martes 31 de marzo de 2020
21-02-2020 12:50 | INFORMATIVO

Hipótesis de tsunamis en la Argentina

En los últimos seis meses surgieron hipótesis de tsunamis en Traful, Santa Cruz y Mar del Plata. Cuánto hay de cierto al respecto y cuáles son las probabilidades.

Todo empezó con Traful, hace seis meses. Siguió por Santa Cruz y en menos de una semana llegó a Mar del Plata. Los tres con alerta de tsunami. Parece la maldición de los destinos turísticos tocados por la varita mágica. Cuando a alguien le va bien busquémosle algún defecto para darle entidad negativa y que cobre protagonismo inverso. Argentina es un país en el que todos opinan. Todos son DT, médicos, jueces... Algunos con fundamentos y otros ya sabemos.

En el caso de Villa Traful, en septiembre de 2019, Andrés Folguera, investigador del Departamento de Ciencias Geológicas de Exactas de la Universidad de Buenos Aires señaló a través de un estudio que el bosque sumergido en el lago homónimo a la ciudad –importante atractivo turístico de la zona– se asienta en un bloque de roca de unos tres kilómetros de ancho y diez de largo que se desplaza hacia el fondo a razón de 36 cm anuales, lo que si se produjera un desmoronamiento repentino podría generar una catástrofe sobre la villa.

Bosque sumergido lago Traful

Ante esta información, la Dirección de Parques Nacional solicitó al Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR) la activación del Protocolo de remoción en masa, del cual el Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) tiene la responsabilidad primaria y a partir del cual tras analizar otros estudios determinó que "dadas las características mencionadas en esa zona del lago Traful es muy difícil que se produzca un lagomoto". De todas formas, se implementará un sistema de monitoreo de la ladera inestable para detectar si el movimiento se estabiliza o se acelera con el tiempo, a fin de prevenir un riesgo geológico mayor.

No bastó con Traful que hace unos días el geólogo y doctor en Ciencias Naturales con tesis en la Fundación Bariloche y doctorado en la Universidad de New York, Jorge Rabassa, que además es investigador Superior del Centro Austral de Investigación Científica (CADIC) y del CONICET, advirtiera acerca de que están dadas las condiciones para que en algún momento se provoque un tsunami en el sur de la Costa Atlántica, lo que podría generar un maremoto sobre las ciudades que miran a la parte más fría del Océano Atlántico, como Río Grande, en Tierra del Fuego, y Río Gallegos, en Santa Cruz, debido a su ubicación cercana a la Falla de Magallanes y a lo bajo de sus costas. 

Playa de Río Gallegos

Según sus dichos, en un período que abarca entre mil y seis mil años se produjeron al menos tres tsunamis en la zona de Magallanes y Ushuaia. Después de Mendoza y San Juan, Tierra del Fuego está considerada como la tercera provincia en actividad sísmica. El último ocurrió en 1949, cuando el estrecho de Magallanes y la costa occidente de Tierra del Fuego sufrieron un sismo de 7.9 grados, uno de los más fuertes que existieron desde que se tienen instrumentos de medición en la Argentina.

Finalmente, hoy la tendencia indica que la gente está preocupada por una nueva información: un posible tsunami en Mar del Plata. Se sabe que en La Feliz las olas son de mayor tamaño que en las ciudades balnearias más próximas, pero eso no alcanza como argumento para un maremoto. Federico Isla, investigador superior del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras del Conicet y la Universidad Nacional de Mar del Plata dice que la probabilidad de que exista un tsunami en las costas marplatenses es "baja y no se podría predecir". Y que en el caso de que sucediera, la magnitud sería mucho menor a los tsunamis que ocurrieron en la costa del Pacífico sudamericano. 

Pesca en Mar del Plata

Como antecedente podría citarse una ola gigante que sorprendió a los bañistas el 21 de enero de 1954. Un fenómeno que en pocos minutos hizo subir el nivel del agua más de un metro a causa de tres olas consecutivas que cubrieron por el muelle del Club de Pesca y “barrieron” a todos los veraneantes que se bañaban en la playa, sin víctimas fatales. El fenómeno coincidió con el único ataque de un tiburón de envergadura en la playa de Miramar, a 45 kilómetros de Mar del Plata.

Según Isla, lo que pudo ocurrir hace 66 años es que las olas fueran provocadas por erupciones volcánicas submarinas o por el deslizamiento al fondo de grandes masas de tierra, que podría haber ocurrido en la Isla Bouvet, ubicada a unos 4.500 km al este de Ushuaia y a unos 2.400 al sudsudoeste de Sudáfrica. Aunque otros investigadores se inclinan por la versión de que el fenómeno se debió a cambios en la presión atmosférica, que generaron una actividad marina inusual.
 

)

Galería de imágenes

Etiquetas: Mar Del Plata Traful Magallanes Rio Gallegos Rio Grande Ushuaia Tsunami Maremoto
Marcelo Ferro

Marcelo Ferro

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario