Sábado 15 de mayo de 2021
INFORMATIVO | 09-11-2020 10:34

Muro de Berlín: hoy se cumplen 31 años de su histórica caída

La construcción del impresionante paredón que durante 28 años dividió en dos a Alemania y especialmente su caída, el 9 de noviembre de 1989, forman parte de los momentos más importantes de la historia del siglo XX. Cuánto medía y cómo se sucedieron los hechos.
Ver galería de imágenes

Pocos sucesos recientes han sido tan importantes para la historia de la humanidad como la caída del muro de Berlín que tuvo lugar en la noche del  9 de noviembre de 1989 ante una verdadera multitud de ciudadanos de las entonces Alemania Oriental y  Alemania Occidental que se dio cita en el lugar para celebrar, con su destrucción, el final de 28 años de divisiones políticas. 

Año tras año, incluso mucho después de su caída, miles de personas que viajan a Alemania no pueden evitar visitar la “East Side Gallery” de Berlín para ver el fragmento más extenso que actualmente queda de esa construcción en ese país. Se trata de bloques de casi 1.300 metros de largo intervenidos por artistas de todo el mundo. 

El resto de la edificación fue diseminada en más de 40 países de todo el mundo. Y, en el caso puntual de la Argentina, Editorial Perfil posee, en su edificio inteligente del barrio porteño de Barracas, uno de los tramos mejor conservados y más extensos del muro. 

1109_murodeberlin

De hecho, a lo largo del año 1992, la revista Noticias distribuyó trozos del muro con sus ejemplares y así les dio a los lectores la posibilidad de tener parte de la historia en su casa. 

La construcción del impresionante muro

El impresionante paredón de placas de hormigón armado de 3,5 metros de alto y 155 kilómetros de extensión, de los cuales 45 km. atravesaban Berlín, estaba provisto de 186 puestos de vigilancia, 31 puestos de control y 30 bunkers, y había sido levantado, a partir de agosto de 1961, como consecuencia de las permanentes tensiones que se venían acumulando desde 1949, cuando,  a raíz de la Segunda Guerra Mundial, Alemania se transformaba en dos países separados: la República Federal de Alemania (Alemania Occidental), siguiendo el modelo capitalista de Reino Unido, Estados Unidos y Francia, y la comunista República Democrática Alemana (Alemania Oriental), en la órbita de la Unión Soviética, con un sistema de partido único y economía planificada.

Con su construcción, el país germano quedó literalmente dividido en cuatro zonas de ocupación, bajo la influencia de las dos Alemanias, Estados Unidos y la Unión Soviética. Y, si bien Berlín estaba en la zona soviética, como era la capital de Alemania, se decidió también fraccionarla en cuatro áreas, cada una controlada por uno de los cuatro países.

1109_murodeberlin

Así, tantos sus calles y plazas como sus casas quedaron divididas, a la vez que se implementó un estricto sistema de control fronterizo: había dos muros, uno interno y otro externo, vallas electrificadas, torres de vigilancia, perros guardianes, una zanja antivehículos y miles de policías y soldados que podían disparar a quienes intentaban cruzar la fortificación. finalmente en 1949,

Mientras en Alemania Occidental había libertad de movimiento y la gente podría expresar libremente sus ideas, su flamante vecina, Alemania Oriental, tenía reglas mucho más estrictas acerca del comportamiento de sus ciudadanos. Para ello contaba con la Slasi, una policía secreta que supervisaba todo lo que hacían. Por eso no sorprendió que, a medida que iban pasando los años, eran cada vez más las personas que escapaban del Este hacia el Oeste en busca de un mejor porvenir para sus familias y las generaciones venideras.

1109_murodeberlin

Los libros de historia cuentan que más de 500.000 personas por día cruzaban la frontera en ambas direcciones y de esta manera, podían comparar las condiciones de vida de ambos lados. De hecho, según la página oficial del Muro de Berlín, mientras entre los años 1949 y 1961, cerca de 2.700.000 personas abandonaron la RDA y Berlín Oriental, mientras que, solamente en 1960, alrededor 200.000 personas se mudaron de forma definitiva al Oeste.

De allí que, en 1961, las autoridades comunistas de la RDA tomaron la decisión de construir un paredón que dividiera el este y el oeste de Berlín, buscando frenar la cada vez mayor migración de los berlineses orientales hacia la República Federal Alemana (RFA) que dio lugar a la llamada “Segunda Crisis de Berlín”. Así, durante 28 años, esos inmensos bloques de cemento reforzados en lo alto con gruesos alambres de púas fueron testigos de la muerte de más de 680 personas que murieron en sus frustrados y desesperados intentos por cruzarlo.

Vientos de cambio y esperanza

La asunción de Mijaíl Gorbachov, en 1986, como presidente de la Unión Soviética trajo fuertes vientos de cambio y esperanza para los alemanes. Sus reformas de GlasnotPerestroika generaron una gran expectativa entre las repúblicas que conformaban la URSS y el bloque oriental y el muro parecía empezar a desmoronarse, al igual que la Guerra Fría. 

Cuando en agosto de 1989 Hungría decidió eliminar las restricciones fronterizas con Austria, más de 13.000 alemanes del este cruzaron esa nueva puerta hacia occidente y, de ahí en más, las movilizaciones civiles contra el régimen comunista se hicieron cada vez más fuertes y frecuentes.

1109_murodeberlin

Las llamadas “manifestaciones de los lunes” bajo la consigna «wirsind das Volk!»(«¡Somos el pueblo!») ejercieron tal presión sobre el entonces presidente Erich Honeckerque que terminaron obligándolo a renunciar el 18 de octubre de ese año. 

Tan solo un par de semanas más tarde, más precisamente en la noche de ese histórico 9 de septiembre de 1989 que, afortunadamente para los alemanes hoy parece muy lejano, cientos miles de germanos de ambos lados del paredón se dieron frente al Reichstag de Berlín para celebrar no la caída de esa frìa mole de cemento que no significaba otra cosa que la reunificación de Alemania y el comienzo de una  etapa mucho más promisoria para sus habitantes y las generaciones venideras.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Luis Rodriguez

Luis Rodriguez

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend