Domingo 25 de julio de 2021
INFORMATIVO | 30-06-2021 12:00

Encontraron un cráneo que puede ser de una especie humana desconocida

Fue hallado en el yacimiento, Nesher Ramla que está ubicado en la región central de Israel, junto a herramientas típicas de especies más antiguas que, según señalan sus descubridores, habrían llegado a Oriente Medio antes de que apareciera el Homo sapiens. 
Ver galería de imágenes

Los restos fragmentarios de un cráneo de color pardo hallados en el interior del yacimiento Nesher Ramla ubicado en una cantera en la región central de Israel, podría apuntar a la existencia de un antepasado humano desconocido hasta el presente.

Según un estudio publicado  en la revista Science, este insólito cráneo con rasgos más bien arcaicos solo tenía entre 120.000 y 140.000 años,  y presentaba características típicas de especies más antiguas de Homo que probablemente llegaron a Oriente Medio hace unos 450.000 años, un cuarto de millón de años antes de que apareciera el Homo sapiens en el planeta.

El extraño cráneo estaba rodeado de herramientas de piedra avanzadas que, según los paleontólogos a cargo del trabajo, generalmente han sido considerados obra del Homo sapiens de cerebro más grande, o posiblemente de neandertales.

A partir de este revelador hallazgo, ahora los investigadores están abocados de lleno a la tarea de poder determinar en qué lugar de árbol familiar de los homínidos podría encajar ya que, según revelaron, el espécimen no parecía coincidir con ninguna especie de Homo específica, ni siquiera con el Homo heidelbergensis.

0629_cràneo

Tal es así que muchos investigadores coincidieron en afirmar que el cráneo hallado en Nesher Ramla podría pertenecer a una nueva especie humana, desconocida hasta ahora.  

“Si bien creemos que es inexacto, incluso inapropiado, coger un espécimen tan aislado y clasificarlo como una nueva especie, lo cierto es que aquí tenemos una combinación única de características, lo que nos sugiere la presencia de varios tipos, pero no de especies”,  afirmó Israel Hershkovitz,  antropólogo de la Universidad de Tel Aviv y autor principal del estudio.

Por su parte, para la paleontóloga Hilary May, otra de las autoras de la investigación, las consecuencias son impresionantes. “Dos grupos de Homo coexistieron en el levante durante casi 100. 000 años, intercambiando conocimiento y genes. Sabíamos que el Homo sapiens estaba en esta región en torno a esta época, pero hasta ahora carecíamos de pruebas de que aún existieran otros tipos de Homo en este periodo”, señaló.

0629_cràneo

Igualmente,  May reconoció que es muy poco probable que puedan realizar un análisis genético del homínido de Nesher Ramla y sus relaciones familiares. “En un yacimiento al aire libre en un entorno cálido como éste, el ADN se degrada mucho más rápido que en cuevas o climas más fríos”, dijo.  

A pesar de ello, la especialista confía en que tanto la ubicación del cráneo como su datación y sus características bien conservadas puedan contribuir a darle sentido a otros hallazgos en la región que hasta ahora han sido muy difíciles de clasificar.

Entre ellos se encuentran los dientes de homínidos que fueron encontrados en la cueva de Qesem, a unos 32 kilómetros al norte, muy similares al de Nesher Ramla, pero mucho más antiguos, ya que datan de unos 400.000 años.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend