Monday 15 de July de 2024
NAUTICA | 09-10-2023 07:40

SPX RIB 24 Sport: un semirrígido de alto lujo

No es frecuente encontrarse con una embarcación de este tipo que supere los 45 nudos dentro de una eslora de 7,50 metros. Este es un auténtico misil sobre el agua que proporciona una navegación excitante, segura y divertida. Galería de fotos.
Ver galería de imágenes

La SPX RIB 24 en su versión Sport es un semirrígido especial. Casi diríamos que único, perfectamente adaptado al más deportivo programa de navegación. Y es que este astillero, con poco más de dos años de existencia, pretende ofrecer embarcaciones especiales en todo el mundo, dotadas de alta personalidad, y con características técnicas y estilísticas diferentes a las que ofrece actualmente el mercado. Su construcción está realizada con materiales de calidad. Los tubos son en hypalón neoprene de 1.670 decitex, por lo que resulta muy resistente tanto a los impactos como a la intemperie y la corrosión marina. La parte rígida esta realizada con resinas viniléster y gelcoat neopentílico, hasta ahora lo mejor del mercado. La carena cuenta con refuerzos estructurales para garantizar la máxima resistencia y seguridad bajo cualquier condición de navegación. Otro aspecto destacable de este semirrígido es la posibilidad que ofrece para personalizar todos sus modelos: tubos, colores y detalles en fibra de carbono. También se puede elegir los tipos de tapicería y costuras, la teca del piso y numerosos accesorios, de forma que no hay prácticamente dos SPX RIB 24 Sport iguales. Por otra parte, debemos apuntar que existen dos versiones de esta eslora, la Light, más sencilla, y la Sport, que incorpora un piso símil teca, dos duchas y dos escaleras de popa, un inodoro químico en la cabina, luces de cortesía, sistema hidráulico de dirección y pasamanos de inoxidable, entre otros accesorios.


Cubierta y cockpit

1008_semirrigido

En principio puede parecer que la distribución en un semirrígido de 7,50 m de eslora no tiene misterio alguno. Puede que a primera vista la percepción sea esta. Sin embargo, en tales dimensiones el ajuste de centímetros, el reparto adecuado de los distintos elementos y el tamaño que se les conceden, al final puede diferenciar bastante un barco de otros, aunque sean similares. Con esto queremos decir que en la <eslora de 24 pies se ha buscado la funcionalidad y las medidas cómodas por encima de todo, sin apurar, para facilitar el tránsito de proa a popa, a ambos lados de la consola, para disponer de un buen solárium detrás de 2,30 x 1,50 m para dos personas, para contar con una proa espaciosa, dotada de grandes lugares de guarda debajo. Pero además de esto, el astillero ha querido conceder categoría con telas de buena calidad, costuras personalizadas y soluciones prácticas tales como los respaldos abatibles de popa, la incorporación de una mesa detrás o de una cocina, con pileta y heladera bajo el asiento del timonel. Por último, debemos destacar el paso directo a la popa por babor y la doble ducha y doble escalera de popa. Y un detalle más: los herrajes de popa están bien ubicados y dimensionados, aunque los de proa, son algo pequeños.


Interiores

1008_semirrigido

El puesto de mando merece un punto aparte, con una ergonomía destacable, típico del diseño italiano. Posee un muy buen espacio para albergar todo el instrumental del motor y sus mandos, así como una pantalla de navegación. Todo se encuentra pintado en color negro y con detalles símil carbono, que le da un toque muy deportivo. Debajo de este comando, se ubica una cabina mínima que sirve tanto de espacio para guarda como para instalar un inodoro químico, accesorio más que razonable para esta eslora. Dispone de ventilación y, curiosamente, el astillero ha cuidado este espacio como si se tratara de una cabina mayor, con gelcoat negro en el interior, suelo de teca sintética, varios registros y un cierre de seguridad. Un espacio polivalente que complementa la ya notable capacidad de guarda de la embarcación.

Navegación y conclusiones

1008_semirrigido

Si tenemos que definir este semirrígido con una palabra clase, la misma seria “excitante”. A la que podríamos añadir los términos de seguridad y diversión. Factores que, combinados, determinan la magnífica navegación de este semirrígido. Un diseño que acelera de modo impresionante, ya que en menos de 4 segundos se pone por encima de los 13 nudos, es decir, que planea. Y en 6 segundos más supera los 45 nudos de punta. No es nada habitual en este tipo de esloras. Pero, además, si a éstas prestaciones de velocidad y aceleración que le otorga el nuevo Mercury Verado de 300 Hp V8, añadimos unas condiciones de oleaje y un viento entre los 15 y 20 nudos, y constatamos una navegación segura, estable y sin la menos sensación de inseguridad, entonces debemos calificar a este semirrígido con un sobresaliente. No obstante, hay que hacer una importante puntualización. Con este Verado V8 en este bote hay que ir con cierto cuidado. En manos inexperta puede dar un susto. El conjunto exige buenas manos, cierta pericia y precaución. No se puede dar un golpe de volante a 45 nudos con mala mar porque podemos terminar volcando. En todo caso, la SPX RIB 24 navega muy buen, es muy divertida y segura, aunque, insistimos, se aconseja instalar una potencia de entre 200 a 250 hp, que sobradamente cumple con el programa Sport de esta versión de embarcación. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Martín D'Elía

Martín D'Elía

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend