Martes 4 de agosto de 2020
NAUTICA | 16-04-2020 18:38

Te presentamos a la Foiler, una lancha voladora

En Dubai lanzaron una innovadora embarcación de aluminio de unos 10 metros de eslora con un novedoso sistema de navegación por medio de hidrofoils.
Ver galería de imágenes

La empresa Enata acaba de presentar en el mercado mundial un concepto que no es nuevo, pero que suma un detalle importante, y es que equipa un motor híbrido diésel-eléctrico. Su valor aproximado arranca en los 895.000 euros y, según el equipamiento y el lujo a bordo, puede llegar a los 1,5 millones de euros.

1604_Delia

Su origen

En 2016, la compañía suiza Hydros, con la experiencia de Enata, otra suiza con sede en Dubai, presentó imágenes en 3D del proyecto Foiler, un prototipo de aluminio que requeriría varios años de investigación. La empresa de Dubai, especialista en el diseño y fabricación de estructuras compuestas, pronto compró el start-up en la ciudad de Lausana a la empresa Hydros Innovation, especializada en la eficiencia energética de los barcos. Gracias a la tecnología desarrollada por la compañía suiza, el astillero Enata Marine pudo diseñar el Foiler, una embarcación voladora de 32 pies (9,80m) con detalles únicos en lo que respecta a los sistemas de hidrofoils y propulsión.

Propulsión adaptada de autos

Esta nueva embarcación de 32 pies construida íntegramente en carbono en los Emiratos Árabes Unidos, debutó en el Dubai International Boat Show 2018. El Foiler está propulsado por un sistema híbrido diésel-eléctrico adaptado de los autos de calle, con dos motores BMW V8 diésel de 320 HP, lo que le permite navegar en modo completamente eléctrico hasta 10 nudos, durante 10 minutos. Para que los hidrofoils comiencen a tener rendimiento, la embarcación debe alcanzar una velocidad mínima de 18 nudos, aunque recién empieza a salir del agua a partir de los 12. Por lo tanto, gracias a la acción combinada del motor, los hidrofoils laterales y los timones, esta embarcación puede navegar fuera del agua. También es posible usarla sin los hidrofoils, actuando con el casco en forma de una embarcación de planeo normal. Cuando el barco está fuera del agua, los hidrofoils son retráctiles y las hélices se pueden rebatir como un motor fuera de borda, lo que le permite ganar altura para poder guardar el barco, por ejemplo, en el garage de un megayate o en alguna marina en seco.

1604_Delia

A máximo rendimiento, el Foiler alcanza la velocidad tope de 40 nudos (74 km/h) con unas siete personas a bordo, más un patrón al mando. Despega 1,5 m por encima del agua y el astillero anuncia que es posible navegar sin los hidrofoils en planeo normal a través de olas de una altura máxima de dos metros, a una velocidad de hasta 28 nudos (51 km/h), y de manera muy cómoda. En condiciones más difíciles, es posible retraer los foils y continuar la navegación normal a baja velocidad.

Autonomía

1604_Delia

Con el uso de hidrofoils, el Astillero Enata anuncia una economía de combustible del 20 %, una reducción del arrastre y una estela tres veces menos importante que en un barco tradicional de planeo. “Con este sistema de propulsión híbrido diésel-eléctrico, el Foiler es un moderno barco en todos los sentidos, que ofrece una mejor eficiencia energética para reducir el impacto ambiental, minimizar los costos operativos y maximizar la independencia”, indica el sitio oficial de la firma constructora. Así, tiene una autonomía de 150 millas (278 km) a 30 nudos y un tanque de combustible de 300 litros. Otro detalle a destacar es que, al navegar sobre el agua, los usuarios también sienten menos mareo y sobresaltos de la embarcación.

Fácil de navegar

El sistema de hidrofoils es de sencilla utilización, ya que simplemente el usuario presionará el botón Fly Mode para que estos, y los timones, se desplieguen rápidamente gracias a un sistema del tipo hidráulico. Para volver a la configuración clásica, basta con presionar el botón Modo flotación.

1604_Delia

En el manejo, Enata especifica que el Foiler es muy fácil de conducir, incluso más que un bote normal, ya que no hay diferencia entre el momento en que giramos la rueda y el efecto de la maniobra. “El manejo es bastante similar al de un auto deportivo”, aseguran desde el astillero, ya que los hidrofoils traseros (timones) proporcionan estabilidad longitudinal al barco. En esta configuración, permanece estable y el impacto de las olas sobre el casco se minimiza. Un punto a destacar es que el radio de giro se ha reducido por razones de seguridad.

El foiler está hecho completamente de fibra de carbono con piezas mecánicas de acero inoxidable, aluminio y titanio de alta calidad. Los hidrofoils y timones también están fabricados en fibra de carbono para garantizar una gran rigidez y robustez, debido a su alta exigencia en el uso durante la navegación.

La embarcación aún no está en la Argentina, pero sí cuenta con un representante que puede ponerla en nuestras aguas con solo pedirlo.

Galería de imágenes

Martín D'Elía

Martín D'Elía

Comentarios

También te puede interesar

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario