Lunes 23 de mayo de 2022
INFORMATIVO | 28-03-2022 10:55

Estos son los drones kamikazes que Rusia está utilizando contra Ucrania

Fabricados por el Grupo Kalashnikov, tienen una autonomía de 30 minutos, son capaces de sobrevolar una zona hasta detectar su objetivo, lanzarse verticalmente sobre él y destruirlo por completo en cuestión de segundos. Videos.
Ver galería de imágenes

En otra demostración de su enorme poderío bélico, Rusia comenzó a utilizar una nueva y demoledora arma asesina contra Ucrania: un dron kamizake que es capaz de estrellarse en picada contra un blanco y hacerlo estallar en miles de pedazos en cuestión de unos pocos segundos.

Se trata de los drones KUB-BLA que fueron diseñados y fabricados por la división de drones Zala Aero, perteneciente al Grupo Kalashnikov, con el objetivo de matar y mutilar a seres humanos con una carga saturada de metralla.

Otras de las características que tienen estas pequeñas pero altamente destructivas aeronaves, también conocidas como  ”munición merodeadora” es  que son muy fáciles de transportar, tienen una alta precisión, son prácticamente silenciosas, se las pueden lanzar de forma encubierta y abortarlas hasta pocos segundos antes de que se alcancen los objetivos perseguidos.  

2803_drones rusos

A diferencia de la mayoría de los otros drones, en lugar de ser lanzados desde un tanque, avión, lanzacohetes o mortero, el KLUB-BLA vaga por una zona, observando como un halcón antes de lanzarse sobre su presa  para destruirla por completo.

Según explicó Brent Eastwood, experto en Amenazas Emergentes, este tipo de drones básicamente son máquinas de ataque que fueron diseñadas para aterrorizar tanto a civiles como a militares.

“Estas demoledoras granadas voladoras son la última escalada contra civiles y muestran lo desesperados que están los rusos por intentar sitiar las ciudades ucranianas y matar y herir a sus habitantes”, comentó el autor del libro “Humanos, máquinas y datos: futuras tendencias en la guerra”.

Además, este dron kamikaze fabricado por Rusia posee una autonomía de vuelo de 30 minutos, puede desarrollar una velocidad de hasta 130 kilómetros por hora, el proyectil puede ser lanzado al objetivo sin importar el terreno o si el objetivo está oculto o no, tanto en posiciones altas como bajas, se puede usar como parte de un enjambre de drones y su carga útil máxima es de 3 kilos.

Una vez lanzados al aire, pueden sobrevolar la zona de ataque hasta detectar un objetivo y luego atacarlo desde arriba siguiendo una trayectoria vertical, lo que, entre otras cosas, les permiten atacar las torretas de los carros blindados, agujereándolas como si estuvieran hechas de plástico, debido a que cuentan con  una protección de armadura mínima en la parte superior.

2803_drones rusos

“Se trata de un arma increíblemente difícil de combatir con los sistemas tradicionales de defensa aérea. El explosivo se puede lanzar al objetivo independientemente de lo bien escondido que esté”, explicó Sergey Chemezov, jefe de la compañía de armas rusa Rostec.

Cabe destacar que no es la primera vez que estos denominados drones kamizakes son utilizados en un conflicto bélico,  ya que mientras  en las guerras civiles que tuvieron lugar en Libia y en Siria fueron usados intermitentemente, su uso resultó crucial para la victoria de Azerbaiyán sobre Armenia en la Segunda Guerra del Alto Karabaj, en el año 2020.

 

En cuanto al dron KUB-BLA que recientemente apareció estrellado en las calles de la ciudad de Kiev, Ucrania, los especialistas creen que, probablemente, ya había sido utilizado por las fuerzas rusas en Siria, en la ciudad de Idlib, para eliminar objetivos de alto nivel y destruir vehículos que transportaban personas de interés.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend