Friday 21 de June de 2024
MOTOR | 13-11-2023 15:34

Cómo es el museo del Fitito que se inauguró en la localidad bonaerense de Caseros

Para la apertura más de 600 Fiat 600 hicieron una caravana desde el Autódromo de Buenos Aires hasta la puerta de este espacio dedicado a tan emblemático auto pequeño. Galería de fotos.
Ver galería de imágenes

El Museo del Fitito ya es una realidad y abrió al público el espacio dedicado a repasar la historia de este emblema de la industria automotriz, y el impacto en la localidad de Caseros. Allí se preserva su historia y la de la propia fábrica que lo vio nacer. La inauguración incluyó una colorida caravana de Fiats 600 (más de 600) que unió el autódromo de la ciudad de Buenos Aires y la localidad que vio nacer a todas las unidades de este modelo que se produjeron en el país. 

1113_muse_fitito

El Museo del Fitito, un espacio conmemorativo que honra a las más de 297.000 unidades producidas en la antigua fábrica de Fiat en la localidad de Caseros y que cuenta con imágenes de la planta, cartas, documentos y distintas versiones del vehículo que movilizó a más de una generación de argentinos. Martin Zuppi, presidente de Fiat en la Argentina, expresó: “Quiero agradecer el trabajo y dedicación de todos los amantes del Fiat 600 que hoy no sólo representa un hito en la industria automotriz argentina, sino que también dejó una huella imborrable con la creación de este museo que preservará su legado”. El Fiat 600, no solo representó un hito en la industria automotriz argentina, sino qué también dejó una huella imborrable en el país durante más de dos décadas. Este pequeño automóvil de origen nacional, lanzado en 1960, rápidamente se transformó en un fenómeno de ventas y dejó un legado perdurable en la memoria colectiva de los argentinos, incluso después de su último día de producción en 1982".

Un poco de historia

1113_muse_fitito

En 1959, al sancionarse el régimen de promoción para la industria automotriz, Fiat acreditaba una consolidada presencia productiva y comercial en el país. Desde mediados de la década de 1950, la compañía italiana había desembarcado industrialmente en el país con tres establecimientos en Ferreyra, provincia de Córdoba, orientados a la producción de maquinaria agrícola, motores diésel y material rodante ferro-tranviario. Fiat Someca Construcciones Córdoba, Grandes Motores Diesel y Materfer constituían los sólidos cimientos para avanzar en el desafiante proyecto de la producción automotriz. Ese mismo año, Fiat presentó a las autoridades nacionales su plan para la producción de automotores, donde el pequeño 600 estaba destinado a cumplir un rol protagónico. De acuerdo al proyecto presentado, se había previsto producir durante 1960 2.900 automóviles Fiat 600, cifra que debía incrementarse progresivamente hasta alcanzar las 7.500 unidades en 1964. Por su parte, el porcentaje de fabricación nacional de componentes aumentaría paulatinamente desde el 55 % en 1960 hasta el 90 % en 1964. Para lograrlo, la compañía sumó un nuevo establecimiento industrial en la localidad de Caseros, provincia de Buenos Aires, destinado a las tareas de montaje, chapistería y acabado. El 8 de abril de 1960, un 600 color gris claro se convertía en el primer Fiat de producción nacional y ponía primera a una historia industrial que se extendería por más de 20 años.

Los 600 argentinos

1113_muse_fitito

Los primeros ejemplares nacionales se denominaban simplemente 600, sin ninguna letra que los identificara. Se fabricaban con carrocerías desarmadas importadas de Italia. Este conjunto de nueve piezas fue nacionalizado a partir de 1963, cuando entró en operación la nueva sección de estampados. Por su parte, el grupo motor, transmisión y demás elementos mecánicos era producido en el complejo industrial de Córdoba. En 1962 llegaron los primeros cambios con la presentación de la versión “D”. La principal modificación fue la introducción de un nuevo motor de 767 cc que incrementó su potencia a 32 hp. El exterior permanecía prácticamente inalterado. La carrocería todavía presentaba las puertas de apertura contraviento –popularmente llamadas “suicidas”-, es decir, articuladas en el parante central. El único cambio visible y funcional fue la incorporación de ventilete que remplazó a la ventanilla enteriza.
 

El auto más vendido

1113_muse_fitito

Durante la década de 1970, el Fiat 600 fue el auto más vendido de su categoría y el de mayor venta en el país. En 1976 alcanzó el récord de 250.000 unidades fabricadas y vendidas, que lo convirtieron en el modelo de mayor producción hasta ese momento de la industria automotriz argentina. A partir de 1980, la empresa SEVEL pasó a representar a la marca Fiat en el país. Bajo su control, el Fiat 600 recibió en 1981 las últimas modificaciones. Los aros de ópticas, tanto delanteras como traseras, fueron remplazados por unos de plástico en terminación negro satinado. Un criterio similar se aplicó para el escudo del panel frontal. Con los cambios introducidos en el mercado local a partir de la Ley de Reconversión Automotriz, se hizo evidente que el Fiat 600 había cumplido su ciclo. Su producción se extendió hasta el 9 de abril de 1982, cuando se produjo la última unidad que llevó el número 294.197.

1113_muse_fitito

El cese de la fabricación no significó el fin de su historia en el país. Al contrario. El estrecho vínculo afectivo de la “Bolita” con la sociedad argentina se mantiene plenamente vigente, es un símbolo de la movilidad social ascendente y de un sólido proceso de industrialización
que tuvo al sector automotor y a la propia Fiat como protagonistas. 

Galería de imágenes

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend