Sábado 25 de septiembre de 2021
NAUTICA | 20-03-2020 14:07

Náutica: por qué chocamos contra las boyas de señalamiento

Por qué muchos navegantes chocan contra las boyas. Cómo evitarlo. Qué precauciones a tomar por seguridad de todos.
Ver galería de imágenes

Es normal chocar contra una señal marítima? Normal, no, como tampoco es normal tener un accidente de tránsito, pero puede llegar a pasar. Por eso haremos un repaso de las posibilidades y precauciones a considerar.

Cuando es de día, es más fácil pilotear una embarcación, ya que tenemos tiempo de maniobrar porque vemos las boyas desde lejos. ¡Aunque varios las han chocado con plena luz también! Pero, sin duda, el problema fundamental se produce en la noche, cuando la visibilidad está reducida. La pregunta inevitable es: ¿las señales no tienen luz para que se vean en horas nocturnas? Sí, pero pueden ocurrir dos cosas: que estemos desatentos o que estén apagadas, movidas de lugar, etc. De lo que no hay ninguna duda es de que si están con la luz apagada no las vamos a ver y, entonces, las podemos chocar. “Pero con GPS ese tema está solucionado”, dicen muchos. Sin embargo, esa afirmación es falsa.

Algunos detalles

Hay que tener en cuenta que las boyas son grandes y solo una parte de ellas está fuera del agua. Además, son de metal, por lo que el simple roce de una embarcación puede ocasionar un rumbo (agujero) importante en el casco. Quienes pescan en el Río de la Plata deben saber que, en la zona del Cementerio de los Barcos, pesquero por excelencia, las naves hundidas están señalizadas con boyas de peligro y, normalmente, tienen un boyarín que es ciego, además de una boya luminosa. En la carta se ve la bola luminosa con una gotita roja en su parte inferior, en cambio, el boyarín –que puede estar a 100 o  150 m separado de la boya– es ciego, es decir que no tiene luz. Si bien este boyarín está en la carta, si navegamos con precaución lo veremos, pero al no tener luz corremos el riesgo de chocarlo. ¡Y no hablemos de pasar entre el boyarín y la boya, ya que en el medio está el barco hundido!

0320 boyas 4

En la carta también hay boyarines de regatas que, si bien están cartografiados, no tienen luz. O palos de peligro, como la baliza que se encuentra en el San Antonio, que también está en la carta pero no tiene luz. Todos estos son elementos que tenemos que tener en cuenta al momento de navegar, sobre todo de noche, para evitar colisionarlos.

Muchos cuestionarán por qué razón hay boyas apagadas, si no debería ser así. Es cierto, pero en ocasiones los sistemas fallan o hay vandalismo; eso hace que se apaguen, no funcionen o que se puedan correr de su lugar, por eso es importante tener la información que emite diariamente el Servicio de Hidrografía Naval, cuya obligación es informar qué señales están apagadas, cuales corridas, enumerar las nuevas que se instalaron y toda novedad que sea de interés.

Para ello entraremos en la web www.hidro.gov.ar y buscaremos los radioavisos náuticos. Así tendremos toda la información necesaria. Es importante si vamos a salir a navegar tomarnos cinco minutos y controlar a conciencia cuáles son las novedades en nuestra zona de navegación. Y si vamos a hacerlo de noche, considerar dos premisas básicas: información y lentitud, aunque lleguemos tarde, lo importante es llegar a casa bien.

0320 boyas

Muchos suponen que el GPS les va a solucionar la vida, pero no es así por dos razones fundamentales: si una señal está garreada (cambiada de lugar) o la ruta que hicimos con el GPS pasa muy cerca de la señal, puede hacer que la choquemos, por eso el GPS no es 100 % confiable.

La otra razón es que, cuando uno navega con GPS, no está pendiente del equipo en forma permanente, sobre todo de noche. Y en caso de que lo esté, no presta atención a lo que ve. Combinar ambas visualizaciones con los sentidos a pleno es complejo.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Francisco Savino

Francisco Savino

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend