Viernes 23 de abril de 2021
NATURALEZA | 25-03-2021 12:43

¿Por qué la reproducción de pinos contribuye a los incendios forestales?

Un reciente estudio llevado a cabo por especialistas del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente afirma que la proliferación de esta especie vegetal foránea es una de las principales causales de los focos de fuego que, en lo que va del año, ya arrasaron más de 17.000 hectáreas en la Patagonia.

Los incendios forestales en la Argentina parecen no tener fin y siguen ocasionado un sinfín de serios daños tanto económicos, como, fundamentalmente, a la Madre Naturaleza. Solo para tener una idea de la gravedad del  tema, según datos oficiales, en lo poco que va del presente año el fuego ya arrasó con más de 17.000  hectáreas de bosques en la Patagonia argentina, una de las regiones del país que resultaron más afectadas por los incendios forestales.

 Ante esa preocupante realidad, un grupo de investigadores  del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (INIBIOMA) llevó a cabo un estudio en el que llegaron a la conclusión de que la proliferación de pinos contribuye a la aparición de los incendios. 

“Hace algún tiempo nadie percibía a los pinos como un elemento extraño del paisaje, asociado a la degradación ambiental, en la reserva de la biosfera de la región andina norpatagónica”, comentó la investigadora Jorgelina Franzese, en una entrevista concedida a la agencia CTyS-UNLaM.

0325_pinos

“Esto nos llevó a pensar cuán importante es tener el consenso de la gente, difundir de qué se trata esta situación ecológica para poder tomar medidas conjuntas de remediación y prevención de incendios”, agregó.

Especie leñosa oriunda de América del Norte, los pinos fueron introducidos durante el siglo XIX , en tanto que , como actividad productiva forestal, comenzó a ser usado recién en la segunda mitad del siglo XX. De ahí en más, con su presencia cada vez mayor, los pinos, que poseen una alta y peligrosa capacidad de adaptación al fuego, fueron invadiendo en todas las direcciones, reduciendo así el terreno correspondiente a las especies nativas.

“Muchas de estas plantaciones antiguas no fueron manejadas y quedaron como un legado del que, ahora, estamos viendo las consecuencias. Estas unidades de vegetación por pinos constituyen un combustible mucho más inflamable que las especies que dominan el bosque”, agregó la especialista.

Ademas, Franzese explicó que, una vez en contacto con el fuego, esta gran cantidad de follaje disponible propaga rápidamente las llamas con una extensión muy devastadora, ante la cual la vegetación nativa no puede reponerse fácilmente.

0325_pinos

Actualmente, la especialista y su equipo de investigadoras, se encuentran analizando qué otros daños asociados a la proliferación de pinos ocurren en el ambiente con el objetivo de poder constatar si, además, el pino afecta al balance hídrico de la región, al absorber y transpirar parte del agua disponible para la población local.

Por último, la especialista resaltó que es imprescindible contar con un monitoreo de las poblaciones de pinos y su distribución, y controlar las invasiones en función de parámetros de riesgo. “Hay que apuntar a la consciencia colectiva y a monitorear las condiciones previas del terreno. Esto debe ser una iniciativa desde los municipios, en la que la sociedad no debe estar exenta en la toma de decisiones”, concluyó Franzese.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend