miércoles 19 de febrero de 2020
31-07-2016 08:45 | BIKE

Tilcara en bicicleta y como nunca antes

Recorrer el norte del país en mountain bike no tiene comparación, ideal para los fanáticos de la adrenalina. Ver galería de imágenes

Allá por el 2010, Facundo Vázquez, Dan Hengen, Fernando Elías y Javier Costa se enteraron de que la ancestral senda que une Tilcara con Calilegua, en la provincia de Jujuy, había sido recorrida en bici. Fue entonces que empezaron a soñar en transitar ellos también aquel itinerario. Pero recién en el 2014 pudieron recabar más datos y conseguir algunos teléfonos y e-mails de contacto para poder realizarlo.

Estalactitas (2)

En octubre de 2015, hirviendo de entusiasmo, después de tanta planificación y entrenamiento, los bikers ya se encontraban en Tilcara a punto de empezar “la” travesía de sus vidas. Una chata los acercó hasta el punto de partida, a 3.270 msnm, y desde allí partieron con un cielo diáfano y una temperatura de 5 °C. Desde el principio, la montaña marcó sus pautas con un sendero en trepada y muchas piedras; y tal como lo habían previsto, varios tramos los tuvieron que realizar a pie. Se habían preparado dos días antes para el apunamiento con acetazolamida, una buena provisión de hojas de coca y oxígeno en aerosol: no querían confiarse y salir “con el cuchillo entre los dientes”, la montaña exige respeto.

Acarreando

La trepada a pie hizo que el almuerzo fuera tardío. Menú “a la lata” (sardinas, frutos secos de postre) y a la senda nuevamente. Esa primera tarde llegaron a una altura máxima de 4.150 msnm. La falta de oxígeno se hacía sentir, y mucho. Esa jornada inicial fue casi todo en subida, pero también hubo bajadas a más de 40 km/h, sin margen de error, ya que tenían abismo de un lado y montaña del otro. Debían embocarle a la senda esquivando piedras del tamaño de fititos.

Un error

Las horas pasaban y recién a las 18 llegaron al refugio de Huayra Huasi. La temperatura había caído 8 °C en unas horas y la cena fue nuevamente a la lata. El refugio contaba con luz eléctrica, mesas y sillas. Esa noche descansaron apenas abrigados con sus bolsas de dormir, a pesar del viento que aullaba sin parar.

Al día siguiente arrancaron temprano, por suerte con sol, pero el viento los cortaba con su frío. La senda era técnica, con muchas piedras sueltas y rodeada de picos de más de 4.000 msnm. Pese a algunas caídas sin graves consecuencias, en tres horas llegaron a las cercanías de Molullo. Allí cometieron un error: como este lugar se encuentra en un pequeño valle bajo el nivel de la senda, decidieron seguir y cargar agua más adelante.

La exigencia de bajar a 45 km/h, escupiendo piedras y de ahí trepar uno o dos kilómetros, muchas veces con la bici cargada en la espalda, más la fuerza del sol, hicieron que el agua se acabara a la hora y media. El agotamiento que produjo el esfuerzo físico en estado de casi deshidratación los llevó varias veces a situaciones peligrosas, por lo que decidieron descansar y estudiar su delicada circunstancia.

Vuelta a Tilcara (1)

El único lugar para reaprovisionarse estaba a 25 km con mucha subida por delante. Pero apareció una solución tecnológica: Fernando Elías había descargado el programa Orux Map a su celular y en éste se llegaban a ver algunas imágenes satelitales de un antiguo puesto. Ir hasta allí les implicó un leve desvío… ¡pero encontraron agua!

Nota publicada en Weekend 527, Agosto de 2016.

RIVERO31

Galería de imágenes

Etiquetas: Bike Tilcara Salidas Bicicleta Bicicleta Tilcara Qué Hacer Tilcara Opciones Turismo Tilcara
Aldo Rivero

Aldo Rivero

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario