Lunes 23 de mayo de 2022
INFORMATIVO | 11-05-2022 12:34

Científicos españoles usan drones para estudiar el estado de las aguas de la Antártida

Mediante este novedoso sistema buscan develar el rol que tienen los pingüinos en el funcionamiento ecológico del Continente Blanco. Video.
Ver galería de imágenes

Con el objetivo de develar el papel que tienen los pingüinos en el funcionamiento ecológico de la Antártida, el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, España, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ICMAN-CSIC) acaba de poner en marcha un nuevo sistema de muestreo de aguas superficiales con drones en la Isla Decepción, ubicada en la Antártida.

Según explicó Erica Spavarenti, investigadora del ICMAN-CSIC a Frontiers in Marine Sciences, el estreno de este novedoso sistema tiene lugar en el marco del “PiMetAn (RTI2018-098048-B-I00)”, -un proyecto polar que cuenta con un equipo científicos multidisciplinario compuesto por doctores en Ciencias del Mar y Ambientales, Química, Biología y Geología, y que es coordinado, desde el ICMAN-CSIC, por el investigador Antonio Tovar-Sánchez-, gracias al cual los científicos han logrado alcanzar las zonas costeras y áreas inaccesibles, peligrosas o protegidas en la Antártida, además, de haberlo hecho de una manera menos intrusiva para la flora y la fauna locales.  

1105_drones antártida

Esta herramienta se diferencia de los métodos tradicionales de muestreo de aguas que implican la recogida manual desde la orilla, o diferentes técnicas de muestreo con dispositivos empleados desde embarcaciones, implicando múltiples cuestiones logísticas, organizativas y de personal encargado.    

Según explicaron los investigadores andaluces, los estudios de metales traza-hierro, cobre, zinc conocidos como esenciales, o los considerados tóxicos como el plomo y el cadmio-, suponen un reto adicional.  Debido a sus bajas concentraciones en las aguas marinas la contaminación de las muestras ha sido históricamente el principal obstáculo para la cuantificación fiable.   

Además, en este estudio realizado con drones, se presentó la aplicación de un nuevo sistema de muestreo de aguas superficiales de la Antártida: el Automatic Water Autosampler (AWA), que fue fabricado por la empresa española Dronetools.

1105_drones Antártida

“El sistema AWA consta de una bomba peristáltica, un filtro, un vaso colector y diferentes sensores, que, operado desde un dron, permite la recogida de muestras de agua in-situ, así como también la medida de parámetros físico-químicos, como la temperatura y la salinidad, entre otros”, relató Spavarenti.

 “Se trata del primer dispositivo para la recolección automática de muestras de agua que fue diseñado específicamente para la cuantificación de elementos trazas disueltos (<0.22 µm)”, comentó, por su parte, su colega y compañero de trabajo, Antonio Tovar-Sánchez.

1105_drones Antàrtida

 

“Gracias a su empleo, se han podido recolectar y analizar, por vez primera, muestras de aguas en determinadas zonas costeras en la Isla Decepción, en la Antártida”, concluyó el investigador andaluz.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend