lunes 24 de febrero de 2020
07-06-2018 15:00 | NATURALEZA

Las fotos de animales más lindas del 2017 – Segunda Parte

Con el fin de poner el foco en preservar a las especies, los Comedy Wildlife Photo Awards reconocieron los trabajos más destacados y divertidos sobre el reino salvaje. Ver galería de imágenes

Camaleón

Los camaleones son unos animales realmente atípicos. Estos reptiles ni escuchan ni huelen y su lengua duplica el tamaño de su propio cuerpo, convirtiéndose esta en su principal arma para sobrevivir. Se sabe que cambian de color. Sin embargo, no se debe a la mimetización con aquello que les rodea, sino por su estado psicológico y la consonancia con la temperatura ambiente. Crédito: Ramat-Gan, Israel.

Oruga

Su único fin es alimentarse para convertirse en una linda mariposa. Dependiendo del tipo de mariposa, las orugas presentarán características diferentes. Algunas suelen tener pelos que los protegen del ataque de los depredadores, y otras como ésta, son de color verde o con patrones que facilitan su camuflaje. Actualmente, existen cerca de 200.000 especies de mariposas y polillas. Crédito: Aster Leung.

Oso negro americano

El oso negro americano es la especie más común en toda América del Norte. Aunque también se lo puede encontrar en Canadá y algunas zonas de México. No hiberna en sentido estricto, sino que pasa el invierno en un estado de somnolencia. Curiosamente, estos animales nacen sordos, ciegos y sin pelo. Una vez pasado el año y medio de edad, se convierten en unos excelentes nadadores y pueden trepar con gran facilidad. Crédito: Chris Martin.

Ñu de cola blanca

Esta es otra de las denominaciones para el ñu azul. Y es que existen hasta 5 tipos diferentes de ñu de cola blanca.Pueden llegar a medir hasta 1,50 metros de altura y pesar unos 250 kilos, lo que les convierte en un bocado muy suculento para una gran variedad de depredadores. Crédito: Mkhuze Park, Sudáfrica.

Conejo salvaje

A pesar de lo que se piensa, los conejos no pertenecen a la familia de los roedores, sino de los lagomorfos. Son animales extremadamente limpios y tienen una vista de 360º, aunque su agudeza visual no es muy potente y, de frente, tienen un punto muerto. Además, golpean sus patas traseras cuando quieren expresar miedo, enfado o un peligro cercano. En la fotografía, este conejo ha sido sorprendido mientras recolectaba material para la anidación. Los tallos en su boca simulan un gran bigote. Crédito: Bélgica.

Zorro Rojo

Son animales solitarios que, cuando cuidan de sus crías, crean un fuerte vínculo familiar. Estos parientes de lobos y perros tienen una vida muy corta, aproximadamente  3 años los salvajes y unos 12 los que están en cautividad. El llamado zorro rojo, que habita en diferentes zonas del hemisferio norte, es el más común de esta especie. Crédito: Meath, Irlanda.

Oso pardo con alas

Alcanza una longitud de entre 1,6 y 2 metros. En estado salvaje pueden llegar a vivir entre 25 y 30 años. En la fotografía, un ave ha desplegado sus alas justo detrás de este adulto y simula que, en cualquier momento, puede echar a volar. Sin embargo, resultaría un tanto difícil, ya que los osos pardos alcanzan un peso medio de 100kg, aunque algunos han superado los 200kg. Crédito: Kuhmo, Finlandia.

Pez

A simple vista, parece que el mundo marino es un lugar aburrido y monótono. Sin embargo, este hábitat es el escenario de más de 27.000 especies de peces conocidas.

Estas criaturas son las únicas que pueden diferenciar la luz ultravioleta y la infrarroja. Su color y características dependen de la profundidad y el tipo de agua en la que habiten. Además, los peces de mar pueden sentir sed y se ven obligados, como los humanos, a tomar agua para poder sobrevivir. Crédito: Tanakit Suwanyangyaun.

Foca  

La foca común, también conocida como sello de Puerto, es un animal que vive exclusivamente en el hemisferio norte, abarcando regiones gélidas y algunas más templadas. Este alargado animal alcanza un máximo de 1.85m y tienen la capacidad de sumergirse a más de 400 metros durante unos 30 minutos. Cuando descansan en tierra, están constantemente alerta ante cualquier peligro, así que, por lo general, son tímidos y huyen de la presencia humana. Sin embargo, esta pequeña foca ha bajado la guardia y disfruta de un agradable descanso sin advertir que estaba siendo fotografiado. Crédito: San Diego, California.

Oso polar

Es una de las criaturas más impresionantes del planeta, pues sus características hacen que el oso polar sea un icono del reino animal. Es el terrestre carnívoro más grande del planeta y puede llegar a medir hasta 2,5 metros. También es de los más pesados, con un máximo aproximado de 800 kg. Además, pueden nadar entre 30 y 100 kilómetros sin parar. Por desgracia, es una de las especies que mayor porcentaje de peligro de extinción presenta. Crédito: Daisy Gilardini.

Pingüinos Gentoo

Es una especie de tamaño medio que se encuentra en las islas rocosas del sur del Antártico. Se distinguen por una marca blanca que tienen en la parte superior de sus cabezas. Sin embargo, en la fotografía, un grupo de pingüinos se ha coordinado a la perfección para esconder su rostro ante las cámaras. Crédito: Monique Joris.

Osos gourmet

Los osos que habitan cerca de los lagos y ríos se decantan por consumir pescado. Gracias a sus garras pueden capturar a sus presas fácilmente y comérselas de inmediato.

Estos sabrosos peces de río, muy ricos en calorías, permiten a los osos almacenar grasa para el letargo invernal. Crédito: Península de Kamchatka, Rusia.

Búho trapecista

El búho es un ave realmente veloz y con un sentido auditivo muy desarrollado que les permite detectar y dar caza a sus presas. A pesar de que no está catalogado como animal en peligro de extinción, son víctimas de la agresiva tala de árboles. Estos se ven obligados a migrar a otras zonas debido a su masiva destrucción del hábitat natural. En la imagen, uno de los animales apenas dispone de espacio para poder agarrarse. Crédito: Opusztaszer, Hungría.

Apareamiento nocturno

Entre mediados de abril y junio, los osos pardos inician su período estacional de apareamiento. Los machos intentan estar con el mayor número de hembras posibles para asegurar su descendencia, por lo que apenas permanecen dos días completos con su pareja. Esto se debe a que las osas tienen dos períodos de celo en cada estación reproductora, y cada uno de ellos dura tan sólo entre uno y diez días. Cuando este período pasa, el macho pierde su interés y se marcha. Crédito: Selva de Eurasia.

Ardilla

Es un animal bastante común que puede adaptarse a una gran variedad de entornos diferentes. Se calcula que existen unas 200 especies de ardillas en todo el mundo. Su alimentación se basa en frutos, hojas, raíces, semillas e insectos. Casi el 25 % de la comida que recolectan es robada de otras ardillas y pájaros. Por ese motivo, esconden todo lo que encuentran. Crédito: Gotemburgo, Suecia.

36 Calumma nasutum

Es una peculiar especie de camaleón, con un diminuto cuerno en la nariz, que habita en Madagascar. Se conoce poco acerca de este animal pero está asociado, por lo general, con bosques húmedos. Su peligro de extinción no es muy elevado. Sin embargo, está empezando a ser preocupante la pérdida y degradación de este tipo de bosques por el impacto de la tala masiva. Crédito: Andasibe, Madagascar.

Pingüinos devotos

Estas aves no tienen que hacer frente a depredadores terrestres. Por esta razón, su comportamiento de cara a la presencia humana resulta simpático y sin miedo. Tal vez, este sea el motivo por el que este grupo de pingüinos se acercan a la iglesia tan decididamente. Crédito: Georgia del Sur.

38 Preparándose para el invierno

La hibernación es una de las características más conocidas de los osos. Antes de sumirse en este profundo sueño, consumen grandes cantidades de comida con un elevado porcentaje calórico y, además, pasan por un período de hiperfatiga previa. Crédito: Martinselkonen, Finlandia.

Zorro

A los zorros les encanta jugar por lo que, en este sentido, su comportamiento se asemeja mucho al de los perros o los gatos. Sienten cierta debilidad por las pelotas y en especial, por las de golf. Por ello, se les suele ver por estos campos, aunque no siempre con la intención de robar las bolas. Crédito: San Jose, California.

Monos motoristas

Esta imagen fue una de las más populares del concurso. Existen más de 260 especies de monos y, genéticamente, somos extremadamente parecidos con estas criaturas. Sobre todo, cuando encontramos fotografías tan humanas como ésta, en la que dos monos disfrutan dando un paseo en una motocicleta que les han robado a los guardias de un parque natural de Indonesia. Crédito: Reserva Natural de Tangkoko Indonesia.

Etiquetas: Naturaleza Animales

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario