Sábado 15 de mayo de 2021
NAUTICA | 02-03-2020 13:32

¿Por qué no arranca la lancha?

Cuatro son las situaciones más habituales que provocan la falla del motor. Un plus sobre el cuidado de la nafta durante el período de guarda
Ver galería de imágenes

Muchas veces nos ocurre que la lancha no arranca. En ocasiones esa situación se debe a desperfectos en el motor o en algún sistema que falla, pero otras tantas es por alguna desatención de nuestra parte, y no solucionarlo puede ocasionarnos un problema mayor. Si el motor no arranca, por lo general intentamos darle arranque muchas veces, pero en el mientras tanto lo único que logramos es agotar la batería. Para evitar inconvenientes, primero vamos a descartar problemas ajenos al motor y nos vamos a centrar en estos detalles y en este orden:
l La palanca de aceleración no está en punto muerto. No nos damos cuenta porque a veces paramos el motor con el cambio puesto o bien subimos a la lancha, sin querer tocamos la palanca y la vemos vertical pero no lo está. Ello impide el arranque. Es un seguro que tiene el sistema de encendido destinado a impedir que el motor arranque, lo que evita que la lancha avance de golpe o se ponga en marcha la hélice con alguna persona en el agua.

0302_arranque2
l Lo segundo a revisar es el botón de hombre al agua, que se encuentra generalmente muy cerca de la llave de arranque y de nuestra rodilla, por lo tanto es muy fácil accionarlo de manera involuntaria, aún cuando tenga una protección para evitarlo. Si uno lo desconecta, pueden ocurrir dos cosas: que al dar arranque el motor no gire ni haga nada (en ese caso pensaremos que nos quedamos sin carga de batería) o que gire y no arranque, situación que indicaría una falla del motor. En éste último caso, de insistir agotaremos el acumulador.
l Tercero: prestar atención a la llave selectora de batería. Al intentar el arranque no gira el motor, pero no es una situación intrínseca de su funcionamiento sino que no habilitamos la electricidad al sistema. En este caso hay que tener en cuenta que, aún habiendo conectado la llave, a veces no lo hicimos en su totalidad y pensamos que sí. Muchos desconectan la electricidad desde la batería quitando los bornes, pero eso lo que hace es deteriorarlos paulatinamente.

0302_arranque3
l La cuarta opción puede ser un tema del combustible. Muchos motores tienen una bomba manual de cebado, comúnmente conocida como pera, que al bombearla en forma manual envía combustible al motor. Si la apretamos y vemos que se endurece, quiere decir que el combustible llegó. Pero puede ocurrir también que se ponga dura porque ya ha cumplido su vida útil, entonces se reseca y no bombea. Si después de varios bombazos no se pone dura, el problema es otro: ingresa aire al circuito.
Existen otras causas más allá de éstas para que el motor no arranque. Las dos fundamentales: la falta de carga en la batería y los problemas con la nafta. Respecto de la primera, no existe un medidor de carga de batería (excepto un tester) que indique cuánto queda almacenado. Salimos, usamos la lancha, hablamos por VHF, encendemos las luces y, si la navegación no alcanzó a reponer la energía consumida, poco a poco iremos agotando la carga.
Cuando guardamos la lancha, por lo general desconectamos la batería, pero aún así se descarga, ya que tiene un proceso de autodescarga natural y va perdiendo voltaje diariamente. Lo ideal es, cada tanto en la guardería, bajar la lancha y ponerla en carga o llevarse la batería y cargarla en otro lugar. Cuando la batería falla no avisa.
El combustible, como dijimos, es el otro tema, y no me refiero a la falta de nafta, porque es algo que cada uno deberá considerar, sino a la cantidad de tiempo que ha permanecido dentro del motor. Muchos lo que hacen es desconectar el tanque y dejar que el motor consuma toda la nafta. Eso no soluciona nada porque la nafta siempre queda adentro y con el tiempo se degrada, lo que afecta al motor y a sus elementos, sobre todo a los de plástico: gomas, juntas, tuberías, etc.

0302_arranque
¿Cuánto tiempo tarda en tener problemas un motor sin funcionar? Tres meses. ¿Y entonces en invierno qué hacemos? ¿Hay soluciones para este problema? La respuesta es sí. Se debe consultar con el fabricante del motor, quien indicará cuáles son los aditivos que tenemos que poner en la nafta para lograr que se mantenga. Algunos son para ser usados a diario y otros para guardar la nafta sin problemas por un tiempo prolongado. Utilizarlos es muy importante, porque los deterioros que se producen en el motor llegan a ser muy graves y, sobre todo, muy caros.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Francisco Savino

Francisco Savino

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend