,800 kilos. San Pedro (Esteban de Paoli, Tel.: 03329-552087) y Rosario (Oceanic Travel, Tel.: 0341-4686222) son dos clásicos lugares para encontrar ejemplares grandes, aunque cada vez resulta más difícil superar los dos kilos y medio (reales, no esos cuatro kilos a ojo). En lagunas, el batacazo de la temporada pasada fue La Elena de Bernardo Larroudé, en La Pampa (Tel.: 02302-634667). Si tomamos todo el género Hoplias, habría que ir a algún pesquero de Amazonas. Pousada Juruena (contactar con ese nombre en Facebook) tiene ¡9 récords actuales! Habiéndola conocido, no es para menos. Sumamente recomendable para intentar un paso más. Y para las damas están sin ocupar las categorías de 30 y 50 libras como así también casi todas las de mosca. 

¿En cuál te anotás?

La IGFA presenta un cuadro con las distintas variantes de resistencia de línea que aún no tienen registros. Por citar dos ejemplos para damas: dorados con líneas de 2, 4, 12, 30 y 50 libras con equipos de baitcast, spinning o carnada natural, y tippet de 2 y 4 libras con equipos de mosca. Pensando en otros peces de nuestro país, mucho más amplia es la grilla de vacantes para trucha fontinalis: 2, 4, 6, 8, 12, 10 y 20 libras, para líneas convencionales, y 4, 6, 8, 12, 16 y 20 libras para fly. Solo es cuestión de animarse.

Cómo homologar un récord

> Elegir un pez que esté en los listados de IGFA.
> Verificar si el récord está vacante o hay que superar una marca ya establecida
> Elegir la categoría. Puede ser: All Tackle: cualquier método legal con cualquier clase de línea      
     de hasta 60 libras; All Tackle Lenght: se basa en la medida del pez y no en el peso, aunque       
    siempre con el mismo límite máximo de línea; Junior: para chicos de 11 a 16 años; y 
     Smallfree: menores de 10 años.
> Línea: se considera la resistencia de la línea en los primeros cinco metros.
> Tippet: el peso del pez debe ser de, al menos, la mitad de la resistencia del tippet.
> Un pez para ser homologado no puede pesar menos que 453 gramos, lo que equivale a 
     una libra. Por eso no se pueden homologar, por ejemplo, las mojarras.
> No puede pescarse en contra de las leyes locales, por ejemplo, en veda.
> Se deben tomar fotos del pez a lo largo, la caña, el reel, la balanza y el pescador con el pez.
> El peso debe estar de la mitad para arriba del peso máximo para esa especie.
> Es importante presentar testimonio de testigos de la captura.
> Debe usarse una balanza aprobada por IGFA.
Para más datos consultar a Juan Pablo Gozio, representante IGFA en la Argentina: argentinaigfa@gmail.com

Galería de imágenes

Etiquetas: Tarariras Bogas Récords IGFA.
Néstor Saavedra

Néstor Saavedra

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario