Martes 21 de septiembre de 2021
INFORMATIVO | 02-06-2021 09:30

Descubren en Siria el monumento de guerra más antiguo del mundo

El histórico hallazgo estuvo a cargo de un grupo de arqueólogos egipcios mientras realizaban tareas de investigación en el noroeste de ese país. ¿En qué consiste, qué nombre le pusieron y de qué fecha data?
Ver galería de imágenes

Un grupo de arqueólogos egipcios descubrió, en lo que actualmente es la República Arabe Siria, un  montículo de tierra que, según afirman, es el monumento de guerra más antiguo conocido hasta ahora, ya que data del año 2300 a. C.

Según un artículo publicado en la revista Antiquity, se trata de una montaña de tierra, bajo la cual se encuentran enterrados los restos de soldados infantes y aurigas que, según los especialistas, fallecieron como consecuencia de una guerra interna y no por una invasión externa, como muchos suponían.

Cabe recordar que, en esos momentos, se estaban formando sociedades jerárquicas en la Mesopotamia, y en ellas a menudo estallaban conflictos internos.

0601_monumento

“La gente de la antigüedad honraba a los que murieron en la batalla, al igual que nosotros”, explicó la profesora Anne Porter de la Universidad de Toronto, Canadá, y autora principal del estudio. “No sabemos si fueron los vencedores o los perdedores de esa batalla. Sabemos que se llevaron los cuerpos de los muertos de algún otro lugar, quizás mucho después del evento, y los enterraron en un enorme montículo que era visible a kilómetros a la redonda”, agregó.

Por otra parte, la investigación logró demostrar que en el período comprendido entre los años 2700 a 2300 a. C., existía un asentamiento mesopotámico al norte de la pequeña montaña Jebel Bazi, de la cual si bien se desconoce su nombre real; los arqueólogos se refieren a ella como el complejo Banat / Bazi..

Durante las excavaciones, se encontraron hileras de montículos de tierra. Con 22 metros de altura y 100 metros de diámetro, el mayor de ellos recibió el nombre de Monumento Blanco porque estaba cubierto con yeso, lo que le permitía ser visto desde varios kilómetros, y fue el que los investigadores identificaron como el monumento de  guerra más antiguo conocido hasta el presente.

0601_monumento

De acuerdo a los especialistas a cargo del estudio, el memorial fue construido en tres etapas: primero apareció un pequeño montículo, que nunca fue excavado, más tarde, la gente construyó pequeños montículos que contenían huesos humanos en su parte superior y, por último, se levantaron las plataformas escalonadas en el borde del montículo.

Además, los arqueólogos encontraron numerosos fragmentos de huesos, algunos de los cuales pertenecían a personas, y otros a animales (posiblemente burros), aunque todavía no les fue posible determinar la especie exacta.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend