viernes 28 de febrero de 2020
06-10-2016 13:50 | PESCA

Fans Weekend: Antonio "Tony" Heinz

Presentamos la apasionante historia de manos de su hermano Horacio, sobre una inolvidable jornada de pesca. Ver galería de imágenes

Septiembre es un mes de mucha ansiedad para los pescadores con mosca, ya que se hace insoportable la espera de la temporada truchera, tanto en la bella Patagonia como en los perfumados y cristalinos ríos serranos. Por suerte, para los que amamos del fly fishing, tenemos la escusa ideal para una escapada al Paraná en los meses de invierno en buscar del los imponentes dorados.

img_0347

En esta oportunidad junto a mi hermano Tony, que es un gran pescador y esquiador, elegimos Esquina, un destino que visitamos hace varios años. Nos alojamos en el complejo Pelo Largo, lugar  en donde uno llega y respira pesca en todas sus modalidades.  El personal que trabaja y la gastronomía del lugar te hacen sentir como en tu casa.

img_0350

Elegimos pescar lunes y martes evitando la presencia de lanchas y pero fundamentalmente para poder contar con el servicio de nuestro guía de muchos anos, el gran Ulises Chiari, quien es un apasionado del fly, todo una garantía se los aseguro.

Primer día lunes 17/10

Después del desayuno casero y llenos de ilusiones salimos río arriba. Durante mas de una hora de viaje disfrutando el imponente paisaje, y los infaltables mates que tiene un sabor distinto a los de la cuidad, llegamos al lugar de pesca y empezamos probar distintos tipos de mosca, atadas con materiales livianos como craft fud y otras como pelo de ciervo, optamos en todos los casos usar cola de plumas, recomendamos llevar gran cantidad y variedad.

Se impuso el uso de ojo de plomo para un rápido hundimiento, siendo los colores de  moscas más rendidoras el naranja, verde o amarillo. Moscas no muy grandes, usando líderes de fluorocarbon 40lbs y acero 40lbs, líneas de flote y hundimiento intermedio con cañas n°8, estas opciones fueron las que más pescaron, también probamos  línea de hundimiento compensado con caña n°10.

Un aspecto que Ulises siempre insiste es la calidad del anzuelo, ya que por mejor clavadores que seamos, la tremenda potencia y gigantesca boca del pez, nos obliga a no dar lugar a equivocaciones en este aspecto.

img_0334 p1030893 p1030896

A medida que trascurría la mañana empezaron las primeras capturas de ejemples de porte medianos, grandes luchadores y por supuesto se nos escapo un dorado, que después de varios saltos, fue motivo de largas charlas respecto a cuan grande era, lo cierto es que cuando esto ocurre el pez le gano al pescador y eso también es muy bueno, especialmente por que después de cada emoción fuerte, y como buenos cordobeses que somos, lo festejamos con unos tragos del infaltable Fernet con Coca.

Segundo día Martes 18 /10

Fue un día muy especial, por la mañana tuvimos muy poca actividad y al medio día aprovechamos para saborear una picada sin bajarnos de la  lancha a la sombra de un sauce a orillas del majestuoso río, maravilla de Dios que todos debemos cuidar y proteger, con la esperanza de que a la tarde se activarían los peces.

Al regresar a la actividad después de las 14hs, todo cambió logrando la captura de varios ejemplares de peso intermedios y uno de mas de 7 kg que nos anticipaba que los grandes estaban.

La zona de pesca siempre era pegado entre palos y troncos, donde el agua corría rápidamente,  lo cual exigía mucha precisión en los lanzamientos.

El trofeo tan buscado

Cuando el crepúsculo de este largo día caía bañando las inmóviles aguas del río anticipándonos que nuestra excursión estaba llegando a su fin, surgió la pregunta infaltable a nuestro guía, “podemos probar en algún lugar mas y nos vamos?

El “Maestro Ulises”, siguiendo nuestro entusiasmo, propuso una barranca profunda en una gran bahía, la cual quedaba de regreso a las cabañas donde solía haber buenos ejemplares y a donde hacia mucho pescaba. El silencio en el lugar era total solo interrumpido por el canto de los pájaros. El cielo rojizo se desplomaba sobre la superficie del río y en su figura, casi mágicamente, se podía ver peces lomeando como si fueran truchas comiendo emergentes en los lagos del sur.

p1030902 p1030923

Sigilosamente Tony ubica milimétricamente la mosca verde y negra contra la orilla de la barranca sabiendo que no tendría una segunda oportunidad. Esta profundiza y deriva unos metros cuando de repente, una turbina de agua aspira literalmente a la línea de flote iniciando una corrida interminable hacia el medio del rio no dando tiempo a nada, solo concentrarse en pasar estos momentos cruciales de estas batalla, sosteniendo fuertemente su Sportex 8, ajusta el freno de su reel y disfrutar  cada segundo de la fabulosa potencia y velocidad del pez.

El colosal dorado no ceso su interminable carrera por mas de minuto y medio, mas de 150 metros de línea, minutos que fueron interminable, salto dos veces como diciendo yo soy el que manda. La tarde se puso púrpura, solo se escuchaba el ruido del freno del reel, y las especulaciones del tamaño de este dorado, siempre contando con los consejos y la tranquilidad de Ulises respecto a como terminar este duelo con el “Rey del Río”.

Finalmente después de mas de una hora el pez se rindió y fue cuando pudimos ver el dorado en la superficie y quedamos verdaderamente impresionados.

Ulises lo subió con el máximo cuidado a la lancha, y todos gritamos de alegría, “Que bestia este Dorado, especialmente mi hermano Tony quien en ese momento se dio cuenta que sus manos sangraban fruto del la primera corrida.

p1030921

Después de un breve lapso para contemplarlo, las fotos que nos garantizaban la necesidad de no mentir, y el tradicional beso en el lomo de agradecimiento, Tony lo devuelve al río con lágrimas en los ojos y entre sus labios se le escucho decir ..." gracias, se libre por siempre y ojala otra persona disfrute de tu bravura".

img_0344

No pudimos tener la certeza de su peso exacto, pero Ulises, quien conoce de esta materia, nos garantizaba que pesaba largamente mas de 20 kg y que hacia muchos anos que no veía un animal de esa porte, ni siquiera capturado con carnada o señuelo.

Gracias Pelo Largo por tu pasión. Tus aventuras nos cautivaron y la atención que nos regalaron tu personal fue suprema.

Ulises, sencillamente gracias por todo, este trofeo también es tuyo.

p1030922

Gracias Río Paraná, tu agua y las riquezas que atesoras siempre contaran con nuestra protección , jamás olvidaremos estos momentos, nos veremos pronto gigantesca bestia, si Dios quiere…

Relato: Horacio Heinz

Galería de imágenes

Etiquetas:
Claudio Deimundo

Claudio Deimundo

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario